El Tifus Felino

La enfermedad del tifus en los gatos

Entre las enfermedades que pueden afectar a nuestro gato cubiertas por su régimen de vacunas se encuentra el Tifus felino, pero te preguntarás que si nuestra mascota esta inmunizada contra esa afección ¿de que preocuparnos?

Bueno, si bien la vacuna triple viral felina es efectiva en un 80 o 90 por ciento, el Tifus felino puede atacar a un gato cualquiera sea su edad y aunque esté vacunado, pero, por supuesto, si está inmunizado las probabilidades serán menores y en caso que la enfermedad se presente, lo hará de forma más débil que lo común.

La vacuna de la triple viral felina se recomienda aplicar a los 2 meses de vida del gato, y sus posteriores refuerzos con un espacio de 1 mes entre uno y otro, por lo que los cachorros de entre 12 y 16 semanas, que no tienen el régimen de vacunación completo, son los más propensos a sufrir la infección de este virus, provocándole inflamación de la membrana intestinal que podrían causar graves trastornos en el organismo del gato, e  incluso podrían llevarlo a la muerte.

Los principales síntomas que nos anuncian la presencia del Tifus felino, o panleucopenia, son:

  • Vómitos
  • Deshidratación
  • Fiebre
  • Temblores, debilitamiento general
  • Diarrea
  • Falta de apetito
  • Calambres abdominales

La enfermedad del tifus en los gatos

El virus se reproduce en la medula ósea y el tubo gastrointestinal, y es esparcido por un gato enfermo a través de la orina y las heces en su etapa más aguda, de ahí la importancia de controlar el contacto con ambientes extraños si nuestro gato no está vacunado, o de su aislamiento en caso de que esté padeciendo el tifus felino.

En caso de que nuestra mascota sea diagnosticada de panleucopenia (a través de exámenes de heces y sangre), se le deberá aplicar un estricto tratamiento clínico que incluye:

  • Interacción o asilamiento del gato
  • Alimento especial para problemas gastrointestinales
  • Aplicación de antibióticos y suero
  • Medicación con protectores gastrointestinales y antieméticos

Si observas alguno de los síntomas que te mencionamos en tu mascota, debes llevarlo de inmediato al medico junto a una muestra de sus heces para que el profesional pueda examinarlas y dictar un diagnostico.

Y recuerda que la mejor forma de prevenir el Tifus felino es seguir estrictamente el régimen de vacunaciones, no dejar que tu gato ande libremente y en contacto con otros felinos durante los primeros meses de vida, y manteniendo un riguroso estado higiénico en el ambiente de tu mascota, desde su cama y juguetes, hasta los comederos y la caja de arena.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *