¿Es necesario socializar a un gato?

Esta es una pregunta que puede te sorprenda: ¿es necesario socializar a un gato? Estos animales empezaron a compartir su vida con los humanos hace unos diez mil años por decisión propia. Se dieron cuenta de que donde había personas había cereales que atraían a los roedores… su principal alimento. Por ese entonces vivían libres, pero desde que nuestros refugios pasaron a ser casas, pisos o apartamentos se han tenido que adaptar a vivir en un entorno que no es natural para ellos.

Por supuesto, lo han conseguido. Pero durante ese proceso de adaptación las personas hemos tenido mucho que hacer. No en vano, debajo de la piel de cada felino que duerme en el sofá late el corazón de los felinos salvajes.

¿Qué es la socialización?

La socialización es un término que se emplea para hablar de las personas. Se podría traducir como el proceso mediante el cual el humano aprende los elementos socioculturales de su entorno y los integra a su personalidad. En el caso de los peludos, sería algo así como ‘‘el proceso mediante el cual aprenden a vivir en sociedad con los humanos y otros animales”.

Pero ahora viene otra pregunta: ¿por qué tienen que socializarse con la humanidad? ¿No eran animales solitarios que podrían valerse por sí mismos?

La relación humano-gato

Pues la realidad es que sí, pero no. Me explico: los gatos están perfectamente adaptados a vivir en un medio natural, pero los pueblos y las ciudades tienen poco de naturaleza. Y eso por no hablar de la cantidad de peligros que se pueden encontrar. Por este motivo los gatos, incluso los más callejeros, no les queda otra que aprender a tolerar la presencia de los humanos (al menos, de aquellos que les llevan de comer).

Muchos de los problemas que tienen los felinos hoy día es porque viven en un lugar donde, sí, puede que sean muy queridos, pero puede que su familia humana no se haga cargo de ellos como debería. Y es que estos animales necesitan arañar (un rascador, por ejemplo), jugar tres veces al día durante unos 15 minutos (con una pelota hecha de papel de aluminio se divertirán mucho), ver su ”mundo” desde arriba (dejándoles subir a los muebles),… en definitiva, necesitan ser gatos y que la familia les deje comportarse como tales.

Parece que nos empeñamos en humanizarles:

  • Bañarlos: ¿para qué? Ellos dedican buena parte de su tiempo libre a asearse. Solo deberíamos bañarlos en caso de que hayan dejado de hacerlo o si se han ensuciado demasiado.
  • Cortarles las uñas: los gatos sin uñas son como unos árboles sin hojas. Las uñas las necesitan para jugar, cazar, trepar.
  • Prohibirles que se suban a las superficies: son gatos. Ellos saltan, y les gusta controlar lo que pasa a su alrededor.
  • Pretendemos que sean cariñosos siempre, con todos: esto no puede ser. Cada gato es único, con su personalidad. Si no quieren que le toquemos, no lo hagamos.

Y tantas otras cosas que no son del agrado de estos animales, como que los niños les tiren de la cola por ejemplo.

Hay que respetarlos, del mismo modo que ellos nos respetan a nosotros, y procurar que sean felices.

Para más información, haz clic aquí.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:

CamasÁrbolesComida


Categorías

Curiosidades

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos pequeños felinos son muy independientes, pero lo cierto es que son unos grandes compañeros y amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.