El desarrollo del embrión de gato

El embarazo de la gata dura dos meses

Cuando nuestra gata queda embarazada, empieza a sufrir cambios no solo hormonales y físicos, sino también en su comportamiento y hábitos diarios, por lo que es importante que tengamos mucha paciencia y consideración de acuerdo al estado en el que se encuentra. De igual manera, debemos tener en cuenta el desarrollo del embrión, por lo que a continuación hablaremos del desarrollo de las crías cuando están dentro del vientre materno.

Así que si te estás preguntando cuáles son los cambios que experimentarán sus cuerpecitos hasta antes de su nacimiento, es decir, cómo es el desarrollo del embrión de gato, en este artículo vas a encontrar las respuestas.

¿Cómo es el desarrollo del embrión del gato? Un increíble viaje de unos dos meses

Gata con sus crías

De la primera a la tercera semana

Una vez ha ocurrido la fecundación, el cigoto, o la unión del espermatozoide y el óvulo, empieza a crear una especie de masa de células que se llamará mórula. Esta mórula entra en el útero y se coloca en la pared de este mediante la secreción de una enzima que empieza a formar una “cunita”. Generalmente en las gatas, el huevo llega al útero en mas o menos 5 días y se implanta dos semanas después de haber sido fecundado.

De igual manera es importante que recordemos que las gatas son multíparas, es decir que pueden llevar a más de una cría durante cada embarazo -y además de distinto padre-, por lo que además podrán formar de manera simultanea varias mórulas cigoto. Ten en cuenta que no todos los embriones logran sobrevivir el proceso de implantación, por lo que es uno de los ejemplos más claros de la supervivencia del más fuerte. Los embriones que sí se implantan siguen desarrollándose y las moléculas más evolucionadas empiezan a formar el cráneo y luego las regiones torácicas. De hecho, podrán escucharse los latidos del corazón a partir del día 20 de embarazo.

El embrión empezará a flotar dentro de una cuna llena de líquido en dos sacos llamados el amnios y el alantoides. El amnios o liquido amniótico, esta compuesto por agua, proteínas, azucares, sal grasa y algunos restos de urea, mientras que el fluido alantoides esta compuesto principalmente con todos los productos que excreta el feto. Al igual que sucede con los embriones humanos, la placenta representa la unión entre el feto y la madre, por donde se desplazan los nutrientes y el oxigeno.

De la cuarta a la sexta semana

A partir de la cuarta semana, las células de los embriones de gatos se centran sobretodo en los órganos y músculos, incluyendo ojos, que serán capaces de ver bastante bien en condiciones de poca luz, y de la médula espinal que facilitará que el sistema nervioso funcione como debería en cada situación que se les presente a lo largo de sus vidas.

Más o menos hacia el día 33, los pequeñines medirán unos cinco centímetros y pesarán unos siete gramos. Pero, diez días después, habrán casi duplicado su tamaño. Esta ‘revolución hormonal’ provoca en la madre náuseas, y son totalmente normales.

Dos días después, el 35, las mamas se van preparando para la lactancia de los gatitos. La familia humana de la gata podrá darse cuenta de ello pues los pezones se volverán más grandes y rosados, y a medida que se vaya acercando la fecha de parto, podrían incluso a secretar algo de leche.

De la séptima a la novena semana

Durante la etapa final del embarazo, los cachorros aumentan de tamaño en torno a un 20 y un 30%. Los músculos y los órganos seguirán creciendo y, aunque no alcanzarán su tamaño definitivo hasta que los gatos no terminen su crecimiento, algo que sucede al año y medio o dos años de edad, sí que serán completamente funcionales (a excepción de los sexuales, que no estarán listos hasta los 4-6 meses en el caso de las hembras, y de los 6-8 meses en el caso de los machos).

Hacia el día 50 tendrán ya el cuerpo cubierto por pelaje, y una forma un tanto alargada. La gata puede tener bastantes problemas para dormir, puesto que sus hijos les darán patadas debido a la falta de espacio. Por supuesto, no pasa mucho tiempo hasta que esos animalitos han de salir, y eso ocurre entre el día 65 y 67 de embarazo.

Al nacer, un gato común pesa entre 85 y 100 gramos, y mide unos diez centímetros de largo. Razas más grandes, como el Maine Coon o ya ni digamos el Savannah, pesarán más y serán más grandes.

¿Cómo saber de cuánto está embarazada mi gata?

 

El embarazo de una gata pasa casi completamente desapercibido hasta la segunda y tercera semana. Entonces verás que las mamas aumentan de tamaño y se vuelven más rosadas. Asimismo, y como hemos comentado, puede tener náuseas y vómitos debido a los cambios hormonales que está experimentando.

Su abdomen se hará más grande a medida que avance el periodo de gestación, y aumentará de 1 a 2 kilos dependiendo de los cachorros que lleve. Además, su apetito también aumentará.

En cuanto al comportamiento, se suele volver más cariñosa, más dependiente de atención y mimos. Pero cuando se acerca la fecha del parto es probable que busque un lugar apartado, donde pueda tener a sus cachorros sola.

¿El embarazo de gatas primerizas es distinto?

Vista de una gata tricolor con sus crías

No. Toda gata, en cuanto llega a la madurez sexual (entre los 4 y los 6 meses de edad) es perfectamente capaz de tener a sus crías y de cuidarlas bien. Lo que pasa es que la primera camada sí que suele ser menor de lo esperado.

Por lo demás, si se cuida con cariño y respeto, y se procura que durante el parto esté lo más tranquila y cómoda posible, no tienen por qué surgir problemas de ningún tipo.

Nota: por el bien de la gata y de sus cachorros, es muy, muy importante que no haya nadie que los moleste. Necesitan estar solos, seguros. Si tienes niños, explícales que no pueden tocar a los gatitos ni mucho menos cogerlos, primero porque la madre podría no reconocerlos luego y, segundo, porque sin el calor maternal se podrían morir.

Ver parir a una gata y cuidar de sus pequeños es una experiencia muy bonita, pero no interfiramos demasiado 😉 .

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida