¿Cuáles son las etapas de la vejez en gatos?

Nadie quiere que la vida de su gato se termine, pero la triste realidad es que es un animal que vive bastante menos que los seres humanos. Crece tanto en tan poco tiempo, que en apenas un año pasa de ser un tierno y dulce cachorrito a un adulto, juguetón, pero adulto.

Cuando llega a los 10 años, ya se considera oficialmente viejo. ¿Qué le ocurrirá a partir de ahora? Vamos a verlo. Sepamos cuáles son las etapas de la vejez en gatos.

Si bien las etapas de la vejez no tienen nombre, sí que vamos a ver que nuestro querido amigo va a experimentar una serie de cambios que pueden ser más o menos importantes a medida que vaya cumpliendo años. Así, se distinguen tres etapas:

De 10 a 12 años de edad

A partir de esta edad el gato puede ir dejando de saltar sobre las superficies altas ya que comienza a perder energía. Sus huesos y músculos empezarán a gastarse, y eso es algo que iremos notando cuando lo cojamos en brazos. Su peso disminuirá un poco, y su cuerpo se notará cada vez más frágil.

Puede que se vuelva más vocal y miedoso, de modo que será muy importante que evitemos hacer ruido y movimientos bruscos.

De 13 a 15 años de edad

Seguirá volviéndose más lento. Puede que ya no vaya a recibirnos cuando llegamos a casa, o que no lo haga con tanta rapidez como lo hacía antes. Además, podría experimentar los primeros problemas propios de la edad avanzada, como pérdida de visión y/o audición, artritis o intolerancia a las bajas temperaturas.

Es posible que desarrolle mal humor como consecuencia de los cambios que se están produciendo en su cuerpo. Si esto ocurre, hay que tener mucha paciencia con él y hacerle saber, como hemos hecho hasta ahora, que lo queremos, pasando tiempo con él y dándole mucho cariño.

A partir de los 16 años

Si el gato llega a vivir 16 años o más podremos estar muy satisfechos. Significará que lo hemos con mucho mimo durante toda su vida, proporcionándole no sólo comida, agua y un sitio donde protegerse del frío o de la calor, sino también confianza, y muchas muestras de cariño.

Como curiosidad, decir que un gato de 16 años podría compararse con una persona de 80 años. Esto significa que podría olvidarse de usar la caja de arena, e incluso de acicalarse. En el caso de que esto ocurriera, hay que cepillarlo a diario, un par de veces al día.

A esta edad, es muy posible que tenga problemas en las articulaciones o cualquier otro problema de salud relacionado con la tercera edad, de modo que será necesario llevarlo al veterinario regularmente para que lo examine.

Gato viejo

La vejez es inevitable. Por ello, es conveniente aprovechar al máximo el tiempo que estamos con nuestro gato. Así podremos asegurarnos de que va a tener una vida digna y feliz a nuestro lado.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *