Enfermedades comunes en las orejas de los gatos

Cuando llevamos a casa a los gatos es muy importante que tengamos en cuenta que a partir de ese momento nos responsabilizamos de ellos, lo cual significa que somos nosotros quienes nos tenemos que preocupar de su bienestar. Y es que son muchas las enfermedades que pueden padecer si viven en el entorno inadecuado y/o si no reciben los cuidados necesarios. Incluso aunque estén felices con la familia, es imposible protegerlos al 100% de todos los peligros.

Por eso, en esta ocasión te voy a hablar de las enfermedades comunes en las orejas de los gatos, ya que si bien no suelen ser graves, son muy molestas.

Otitis

Es la inflamación del tejido interno del oído llamado epitelio que protege al órgano de microorganismos externos. Sus causas son diversas: ácaros, bacterias, hongos o cuerpos extraños. Los gatos afectadas agitarán la cabeza y pueden llegar a rascarse haciéndose heridas graves.

El tratamiento consiste en darles antibióticos, ponerles un antiparasitario o extraerles el objeto dependiendo del caso.

Sarna notoédrica felina

Es una enfermedad muy contagiosa causada por el ácaro Notoedres cati que anida en la piel de los felinos provocando irritación intensa, enrojecimiento, inquietud y heridas. Se trata con antiparasitarios, como pipetas o medicamentos inyectables, aunque también se aconseja darles alguna crema para gatos para que la piel pueda sanar mejor. Tienes más información aquí.

Tiña

Es una enfermedad muy contagiosa causada por un tipo de hongos que afecta a la cabeza, patas y orejas de los gatos, especialmente en los jóvenes y en aquellos que tienen el pelo largo. Los síntomas más comunes son el prurito, zonas sin pelo y lesiones circulares.

El tratamiento consiste en la aplicación de pomadas o cremas, así como darles medicamentos por vía oral en casos graves.

Dermatitis solar

Está causada por una constante y prolongada exposición al sol. Aparecen en gatos que se pasan muchos días y mucho tiempo expuesto al astro rey, puesto que los niveles de melanina -lo que da el color al pelaje- se van reduciendo. Así, van apareciendo costras, úlceras, piel escamada en las orejas. Todo esto provoca dolor y picazón, lo que llevará a los gatos a rascarse con frecuencia provocándose heridas.

Se trata con pomadas específicas para gatos, y por supuesto no dejarles exponerse al sol. En casos graves puede ser necesaria la cirugía.

Pénfigo foliáceo

Es una enfermedad autoinmune -es decir, que el cuerpo se destruye a sí mismo al no diferenciar las células buenas de las malas- que afecta a la cabeza de los gatos, sobretodo a las orejas. Los síntomas son: llagas, pérdida de pelaje, letargo, pico, incomodidad y pústulas.

El tratamiento consiste en darle medicamentos como corticoesteroides, inmunodepresores, antibióticos, entre otros, así como en la aplicación de pomadas en las zonas afectadas.

Erimatoso discoidea

Es otra enfermedad autoinmune que afecta a la nariz, ojos y orejas que se caracteriza por la aparición de heridas abiertas, pérdida de color de la zona afectada, caída del pelaje y úlceras. No existe cura. El tratamiento consiste en darles medicamentos antibióticos e inmunodepresores, así como en cremas o pomadas para aliviarles el picor y/o dolor.

Otohematoma

Es una enfermedad que afecta a los pabellones auditivos de las orejas, como consecuencia de sacudidas bruscas de la cabeza o por rascarse muy enérgicamente. Se trata o con antiinflamatorios, o con cirugía dependiendo de la gravedad.

Como ves, son varias las enfermedades de las orejas que pueden tener los gatos. Para evitarlas, no hay nada como llevarlos al menos una vez al año al veterinario para que les hagan una revisión, y por supuesto limpiárselas con cuidado de vez en cuando.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:

CamasÁrbolesComida


Categorías

Enfermedades

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos pequeños felinos son muy independientes, pero lo cierto es que son unos grandes compañeros y amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.