Mi gato no deja que lo bañe ¿qué puedo hacer?

Los gatos no deben bañarse

Aunque muchas personas piensen que los gatos no deben bañarse nunca, ya que son animalitos muy limpios que se encargan solos de su propia higiene diariamente, es importante que tengamos en cuenta que para ayudarlos a mantener una piel y un pelaje impecable, libre de parásitos o de enfermedades cutáneas, a veces deberemos de bañarlos.

Sin embargo, a pesar que muchos de estos animalitos no ponen resistencia a la hora de meterlos al baño y meterlos en el agua, otros, pueden convertirse en temibles criaturas que pelearán incansablemente para no ser bañados. Así que si tu gato es uno de estos animales que no se deja bañar, es importante que sigas leyendo esta nota para saber que hacer.

Acostúmbralo poco a poco y de forma gradual

Los gatos no deben bañarse

A los gatos, en general, no les gusta el agua (aunque por supuesto hay excepciones). Lo más habitual es que se alejen de las bañeras llenas de agua, es por eso por lo que es muy importante acostumbrarlos poco a poco. Sin prisas. Para convertir el baño en algo normal, lo primero que deberás tener en cuenta es que deberás hacerlo progresivamente, no puedes bañarlos como lo harías con un niño o un bebé, ya que los gatos no son seres humanos.

También deberás tener en cuenta la temperatura del agua, la cual ha de estar caliente pero no demasiado (a unos 37ºC) y los productos que utilizas para llevar a cabo esta tarea, que estarán específicamente diseñados para aplicarse en gatos; esto es, NO debes usar nunca champús ni demás que sean para perros, ya que podrían contener sustancias tóxicas para el felino, como las permetrinas.

Durante las primeras veces recomendamos simplemente acostumbrarlos al sonido del agua. Dales premios mientras lo escuchan para que lo asocien con algo positivo. Luego, cuando haya pasado un poco de tiempo, coge una esponja suave y métela en el agua, sin jabón ni nada, a continuación escúrrela y pásala por la cabecita de los animales, con suavidad.

Las próximas veces, debes ir mojándolos suavemente, hasta que se encuentren totalmente emparamados. Es en ese momento, en que deberás aplicarles el jabón o champú con suavidad, y evitando la cabeza para que no se asuste o se estrese más de lo que puede estar en este momento.

Una vez que lo tengas totalmente enjabonado, deberás empezar a mojarlo nuevamente. Cuando hayas terminado, debes recordar que tienes que secarlo, de nuevo siendo muy suave y evitando los tirones. No olvides que al terminar todo el proceso del baño, será conveniente que le des un premio, para que él sepa que se comportó correctamente y que al terminar los baños siempre recibirá algo a cambio.

Deberás ir mojándolos lentamente con un agua que se encuentre más o menos a temperatura corporal, para que el gato no sienta el cambio de manera muy agresiva.

Báñalo solo si es necesario

Los gatos no suelen querer bañarse

Los gatos no son animales que tengan que bañarse. Ellos dedican buena parte de su vida a acicalarse. De hecho, en su lengua hay pequeñas garfios en los que quedan enganchados los pelos muertos y la suciedad que pueda haber en ellos. Casi se podría decir que están obsesionados con su higiene, lo cual es lógico: si bien son depredadores, también pueden ser presas de otros animales más grandes, por lo que hacen lo que sea para ocultar su olor corporal. Una forma de reducir ese olor es manteniéndose bien limpios.

Aunque está claro que viviendo dentro de una casa no tienen de qué preocuparse, el instinto… es el instinto. No se puede hacer nada para cambiarlo.

¿Se puede bañar a un gato de 1 mes?

Es habitual encontrarse a un gatito en la calle o en un refugio y, tras adoptarlo, llevarlo al hogar y darnos cuenta de que está lleno de pulgas y/o garrapatas. ¿Qué hacer en estos casos? Bueno, en esta situación darle un buen baño sí que es muy recomendable, pero solo si se pone en marcha la calefacción en el cuarto de baño media hora antes.

Los gatitos tan pequeños no pueden regular su temperatura corporal, así que hay que tener mucho, mucho cuidado con exponerlos a los cambios bruscos de temperatura.

Después del baño, sécalos a consciencia con una toalla.

¿Se puede bañar a un gato en seco?

Teniendo en cuenta que a los gatos no les suele gustar bañarse, si necesitan un baño puedes utilizar champú seco para estos animales, como este que venden aquí. Lo aplicas por todo su cuerpo, dejas actuar unos minutos, y luego se lo quitas con un peine.

¿Puedo bañar a mi gato con shampoo o gel normal?

No. El pH de la piel del gato es distinto al de la piel humana. Los champús y geles que nosotros, las personas, utilizamos son muy fuertes para los gatos, tanto, que dañarán su dermis, que es una capa de grasa que en su caso es muy fina.

Como consecuencia de ello, podrían tener la piel irritada, se les puede caer el pelo y además podrían sentirse mal. Más información:

Artículo relacionado:
¿Puedo bañar a mi gato con champú normal?

¿Cuántas veces hay que bañar a los gatos?

Ninguna. Solo si están realmente sucios y/o han dejado de acicalarse.

Espero que te haya sido de utilidad.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida