¿Los gatos pueden comer jamón?

Gatito

¿Te imaginas estar comiendo una tostada con jamón y que tu gato se quede sentado a tu lado mirándote hasta que le das un trozo? Pues eso es lo que suele pasar, y demasiado a menudo. Lo que ocurre es que para hacerle contento se lo damos sin pensar en las consecuencias que puede tener ese gesto.

Y ahora es cuando nos preguntamos si los gatos pueden comer jamón. Si tienes dudas, a continuación te las resolveré.

¿Le puedo dar jamón a mi gato?

Los gatos pueden comer jamón en cantidades pequeñas

Como sabemos, tenemos el serrano y el de York. Los dos son distintos: mientras que el primero suele ser muy salado y un poco difícil de cortar con las manos (sobretodo si es un trozo grueso), el otro es más suave y fácil de cortar y masticar, por lo que a menudo es el elegido para darle al gato.

Aún así, tenemos que saber que el riesgo de que le siente mal es algo de lo que debemos de preocuparnos:

Jamón salado o serrano

Si les damos una vez de tanto en cuanto no va a pasar nada (puede que tengan gases o hagan las heces un poco blandas, pero a excepción de eso no es algo de que lo tengamos que preocuparnos), pero si lo hacemos diariamente correremos el riesgo de que acaben teniendo problemas en los riñones. El jamón salado o serrano como también se conoce, es rico en sales, las cuales pueden causarles cálculos renales o hepáticos.

Jamón de York

El jamón de York o dulce es distinto, sobretodo si es bajo en sal. A los gatos también les suele gustar mucho, por lo que no vamos a tener problemas en que se lo coman. Ahora bien, se los tenemos que dar a modo de premio, no como comida principal, puesto que de lo contrario acabarían teniendo problemas por la falta de nutrientes y minerales que les aporta, por ejemplo, un pienso seco de alta calidad o la dieta Barf.

¿Qué alimentos se le pueden dar a los gatos?

Si nos gustaría que comiera comidas más naturales y no tanto pienso, le podremos dar lo siguiente:

  • Frutas: peras, sandías, melocotones, manzanas (como premio) y fresas.
  • Verduras: zanahorias hervidas, guisantes hervidos, calabaza hervida, pepino crudo, lechuga cruda, alubias verdes y boniatos.
  • Carne: de vaca, pollo o pavo. Siempre sin hueso y algo hervida.
  • Pescado: cualquiera si es fresco y se hierve antes de servir.

¿Qué NO se le puede dar a un gato?

Las uvas son tóxicas para los gatos

Hay muchos alimentos que los humanos consumos habitualmente pero que al gato le sientan muy mal. De hecho, hay algunos que le son muy dañinos y que, por lo tanto, debemos de evitar a toda costa:

  • Aguacate: contiene Persina, que es una sustancia fungicida tóxica para los gatos.
  • Cítricos: los limones, las naranjas, los pomelos, etc. causan diarrea y dolor de estómago.
  • Uvas y pasas: afectan a los riñones, y causan malestar físico y diarrea.
  • Ajo, cebolla, cebollino y similares: en dosis altas pueden causar anemia.
  • Hojas, tallos y brotes verdes de la patata: contienen solanina, que es muy perjudicial también para los humanos. Como mínimo, causa diarrea y malestar, pero en dosis altas puede resultar fatal.
  • Tomate: contiene, además de solanina, tomatina, que puede ser letal en dosis altas.
  • Té, café, chocolate: estos tres contienen teobromina, que afecta al sistema nervioso causando así convulsiones. Además, puede sufrir vómitos, diarrea, deshidratación, úlceras y hasta la muerte.
  • Sal: causa problemas renales e hipertensión en dosis altas.
  • Azúcar: puede causar vómitos, letargo, e insuficiencia hepática.
  • Comida para perros: el pienso para perros contiene menos proteína animal que el de para gatos, ya que los canes no necesitan tanto. Asimismo, los felinos también precisan taurina para que su salud visual sea buena, puesto que su cuerpo no la produce por sí mismo. Por lo tanto, si se les da pienso para perros más pronto que tarde podríamos ver que los gatos pierden peso y salud.
  • Alcohol, drogas,… estimulantes en general: si ya pueden ser dañinos para nosotros, para el gato son muy peligrosos pudiéndoles causar la muerte.
  • Medicamentos sin receta veterinaria: los medicamentos no son alimentos, pero quería aprovechar para mencionarlos. Nunca hay que medicar a los gatos sin antes haber consultado con un profesional. Las aspirinas, el ibuprofeno, el paracetamol… todo esto es MUY tóxico para los gatos.
    Si tu peludo está enfermo, llévalo al veterinario lo antes posible. No juegues con su salud.

Gato adulto

Espero que este artículo te haya sido de utilidad 🙂 . Ten en cuenta que si tu gato ya tiene algún problema renal o sospechas que puede tenerlo, no debes darle nunca alimentos que tengan sal, ni siquiera jamón de York. Su salud es lo primero, de modo que cuando te mire con esa carita felina pidiéndote algo, ahora sabrás si se lo podrás dar o por el contrario será mejor que no.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.