¿Estoy preparado para tener un gato?

Cuando tenemos intención de adoptar a un gato una de las primeras cosas que tenemos que preguntarnos es si realmente estamos preparados o no para convivir con un animal que puede vivir una media de 20 años. Y es que, durante todo ese tiempo, va a necesitar una serie de cuidados básicos, y no me refiero sólo a los más obvios como el agua y la comida, sino también atención veterinaria y mucho cariño.

No podemos dejar nunca de recordar que se trata de un ser vivo que, al igual que cualquiera de nosotros, se puede poner enfermo en cualquier momento, o puede tener un accidente en cuanto menos nos lo esperamos. Por todo ello, es muy importante que, antes de hacer nada, nos preguntemos si estoy preparado para tener un gato.

¿Cómo es el gato?

El gato es un animal que, aunque resulta obvio, no es igual que un perro. El can es un peludo que va a estar siempre pendiente de lo que haga su familia, porque depende de ella para ser feliz y, por ese motivo, va a hacer lo que sea para complacerla siempre. Un gato no (salvo excepciones, por supuesto).

El felino tiene un carácter diferente. De hecho, sólo se va a acercar a nosotros cuando se sienta realmente cómodo, y sólo nos va a esperar tras la puerta cuando consigamos tener una relación de amistad muy fuerte, no antes. Si le obligamos a hacer algo que no quiere, aunque sea sólo una vez, tendremos que trabajar muy mucho para volver a recuperar su confianza.

¿Qué cuidados necesita?

Alimentación

Imagen – Feelcats.com

El gato es carnívoro, lo que significa que tiene que comer carne. Partiendo de esto, podemos darle o pienso (croquetas) que contengan un mínimo de 70% de carne, o comida casera (sin huesos, ni espinas, ni verduras) a partir de los dos meses de edad. Antes debe de tomar leche materna o de sustitución, la cual la encontraremos en las clínicas veterinarias y en las tiendas de animales.

Asimismo, hay que saber que no es un gran bebedor. Al ser originario del desierto obtiene gran parte del agua que necesita de su comida, por lo que siempre que se pueda va a ser más aconsejable darle latas (comida húmeda) o comida casera antes que pienso seco. En el caso de no poder, lo que podremos hacer es comprar una fuente-bebedero para gatos.

Ejercicio

El gato pasa muchas horas durmiendo, una media de 14-16 horas, pero no seguidas. Lo que hace es echarse varias siestas a lo largo del día. En los momentos en los que pasa despierto, bebe, come, hace sus necesidades y juega, o mejor dicho, quiere jugar. Podremos darle un juguete para gatos, pero si no jugamos con él lo más probable es que al cabo de unos minutos se aburra de él.

Nosotros, como sus cuidadores, tenemos que pasar tiempo con él, tenemos que coger una pelota y tirársela para que vaya a buscarla, o coger una cuerda y moverla para que intente cogerla. Es nuestro deber, como su familia que somos, asegurarnos de que sea feliz, y no lo será si lo dejamos solo todo el día, ni si lo ignoramos.

Atención veterinaria

Tan importante como darle comida y agua es llevarlo al veterinario cada vez que lo necesite. Durante el primer año hay que llevarlo a que le pongan las vacunas, el microchip y, a los 5-6 meses, para que lo castren. De esta manera, nuestro nuevo amigo tendrás más posibilidades de tener una vida larga, algo que sin duda nos alegrará.

A partir del segundo año, hay que llevarlo a que le pongan la vacuna de refuerzo anual. Pero además, si en algún momento tiene un accidente o vemos que se encuentra mal, tendremos que llevarlo a que lo examinen y le pongan el tratamiento más adecuado. Nunca tenemos que automedicarlo, pues podríamos empeorar su salud y poner en riesgo su vida.

Control de parásitos

Tanto si no va a salir nunca de casa como si por el contrario va a tener permiso para irse a dar una vuelta, es muy necesario ponerle un antiparasitario, que puede ser: collar, pipeta o spray. Cualquier producto que utilicemos, debemos de hacerlo siguiendo las indicaciones especificadas en el envase. Y, aunque de nuevo sea lógico, tenemos que asegurarnos de que son aptos para gatos. Los antiparasitarios para perros son tóxicos para los felinos. Además, no hay que usar nunca permetrinas, pues podrían ser fatales para nuestro peludo. En caso de que no nos convenzan mucho, lo ideal será usar antiparasitarios caseros.

 

Medidas de protección en el hogar

El gato es muy curioso, tanto que no es de extrañar que alguna que otra vez se meta en problemas. Para evitarlo, hay que tomar una serie de medidas, que son:

  • Guardar todos los objetos punzantes, así como los de cristal y aquellos que sean pequeños, como las chinchetas o los clavos.
  • Mantener puertas y ventanas cerradas. En las tiendas de animales podremos comprar telas de protección para gatos que colocaremos en las ventanas y evitarán que salga.
  • Mantener fuera del alcance y de la vista del gato productos de limpieza y plantas tóxicas.
  • Proteger cables con cartón o con tuberías de riego por goteo.

Cariño y compañía

Es lo último de esta lista, pero no por ello es lo menos importante; es más, sin esto todo lo demás no se podría dar. Un gato necesita cariño, pero no unas pocas semanas sino todos los días de su vida. Sólo si somos capaces de demostrarle lo mucho que nos importa, a diario, podremos estar preparados para convivir con uno.

Con todo, espero que te haya sido de utilidad este artículo para saber si estás o no preparado para tener un gato. 🙂

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:

CamasÁrbolesComida


Categorías

Curiosidades

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos pequeños felinos son muy independientes, pero lo cierto es que son unos grandes compañeros y amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.