Cómo mejorar el entorno del gato

Queremos a nuestro gato. Nos preocupamos por él y hacemos todo lo posible para que sea feliz. Pero si es la primera vez que convivimos con uno, puede que no estemos haciendo algunas cosas del todo bien, lo cual es completamente normal.

Este increíble felino tiene un carácter muy especial, que nada tiene que ver con el que tiene el perro, de modo que conocerlo lleva tiempo. Sin embargo, a continuación te voy a explicar cómo mejorar el entorno del gato, dándote muchos consejos para que tanto él como tú tengáis una convivencia muy agradable.

¿Qué es lo que le gusta a mi gato?

Gato relajado

Cuando queremos mejorar el entorno de nuestro amigo tenemos que formularnos esta pregunta para saber qué es lo que tenemos que hacer a partir de ahora. Podemos mirar documentales sobre felinos domésticos y nos podremos hacer una idea de los gustos generales que tienen ellos, pero no de los de nuestro propio gato.

Cada uno de ellos es único e irrepetible. Cada gato tiene su propia personalidad, sus propias necesidades y sus propios gustos, así que no queda otra que dedicar un tiempo a conocerlo, a observarlo. Sólo así podremos saber cómo mejorar su entorno.

Pon el comedero y el bebedero en un sitio tranquilo

Comedero de acero inoxidable

Al gato le gusta comer tranquilo, en una zona lo más alejada posible de donde la familia haga vida. El ruido que hacemos a diario, como cuando vamos a recoger la basura, cuando ponemos en marcha la lavadora o cuando lavamos los platos, puede hacerle sentir bastante incómodo hasta el punto de que puede terminar comiendo demasiado rápido.

Para evitarlo, debemos de colocar su comedero y bebedero en una habitación tranquila, como puede ser el dormitorio, y siempre lo más lejos posible del arenero, ya que de lo contrario lo más probable es que no coma.

Regálale un lugar de descanso cómodo

Gato durmiendo

Como sabemos, este peludo puede pasar muchas horas durmiendo (entre 16 y 18h si es adulto, más si es joven). Durante todo ese tiempo, va a necesitar estar, no sólo en una cama que sea lo más cómoda posible, sino también en una habitación donde pueda descansar tranquilo.

Desde aquí, me gustaría recomendarte que lo dejaras dormir en tu dormitorio ya que éstos son habitaciones en la que sólo se suele entrar cuando se limpian o cuando se va a dormir, de tal forma que el peludo podrá dormir durante horas sin ser molestado.

Si no quieres que duerma en tu cama, cómprale una para él en una tienda de animales. Hay muchos modelos: tipo cueva, tipo alfombra, con cojín… Escoge la (o las) que más te guste/n y enseña a tu gato ya desde el primer día donde debe dormir, cogiéndolo en brazos suavemente, poniéndolo en ella y dándole premios.

Mejora la estimulación visual y mental

Gato viendo por la ventana

Si tenemos en cuenta que puede llegar a vivir 20 años y que lo más probable es que no salga al exterior nunca, la estimulación tanto visual como mental es muy importante para que esté sano y feliz. Así, siempre que podamos es muy aconsejable mejorar el acceso a repisas, baldas o hamacas junto a las ventanas para que pueda ver la calle, poniendo por supuesto tela metálica (rejilla) para evitar que se escape o que se haga daño.

Además, es conveniente que en casa hagamos algunos cambios para que se mantenga entretenido, poniendo por ejemplo estantes a diferentes alturas con golosinas para gatos para que tenga que subir si quiere cogerlos; comprándole uno o varios rascadores para que juegue y, de paso, se afile sus uñas en ellos y/o regalándole algún juguete interactivo que encontraremos a la venta en tiendas de productos para animales.

Utiliza sus juguetes para que esté contento

Gato jugando

A veces ocurre que compramos juguetes para nuestro amigo pensando que él jugará solo, pero la realidad es que sólo jugará con ellos si nosotros jugamos con él. Si caemos en el error de creer que se lo va a pasar bien solo, acabaremos teniendo un gato que estará aburrido y que no va a hacer nada más que comer, beber y dormir. Por ello, es fundamental que se compren juguetes que, sabemos, que vamos a usar para hacer feliz a nuestro amigo. Él se lo merece, y nosotros nos lo pasaremos muy bien 😉 .

Tiene que haber al menos dos sesiones de juego con una duración de entre 10 y 15 minutos cada una, durante las cuales jugaremos con pelotas, plumeros y/o peluches. Eso sí, cuando estén muy gastados o rotos, hay que sustituirlos por otros nuevos.

Adapta tu hogar a tu gato discapacitado o con problemas

Gato viejo con su humano

Si el gato tiene alguna discapacidad o si tiene problemas en las articulaciones, es fundamental que el hogar en el que viva esté adaptado a sus necesidades. Así, si por ejemplo tiene dolor en sus patas, su cama debe ser ortopédica para que pueda descansar mejor, y su comedero y bebedero deben de estar cerca de donde duerma para que no tenga que caminar mucho.

En el caso de que esté ciego, es aconsejable darle un tipo de comida, ya sea pienso o natural, que huela mucho, puesto que su sentido del olfato lo tendrá aún más desarrollado y se guiará por él. Le pondremos el bebedero justo al lado de su comedero para que de esta forma tan sólo tenga que inclinar un poco su cabeza.

En el caso de que tenga sobrepeso, lo que podemos hacer es ponerle el comedero encima de una mesa alta y una silla al lado para que tenga que subirse a ella, o colocarlo en el rascador, el cual es especialmente recomendable que sea de los que toquen el techo y que tenga varios postes. Así, poco a poco, irá recuperando su peso ideal al hacer ejercicio… y casi sin darse cuenta 😉 .

Protege a tu gato de los cables

Gato con ojos verdes

Por experiencia te puedo decir que al gato, especialmente si es joven, le encanta mordisquear todo lo que encuentra, incluyendo el cable del cargador del móvil, el de los auriculares, el del teléfono fijo, el de Internet,… en definitiva, cualquier tipo de cable. Hay algunos que no son peligrosos si los rompe, pero hay que tener mucho cuidado con los que van conectados a la red eléctrica ya que podría electrocutarse.

Así pues, si lo vas a dejar solo, aunque sea sólo un par de horas, pon los cables justo detrás de los muebles, y pega éstos lo más cerca posible de la pared para que no se vean. Otra opción es cubrirlos con cartón o cintas y pulverizarlos una vez envueltos con repelente para gatos.

Quiérelo y respétalo

Humano y gato

Es el último consejo que te doy, pero el más importante. Es lo básico. Querer y respetar a un gato es fundamental para que la convivencia sea agradable para todos. Cada día hay que darle muchas muestras de cariño y confianza, así le haremos sentir lo mucho que nos importa. Pero, ojo, sin agobiarlo, que del mismo modo que nosotros le ponemos límites para evitar que se haga daño, él también nos pone los suyos propios cuando no quiere que le continuemos acariciando.

Con estos consejos tu peludo y tú seréis muy felices.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *