¿Cuáles son los síntomas y el tratamiento de la ictericia en gatos?

La ictericia en gatos es un síntoma grave

Si convives con un gato al que adoras querrá que siempre esté sano, pero la realidad es que como ser vivo que es, a lo largo de su vida puede caer enfermo más de una vez. Aunque hay enfermedades más graves que otras, cuando uno de sus síntomas es la ictericia tendrás que preocuparte más si cabe.

Por eso, te vamos a explicar todo sobre la ictericia en gatos: sus causas, los síntomas y más. Primero, te contaremos qué es la bilirubina, de esta manera podrás entender un poco mejor todo lo que te explicamos después.

¿Qué es la bilirrubina?

La bilirrubina es un producto que se forma cuando degradan los eirotrocitos (los glóbulos rojos) cuando acaban su ciclo vital (que es de 100 días) y se destruyen en la médula ósea y en el bazo. Pasan de tener su color rojizo natural a ser amarillentos, y es cuando se convierte en bilirruibina.

Es un proceso complejo donde la hemoglobina primero se transforma en biliverdina y luego en bilirrubina soluble en grasa. Ésta se libera en el torrente sanguíneo y viaja hasta el hígado junto con una proteína.

Cuando llega al hígado, se transforma en bilirrubina conjugada y se acumula en la vesícula biliar. Cada momento en que vesícula se vacía hacia el intestino delgado un poco de bilirrubina sale con la bilis y bacterias. Esto se transforma en pigmentos normales: la estercobilina (que da color marrón a las heces) y el urobilinogeno (que da el color amarillento a la orina).

¿Por qué aparece la ictericia en gatos?

El gato enfermo con ictericia necesita cuidados

Como te has podido dar cuenta por lo comentado en el punto anterior, el trabajo del hígado es clave en todo el proceso. La ictericia aparecerá en el gato cuando su organismo no puede excretar la bilirrubina y otros componentes biliares.

Síntomas de la ictericia en gatos

La ictericia en sí misma ya es un síntoma que indica que el gato está teniendo problemas de salud. Aunque merece la pena destacar que la señal más evidente de este trastorno es el color amarillento.

Este color amarillento en la piel se puede encontrar en la boca, orejas y en las zonas donde no hay pelaje y se puede ver la piel del gato.

¿Qué es la ictericia?

La ictericia es la pigmentación amarillenta de la piel, orina, suero y órganos por la acumulación del pigmento que se conoce como bilirrubina en la sangre o en los tejidos. La bilirrubina se forma cuando los glóbulos rojos llegan al final de su vida, la cual dura unos 100 días. Estos glóbulos son destruidos en el bazo y en la médula ósea, y a partir de la hemoglobina, que es el pigmento que les daba el color, se forma la bilirrubina. Esta es liberada a la circulación y viaja al hígado junto con una proteína.

En el hígado se transforma en bilirrubina conjugada y es almacenada en la vesícula biliar. Cada vez que la vesícula es vaciada hasta el intestino delgado, un poco de bilirrubina sale con los componentes de la bilis. Por último, y tras la acción de varias bacterias, se transforma en otros pigmentos: la estercobilina (el color de las heces) y el urobilinogeno (el de la orina).

Tipos

Icteria hepática

Cuando ocurre es porque algo falla en el hígado; no puede cumplir su misión y no es capaz de sacar la bilirrubina que va entrando. Las células hepáticas (hepatocitos) excretan este pigmento hacia los canalículos biliares que recorren el entramado celular, que pasa a la vesícula biliar.

Por otra parte, cuando las células tiene alguna afección patológica o están inflamadas y no puede pasar la bilirrubina al entramado de los canales biliares, es cuando ocurre la colestasis intrahepática.

Por lo tanto, se da cuando el hígado no puede liberar la bilirrubina. Las causas más comunes son:

  • Hepatitis felina
  • Cirrosis biliar
  • Lipidosis hepática
  • Neoplasia
  • Alteraciones vasculares

Ictericia posthepática

Se da cuando la bilirrubina se acumula fuera del hígado a causa de una obstrucción. Las causas más comunes son:

  • Pancreatitis
  • Neoplasia en el duodeno y en el páncreas
  • Rotura del conducto biliar

Ictericia no hepática

Se da cuando se produce un exceso de bilirrubina de manera que el hígado no es capaz de dar salida al pigmento como consecuencia de la rotura de los glóbulos rojos. Las causas son:

  • Hipertiroidismo
  • Tóxicos
  • Infecciones víricas o bacterianas

¿Cómo se hace el diagnóstico?

Lleva a tu gato al veterinario si sospechas que tiene ictericia

Si sospechas que tu gato tiene ictericia tienes que llevarlo de inmediato al veterinario. Una vez allí, le harán un examen físico y una serie de pruebas, como análisis de sangre o una ecografía. Además, junto con la historia clínica podrá saber cuál puede haber sido la causa.

En los gatos que tienen ictericia es fácil encontrar enzimas hepáticas elevadas, aunque esto no indica una enfermedad hepatobiliar primaria o secundaria. Esto solo es una orientación pero siempre será necesario un estudio ecográfico y radiológico.

Incluso antes de esto, la historia clínica y la exploración básica permitirá al veterinario encontrar nódulos en tiroides, líquido en el abdomen (cistitis) y saber también si tiene algún tipo de exposición a fármacos hepatotóxicos.

En este sentido, la ictericia se entiende como un síntoma por alteraciones y por eso encontrar si realmente ocurre es necesario la relación de pruebas exhaustivas.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento dependerá mucho de la causa, la cual teniendo en cuenta que son muchas las enfermedades que presentan la ictericia como síntoma puede ser desde tomar antibióticos hasta un cambio de dieta. Lo que no se puede hacer nunca es automedicarlo sin antes haberle preguntado al veterinario, ya que de lo contrario podría resultar fatal.

Esperamos que te haya resultado útil. De esta manera, podrás tener la intuición de si tu gato está sufriendo esta condición y el caso que sea así, el veterinario podrá examinarle lo antes posible para encontrar el tratamiento más adecuado para su caso concreto.

De cualquier manera, ahora que ya sabes cuáles son los síntomas y el tratamiento de la ictericia en gatos, sabes un poco más para poder cuidar mejor la salud de tu gato.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)