Leishmaniasis en gatos, una enfermedad peligrosa y desconocida

Aunque la leishmaniasis es una enfermedad más propia de los perros que de los gatos, la triste realidad es que no solo les afecta también a los felinos sino que además puede llegar a ser muy peligrosa si no reciben tratamiento a tiempo.

Por este motivo, te vamos a explicar qué es la leishmaniasis en gatos y cuáles son los síntomas para que te sea algo más fácil reconocerla.

¿Qué es?

La leishmaniasis es una enfermedad transmitida por flebotomos (un tipo de mosquito). Las portadoras de la leishmania, que es un protozoo, son las hembras del insecto ya que son las que se alimentan de la sangre del animal, ya sea persona, perro o gato.

Una vez que el protozoo ha sido inoculado a través de la picadura, se difundirá por la piel (Leishmaniosis cutánea) o por determinadas vísceras (Leishmaniosis visceral). En el caso del gato debes saber que solo la tendrá si su sistema inmune está comprometido, por ejemplo debido a una enfermedad grave como el virus de la inmunodeficiencia felina (FIV).

¿Cuáles son los síntomas?

Dependerá del tipo de leishmaniosis que tenga:

  • Cutánea: inflamación de la piel con alopecia, ulceraciones, formación de nódulos y pústulas, engrosamiento de la piel, despigmentación de nariz y dedos, descamación, pelo opaco y quebradizo, entre otros.
  • Visceral: pérdida de peso, aumento del hígado (y, por lo tanto, aumento del tamaño del abdomen), disminución de la actividad, apatía, depresión.

¿Cómo se diagnostica?

Si sospechamos que nuestro gato la puede padecer, tenemos que llevarlo lo antes posible al veterinario. Una vez allí, le harán un test de leishmaniosis (consiste en tomarle una muestra de sangre para analizar si tiene protozoos inoculados). En el caso de confirmarse, le pondrá un tratamiento.

¿Cómo se trata?

El tratamiento de la leishmaniasis en gatos todavía está un poco en la fase experimental. Como son animales que no suelen estar fuera, el riesgo de que enfermen es muy bajo. Así y todo, el veterinario puede optar por administrarle alopurinol o antimoniato de meglumina. El uso de permetrinas en estos animales está totalmente desaconsejado, ya que son tóxicas para ellos.

Esperamos que te haya sido de utilidad.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:

CamasÁrbolesComida


Categorías

Enfermedades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.