¿Cuáles son los efectos secundarios de las vacunas en gatos?

Gato joven en el veterinario

Como su cuidador, el ser humano tiene que llevar al gato al veterinario cada vez que lo necesite, también para que le pongan las vacunas ya que el peludo deja de estar protegido más o menos a los meses. Si tenemos presente que hay varias enfermedades potencialmente mortales, sobretodo en gatitos, un simple gesto podría salvar muchas vidas.

Aún así, a veces surgen complicaciones. Si bien no es habitual que suceda, es importante saber cuáles son los efectos secundarios de las vacunas en gatos para saber cómo actuar en el caso de que nuestro amigo no se sienta demasiado bien tras haber recibido la inmunidad.

¿Cuáles son los efectos secundarios de las vacunas que pueden tener los gatos?

Gato atigrado triste

Las vacunas son muy beneficiosas, ya que ayudan al gato a poder hacer frente a los microorganismos que causan enfermedades, como los virus. Pero siempre hay riesgo de que suceda algo inesperado. Al igual que cuando nos tomamos los medicamentos nos prescriben los médicos, no sabemos realmente cómo va a reaccionar el organismo del felino hasta que no le ponemos la vacuna al animal.

En un estudio en el que se administraron 1.258.712 vacunas a 496.189 gatos, un total de 2.560 sufrieron los efectos secundarios de las vacunas en un periodo de 30 días tras la vacunación, lo que significa que, aunque pueden aparecer, realmente el riesgo es muy bajo.

Los síntomas que mostraron los 2560 gatos del estudio afectados fueron los siguientes:

  • Letargia: se vio en un 54,2% de los 2560 gatos.
  • Reacciones en el sitio de la vacuna: se vio en un 25,2% de los gatos.
  • Vómitos: se vio en un 10,3% de los gatos.
  • Edema periorbitario o facial: se vio en un 5,75% de los gatos.
  • Prurito generalizado: se vio en un 1,9% de los gatos.

Por eso, siempre hay que estar atentos para poder detectar cuanto antes cualquier cambio en nuestro amigo para poder llevarlo cuanto antes al veterinario. Así podrá recuperarse lo antes posible.

¿Es normal que un gato esté raro después de una vacuna?

Dependiendo de la dosis y del tipo de vacuna, hay gatos que sí pueden sentirse un tanto extraños, sobretodo tras la de la rabia. Pueden estar un poco aletargados, pasar tiempo descansando y no querer que los molesten. Aunque es raro, podría ser que se volvieran un poco irritables, pero nada que no pase en cuestión de horas.

Lo más normal es que al día siguiente vuelvan a ser ellos mismos 🙂 .

¿Por qué mi gato no come después de una vacuna?

Esa también es una reacción (o mejor dicho, no-reacción) bastante común. Los gatos recién vacunados pierden el apetito, ¿por qué? Bueno, son varios los motivos, entre los que se encuentran las molestias, quizás el dolor o escozor que le han provocado la vacuna, y el malestar general.

Pero no es algo que deba de preocuparnos, a no ser que llegue el día siguiente y continúen igual en cuyo caso sí que tocará volver al veterinario para que nos diga qué les pasa a los animales y cómo tratarlos para que se recuperen lo antes posible.

¿Es necesario vacunar a un gato casero?

Las vacunas son necesarias para proteger a los gatos

En realidad, no es que sea necesario (que también) si no que hay vacunas que son obligatorias como ahora veremos. Aunque no vaya a salir nunca del hogar, no significa que vaya a estar protegido contra las enfermedades. Los virus, las bacterias y los hongos están presentes dentro de la vivienda y podemos traerlos nosotros del exterior.

Al ser invisibles al ojo humano a simple vista, parece que no están ahí y no les damos importancia, pero es muy importante tener claro que sí que están, y que no van a dudar en infectar al animal en cuanto muestre el menor signo de debilidad. Y si está vacunado, le será mucho más fácil recuperarse.

¿Cuáles son las vacunas para gatos obligatorias?

Un calendario de vacunación que se sigue a menudo es el siguiente:

  • A los dos meses: trivalente, que protege contra la panleucopenia felina, la rinotraqueitis y la calcivirosis.
  • A los tres meses: refuerzo de trivalente, a no ser que vaya a salir al exterior en cuyo caso se le pondrá la tetravalente, la cual protege además contra la leucemia felina.
  • A partir de los tres-seis meses, se vacunará contra la rabia.
  • Una vez al año se debe de administrar el refuerzo de la rabia, o de la tetravalente si sale a la calle.

De todas estas vacunas, las únicas que son obligatorias son la de la rabia y la trivalente. Y es que las enfermedades contra las que ofrecen inmunidad son muy peligrosas, potencialmente mortales. Aparte, si bien debe de primar la salud y seguridad del gato, no debemos olvidar que los humanos podemos contagiarnos de rabia.

¿Significa esto que no importa ponerle la vacuna de la leucemia o la tetravalente? No, para nada. Si tenemos intención de vivir con más gatos y/o de dejarlo salir al exterior, será muy recomendable ponerle esas dos vacunas. Por su propio bien.

Artículo relacionado:
Todo lo que debes saber sobre la vacuna trivalente felina

¿Cuándo se puede empezar a vacunar a un gato?

Los gatitos se han de vacunar a las ocho semanas

A las dos semanas de vida, pero si has adoptado a uno adulto que no ha recibido todas o ninguna de las vacunas obligatorias, el veterinario podría vacunarlo igualmente.

Espero que te haya sido de utilidad 🙂 .

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.