El humo del tabaco afecta a los gatos

Cigarrillo

El humo del tabaco es muy perjudicial para la salud humana, y también y sobretodo felina. ¿Por qué? Porque su cuerpo es de un tamaño mucho menor que el nuestro, de modo que con una cantidad mínima se intoxica y puede enfermar.

Si eres persona fumadora, debes saber que el humo del tabaco afecta a los gatos de una manera mucho peor que en los seres humanos, por lo que es muy importante evitar que el peludo se vea expuesto a él.

¿Cómo afecta el humo del tabaco a los gatos?

El humo del tabaco afecta a los gatos

Básicamente, del mismo modo que a nosotros, tal y como señala la Dra. Carolynn MacAllister, profesora del Servicio de Extensión Veterinaria de la Universidad Estatal de Oklahoma (Estados Unidos):

Si fumar es dañino para el ser humano, tiene sentido que el humo del tabaco tuviera un efecto adverso en las mascotas que conviven con una persona fumadora. El humo del tabaco se ha relacionado con cáncer oral y linfoma en gatos, cáncer nasal y de pulmón en perros, así como cáncer de pulmón en pájaros.

¿Cuál es la dosis perjudicial?

En el caso de los gatos, se estima que la dosis tóxica de nicotina es de 1-2mg por cada kilo de peso. Una cantidad de tan sólo 8mg/kg resultaría fatal para el animal. Eso es prácticamente nada. Si se fuma mucho en casa, es demasiado fácil que los felinos se traguen esa cantidad todos los días.

¿Por qué es más perjudicial en el gato que en el perro?

El gato dedica mucho tiempo a asearse. El humo del tabaco se deposita en todo: en los muebles, en la ropa, en las cortinas… y también en el pelaje del felino. Éste, al lamerse, se traga las toxinas. El perro no suele acicalarse, por lo que no su salud no corre tanto peligro.

¿Cuáles son los síntomas o señales de alerta en los gatos que hay que tener presente?

Gato gris en sofá

Yo no soy fumadora, de hecho detesto el tabaco (no lo voy a negar), y aparte creo que tengo alergia al humo del mismo pues cada vez que me veo en la obligación de olerlo acabo estornudando y con picor en los ojos. Pero mi madre por ejemplo sí fuma, y no poco. Aunque lleva mucho cuidado de no hacerlo por casa (sale fuera, o al menos se va a alguna habitación de arriba y abre la ventana), la realidad no se puede negar: el humo o parte de él entra en el interior.

Los fumadores pueden no notarlo, pero los que no lo somos sí. Y los gatos también. Por eso, con el paso del tiempo hay algunos síntomas que podrían empezar a manifestarse en los felinos y que deben de preocuparnos:

  • tos
  • estornudos
  • secreciones nasales y oculares
  • dificultad para respirar (posible asma)

Obviamente, la visita al veterinario es obligatoria.

Artículo relacionado:
Asma felino, una enfermedad peligrosa

¿Se puede hacer algo para que a los gatos no les afecte el tabaco?

Lo más recomendable para todos, personas y gatos, es que los fumadores dejen de serlo. No será un camino fácil, pero desde luego siempre se puede pedir ayuda profesional. Si no, sé de gente que lo ha podido dejar con chicles, o incluso con cigarrillos electrónicos.

Pero mientras tanto, es muy importante que se mire de fumar fuera de la vivienda. Repito: el cuerpo de los gatos es pequeño, los pulmones también. Es muy resistente, pero contra las drogas no puede hacer absolutamente nada, y menos cuando se trata de una sustancia como el humo.

Si eso no es posible, o si hace mal tiempo, destinar una sola habitación de la casa para fumar, que tenga alguna ventana para que pueda ventilarse, y no dejar que el gato entre ahí bajo ningún concepto.

¿El humo de los porros afecta a los gatos?

El tabaco es tóxico para los gatos

Por supuesto que sí. Lo que para ti es diversión, para los gatos es una experiencia muy peligrosa por lo que decíamos antes: su cuerpo es mucho más pequeño que el de un humano.

En principio, si los gatos inhalan el humo de forma ocasional de una calada, podrían sufrir irritación en la garganta; pero si es de forma seguida, los problemas respiratorios aparecerán, e incluso en casos muy graves podrían llegar a tener cáncer en la boca o en la garganta.

El tabaco, los porros,… las drogas en general, no son ninguna broma. Cuanto más alejadas estén de nuestros compañeros peludos, mucho mejor pues así contribuiremos a que su vida sea todo lo larga que ha de ser, y sobretodo sana. Teniendo esto en cuenta, es muy recomendable dejar de fumar, o al menos, hacerlo fuera de casa para que nuestro amigo no se convierta en un fumador pasivo. Son nuestra responsabilidad. Por eso, es necesario que hagamos todo lo posible para que sean felices, porque como miembros de la familia que son, nos preocupan (o deberían de preocuparnos).

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida