¿Por qué el gato camina de lado?

Gato caminando

El gato es un animal que tiene una forma de caminar muy peculiar. Al posar sus patas en el suelo, las almohadillas mitigan el ruido que pudieran hacer, de manera que la inmensa mayoría de las veces sólo sabremos que lo tenemos cerca cuando realmente lo tengamos junto a nosotros. Pero, ¿por qué el gato camina de lado?

¿De qué le sirve pasar desapercibido? De mucho, tal y como te voy a contar a continuación.

Gato caminando

Cuando un gato camina, lo que hace es apoyar el peso del cuerpo en los dedos de la pata, y no en la mano en sí. Así, y como además sus garras son retráctiles, lo cual quiere decir que sólo las saca cuando lo considera necesario, puede andar sin apenas hacer ruido alguno. Tan sólo lo oiremos si corre rápido, pues entonces sí que podría apoyar en algún momento la parte donde está la almohadilla.

Pero aún hay más. Al echarse a andar, la secuencia del movimiento de sus patas es la siguiente: pata izquierda trasera, pata izquierda delantera, pata derecha trasera. Esto significa que, durante unos segundos, las patas de un mismo lado quedan suspendidas en el aire, que es por lo que se dice que el gato camina de lado. Con esto, puede pasar desapercibido y acercarse lo máximo posible a sus presas; al mismo tiempo, puede permanecer oculto para sus posibles depredadores.

Ahora bien, si nuestro amigo no se encuentra bien, si se tambalea, tiene dificultades para apoyar una pata, o si se siente desorientado, tenemos que llevarlo de forma urgente al veterinario. Lamentablemente, estos animales no están hechos de hierro: pueden caer enfermos y tener accidentes, igual que nosotros.

Como su cuidador, es nuestra responsabilidad ayudarle a volver a su vida normal. Si no lo hiciéramos, podríamos perderlo para siempre. Por este motivo, antes de siquiera pensar en adoptar a un gato, tenemos que ser conscientes de que cuidarlo implicará gastar dinero. Sólo si podemos permitírnoslo, podremos adoptarlo.

Ataxia, enfermedad vestibular en los gatos

Los gatos a veces caminan de lado

Hay tres tipos clínicos de ataxia: sensorial (propioceptiva), vestibular y cerebelosa. Los tres tipos producen cambios en la coordinación de las extremidades, pero la ataxia vestibular y cerebelosa también produce cambios en el movimiento de la cabeza y el cuello. La ataxia, en general, es una afección relacionada con una disfunción sensorial que produce pérdida de coordinación de las extremidades, la cabeza y / o el tronco. Si un gato sufre ataxia es posible que camine de lado y también que muestre otro tipo de características.

La ataxia sensorial (propioceptiva) ocurre cuando la médula espinal se comprime lentamente. Un síntoma externo típico de ataxia sensorial es la colocación incorrecta de los pies, acompañada de una debilidad progresiva a medida que avanza la enfermedad. La ataxia sensorial puede ocurrir con la médula espinal, el tronco encefálico (la parte inferior del cerebro cerca del cuello) y las ubicaciones cerebrales de las lesiones.

El nervio vestibulococlear transporta información sobre el equilibrio desde el oído interno al cerebro. El daño al nervio vestibulococlear puede causar cambios en la posición de la cabeza y el cuello, ya que el gato afectado puede sentir una falsa sensación de movimiento o puede tener problemas de audición. Los síntomas externos incluyen inclinarse, caminar de lado, caerse o incluso darse vuelta. Los signos vestibulares centrales suelen presentar cambios en los movimientos oculares, déficits sensoriales, debilidad en las piernas, múltiples signos de nervios craneales y somnolencia, estupor o coma. Los signos vestibulares periféricos no incluyen cambios en el estado mental, movimientos oculares verticales, déficits sensoriales o debilidad en las piernas.

La ataxia cerebelosa se refleja en la actividad motora descoordinada de las extremidades, la cabeza y el cuello, dando grandes pasos, dando pasos extraños, temblores en la cabeza, temblores corporales y balanceo del torso. Hay una insuficiencia en el desempeño de la actividad motora y en la preservación de la fuerza.

Síntomas

Los síntomas más comunes son:

  • Debilidad de las extremidades.
  • Inclinar la cabeza a un lado
  • Problemas de audición: no responde a la llamada en tono de voz normal
  • Tropiezos, balanceos…
  • Cambios en el comportamiento
  • Movimientos oculares anormales
  • Falta de apetito y náuseas

Causas

Los gatos caminan de forma elegante

Las causas más comunes son a nivel:

  • Neurológico
  • Vestibular – sistema nervioso central (SNC)
  • Vestibular: sistema nervioso periférico
  • Médula espinal
  • Metabólico

Diagnóstico

Si crees que tu gato camina de lado porque está padeciendo algunas de estas dolencias comentadas más arriba, entonces es necesario que le lleves al veterinario lo antes posible para que pueda evaluar su estado de salud. Tendrás que proporcionar al veterinario el historial completo del gato, la aparición de los síntomas y los posibles incidentes que podrían haber precedido a esta afección. Tu veterinario ordenará pruebas estándar, que incluyen un perfil químico sanguíneo, un conteo sanguíneo completo, un análisis de orina y un panel de electrolitos.

Las imágenes son cruciales para determinar si la enfermedad está localizada en el sistema vestibular periférico, la médula espinal o el cerebelo. La tomografía computarizada (TC), la resonancia magnética (RM), la mielografía y las radiografías de la columna vertebral pueden ser herramientas de diagnóstico útiles para los exámenes internos no invasivos.

Las radiografías de tórax y abdomen también son importantes para determinar si hay cáncer o infección fúngica sistémica. Se debe realizar una ecografía abdominal para verificar las funciones hepática, renal, suprarrenal o pancreática. Si se sospecha que la fuente de la enfermedad se encuentra en el sistema nervioso, se tomará una muestra de líquido cefalorraquídeo para análisis de laboratorio.

Tratamiento

El tratamiento al gato afectado por cualquiera de las condiciones descritas anteriormente, será tratado deteniendo de cuál sea la afección subyacente que padezca. En este caso, será el veterinario el encargado de escoger el tratamiento más acertado.

Si la ataxia no es grave puede tratarse de manera ambulatoria, en cambio de que sea grave quizá necesite una intervención inmediata, sobre todo cuando puede ser mortal. No le des medicamentos a tu gato sin consultar primero con tu veterinario.

También arquean la espalda

Los gatos, además de caminar de lado por juego o porque tiene dificultades de salud de algún tipo, también puede arquear la espalda. La espalda del gato es muy flexible, por lo que es capaz de curvarse en un arco bastante apretado, especialmente en comparación con los perros. Hay una serie de razones por las que los gatos arquean la espalda, pero estas son las tres principales.

Se va a defender

Primero, y esto se ve ampliamente en muchas imágenes populares en el otoño, es el del agresor del miedo. En esta clásica pose de Halloween, un gato arquea la espalda y muestra una piloerección (es decir, su cabello se eriza) como una forma de verse más grande cuando se enfrenta al peligro. Cuando un gato se muestra así, básicamente está diciendo: “Te tengo miedo, pero estoy listo para defenderme si te acercas”. El gato también puede dejar en claro que está listo para defenderse haciendo cosas como gruñir, silbar, escupir y mostrar los dientes. Si te encuentras con un gato que muestra este estado físico, la mejor respuesta es retroceder lentamente y darle al gato su espacio.

Artículo relacionado:
Cómo interpretar el lenguaje corporal de los gatos

Está jugando

Los gatos juegan

Los gatos también pueden arquear la espalda cuando juegan. Puedes diferenciar a este gato más juguetón del agresor por el hecho de que no gruñirá, silbará, escupirá ni mostrará los dientes. En cambio, es probable que participe en una variedad de comportamientos de saltos y carreras, que pueden estar dirigidos hacia otro gato , un juguete o una persona con la que el gato tiene una relación amistosa y se siente cómodo.

Se está estirando o desperezando

Finalmente, los gatos a veces arquean la espalda como parte del proceso de estiramiento, tal como lo hacemos los humanos, excepto que son mucho más flexibles que nosotros. Las posiciones felinas muy comunes incluyen el estiramiento de la cabeza y el pecho hacia abajo y la cola hacia arriba en el aire, las patas traseras estiradas hacia atrás mientras el peso se apoya principalmente en el estiramiento de las patas delanteras y el estiramiento de la espalda arqueada.

Entonces la espalda arqueada de tu gato podría significar “¡Quédate atrás!” “¿Ven a jugar conmigo?” o “¡Caramba, qué bien me siento!”

Los gatos son animales curiosos

Ahora ya sabes por qué causas tu gato puede estar caminando de lado… Puede no ser nada o motivo para acudir a tu veterinario lo antes posible.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.