Gatos híbridos

Gato de bengala adulto

El Felis catus es un animal al que poco a poco estamos conociendo realmente. Por el momento, lo que hemos ido descubriendo ha sido, cuanto menos, maravilloso: tiene un carácter y una personalidad similar, en algunas ocasiones, a los que podemos tener nosotros. Cuando un ser humano conoce a un felino considerado doméstico y se hace amigo de él, puede dar por sentado que esa amistad será pura y verdadera.

Pero, ¿ocurre igual con los gatos híbridos? Estos peludos han sido creados por y para las personas, las cuales querían tener un felino de apariencia salvaje pero que fuera dócil en casa. Y lo cierto es que, sí, lo han conseguido. Hoy día estos animales están ganando popularidad. ¿Los motivos? Los que conoceremos a continuación.

¿Cómo ”se crea” un híbrido?

Gato Toyger joven

Conseguir un híbrido es relativamente sencillo, ya que sólo tienes que cruzar a dos animales que pertenezcan a la misma subfamilia, en este caso, a dos gatos los cuales sean miembros de las subfamilias de los felinos o Felidae. Este grupo de animales carnívoros cuenta con varios géneros distribuidos en cuatro subfamilias que son: Felinae, Pantherinae, Machairodontinae y Proailurinae, estas dos últimas extinguidas.

Así pues, se podría cruzar por ejemplo un Felis margarita (gato del desierto) que pertenece al género Felis que se encuentra dentro de la subfamilia Felinae, con un Catopuma badia (gato rojo de Borneo) que pertenece al género Catopuma, el cual se encuentra dentro de la misma subfamilia.

Para hacer desaparecer el comportamiento salvaje, lo que se hace es estar muy pendientes de los gatitos: tenerlos mucho en brazos, hacerles mucho caso, y no dejar que la madre se haga mucho cargo de ellos, al menos las primeras generaciones, puesto que la madre es un animal salvaje, que tiene la genética intacta y que, por lo tanto, va a educar sus hijos como lo haría en estado natural. Y eso es precisamente lo que al ser humano no le interesa, pues él busca tener gatitos exóticos con un carácter dócil.

Poco a poco, y a medida que van surgiendo nuevas generaciones, se van consiguiendo que los nuevos híbridos sean peluditos, no domesticados, pero sí más hogareños y cariñosos que sus padres.

¿Cuáles son los gatos híbridos?

Estos gatos pertenecen a razas muy poco conocidas todavía, pero cada vez hay más personas que quieren compartir su vida con uno de ellos:

Gato bengalí

Un gato de bengala de color marrón

El bengalí es un gato híbrido del gato doméstico o Felis catus con el Prionailurus bengalensis (gato leopardo). Es un animal que se caracteriza por tener un pelaje atigrado, con las manchas de color negro muy marcadas. Es algo mayor que un gato doméstico, pesando de 7 a 8kg, y tiene bastante más energía.

Gato chausie

Gato Chausie en el hogar

El chausie es un gato híbrido entre el gato doméstico y el gato salvaje asiático (Felis chaus). Es un peludo que tiene una capa de pelo corta de un color muy similar al que tiene el puma. Su cuerpo es muy esbelto y ágil, además, es encantador 🙂 .

Gato cheetoh

Gatito de la raza cheetoh

Imagen – Keywordsuggests.com

El cheetoh es un híbrido entre la raza bengalí y el ocicat. La capa de pelo es moteada, como la de un guepardo, que es lo que le da el nombre (cheetah en inglés significa leopardo).

Gato savannah

Ejemplar joven de Savanaah

El savannah es el ”peso pesado” de los gatos domésticos o en proceso de domesticación. Son híbridos de gato doméstico con serval (Leptailurus serval) que pueden pesar unos 20kg si es F1 o F2. El carácter se asemeja cada vez más al que tiene el Felis catus; sin embargo, aún esperan que se vuelva más dócil y más pequeño.

Gato toyger

Gato adulto de la raza toyger

El toyger es una variedad del bengalí. Las manchas son más estrechas, de manera que recuerda más a los tigres. A este felino, al igual que al bengalí, le encanta correr y explorar su hogar, especialmente si dispone de un jardín o patio donde tomar el sol.

¿Cuánto cuesta adquirir uno?

Conseguir uno de estos gatos es difícil. En los Estados Unidos son muy populares y se crían más, pero en el resto del mundo es complicado. A ello hay añadirle el precio: no son baratos. Como mínimo te puede costar 800 euros, pudiendo valer perfectamente mil euros o incluso más dependiendo de cuál te interese y de dónde lo adquieras.

Además, hay que informarse antes sobre la legislación sobre la tenencia de animales híbridos puesto que en algunas zonas está prohibido, como en Australia.

¿Qué cuidados requieren los gatos híbridos?

Hay que tener muy en cuenta que un gato doméstico común no es un gato híbrido. Esto, aunque sea una obviedad, es muy importante tenerlo presente. Los híbridos son el resultado de un cruce de un animal salvaje con otro domesticado, de manera que para que sean felices necesitarán hacer más ejercicio que un felino común europeo por ejemplo, y ya ni digamos que un persa.

Por eso, es muy recomendable enseñarles a pasear con correa desde muy jóvenes, pues de mayores van a necesitar salir a la calle a no ser que se adapte la casa a ellos, lo que significaría poner rampas, estantes a diferentes alturas, árboles rascadores y demás para que puedan hacer ejercicio.

¿Vale la pena compartir tu vida con ellos?

Depende de lo que busque cada uno. Es una decisión muy personal. Si tienes tiempo y ganas, y también dinero, por supuesto que sí; ahora bien, si lo quieres sólo porque es exótico quizás debas replantearte si realmente quieres tener un compañero peludo de vida.

¿Qué opinas de los gatos híbridos?

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Gatos

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *