El humo del tabaco afecta a los gatos

Cigarrillo

El humo del tabaco es muy perjudicial para la salud humana, y también y sobretodo felina. ¿Por qué? Porque su cuerpo es de un tamaño mucho menor que el nuestro, de modo que con una cantidad mínima se intoxica y puede enfermar.

Si eres persona fumadora, debes saber que el humo del tabaco afecta a los gatos de una manera mucho peor que en los seres humanos, por lo que es muy importante evitar que el peludo se vea expuesto a él.

¿Qué efectos le causa el humo del tabaco al gato?

Básicamente, los mismos que nos causa a nosotros, tal y como señala la Dra. Carolynn MacAllister, profesora del Servicio de Extensión Veterinaria de la Universidad Estatal de Oklahoma (Estados Unidos):

Si fumar es dañino para el ser humano, tiene sentido que el humo del tabaco tuviera un efecto adverso en las mascotas que conviven con una persona fumadora. El humo del tabaco se ha relacionado con cáncer oral y linfoma en gatos, cáncer nasal y de pulmón en perros, así como cáncer de pulmón en pájaros.

En el caso de los gatos, se estima que la dosis tóxica de nicotina es de 1-2mg por cada kilo de peso. Una cantidad de tan sólo 8mg/kg resultaría fatal para el animal.

¿Por qué es más perjudicial en el gato que en el perro?

El gato dedica mucho tiempo a asearse. El humo del tabaco se deposita en todo: en los muebles, en la ropa, en las cortinas… y también en el pelaje del felino. Éste, al lamerse, se traga las toxinas. El perro no suele acicalarse, por lo que no su salud no corre tanto peligro.

Gato gris en sofá

Teniendo esto en cuenta, es muy recomendable dejar de fumar, o al menos, hacerlo fuera de casa para que nuestro amigo no se convierta en un fumador pasivo.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *