Mi gato se tambalea al caminar, ¿cómo ayudarle?

La forma que tiene el gato de caminar es elegante, y muy curiosa ya que en realidad son los dedos de sus patas (y no los pies en sí mismos) los que soportan todo el peso del animal; algo muy similar a lo que hacen los bailarines de ballet cuando están demostrando su arte 🙂 .

Sin embargo, cuando surgen problemas es imposible evitar preocuparse. Por eso, si te estás preguntando por qué mi gato se tambalea al caminar, a continuación te explicaré por qué puede ocurrir esto y qué es lo que se debe de hacer para que el peludo mejore lo antes posible.

¿Qué es el equilibrio?

El equilibrio, es decir, aquello que nos mantiene a todos en una posición adecuada teniendo en cuenta nuestro cuerpo, está muy asociado con un líquido que se encuentra en el oído medio. Cuando nos mareamos, es porque ha pasado algo que ha desestabilizado dicho líquido.

Para entenderlo mejor, imaginemos que llevamos un vaso con agua. Vamos con mucho cuidado de que no se nos caiga, pero ante cualquier empujón inesperado esa agua se mueve mucho y puede que parte acabe precisamente en el suelo. El líquido que tenemos en los oídos sería como esa agua que contiene el vaso.

¿Por qué se tambalea mi gato?

Son diversos los motivos por los que el gato se puede tambalear:

Otitis

La otitis es una infección en el oído causada por múltiples razones: ácaros, presencia de objetos extraños (como espigas), traumas en la zona o una bajada de defensas. Los síntomas son: picor intenso lo que le lleva a rascarse mucho, malestar general, sacudidas de la cabeza, herida autoinducida (por el rascado), además de los que pueda tener si está enfermo (pérdida de apetito y/o de peso, vómitos, etc.).

En cualquier caso, hay que llevarlo al veterinario para que nos diga qué es lo que tiene y qué hay que hacer para ayudarle.

Traumatismos

Que el gato siempre cae de pie y que tiene siete vidas es una gran mentira. Para que caiga sobre sus cuatro patas debe de caer (o saltar) desde una altura que le permita girar su cuerpo, pero no hay que olvidar que es un ser vivo que, como todos, tienen solo una vida. Si se cae sobre algo o si en ese momento pasa un coche e impacta con él o lo atropella, lo pasará mal.

Si está siempre en casa será difícil que sufra accidentes tan graves, pero puede ocurrir que, sin darnos cuenta, lo pisemos por ejemplo, o que se nos caiga algún objeto pesado. En la mayoría de los casos, el reposo será suficiente, pero si se queja mucho, si no apoya la pata o si lo vemos realmente mal, hay que llevarlo al veterinario para que le haga una radiografía, le dé medicamentos para calmar el dolor y le vende si es necesario la pata.

Problemas medulares

Si el gato tiene debilidad en el tren trasero o no utiliza apenas las patas traseras, puede ser que tenga problemas medulares. Y es que tanto el cerebelo como el sistema nervioso periférico son los responsables de la movilidad del gato, por lo que si existen problemas en esas zonas , como una hernia discal por ejemplo, puede mostrarse tambaleante cuando camine.

Por eso, si muestra esos síntomas hay que llevarlo urgentemente al veterinario puesto que podría requerir una intervención quirúrgica.

Dieta inadecuada

Somos lo que comemos. Si a nuestro gato le damos una alimentación rica en cereales lo más probable es que acabe teniendo problemas de salud por falta de nutrientes y proteínas que su cuerpo necesita. No podemos olvidar que es carnívoro, lo cual significa que debe comer carne.

Así que para evitar problemas es importante leer la etiqueta de los ingredientes y quedarnos únicamente con aquellos que lleven, como mínimo, un 70% de proteína animal (y no vegetal).

Y con esto terminamos. Esperamos que el artículo te haya sido de utilidad y puedas saber por qué tu gato tambalea.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:

CamasÁrbolesComida


Categorías

Enfermedades

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos pequeños felinos son muy independientes, pero lo cierto es que son unos grandes compañeros y amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.