Dolor abdominal en gatos: causas y tratamiento

Si tu gato tiene dolor abdominal, llévalo al veterinario

Los gatos tienen la mala costumbre de soportar el dolor sin quejarse en absoluto, a menos que sea realmente insoportable y no puedan continuar con su rutina diaria. Por este motivo, a veces es muy difícil saber cómo se sienten, o si tienen dolor abdominal.

Para ayudarte, te voy a decir cómo puedes sospechar o intuir que tu amigo siente molestias en su abdomen.

Causas de dolor abdominal en gatos

Los gatos pueden sentir dolor en el abdomen

Portrait of yellow sad sick cat lying at homePortrait of yellow sad sick cat lying at home

¿Por qué pueden tener este tipo de dolor los peludos? Por varios motivos:

  • Han ingerido una sustancia tóxica, o algo que no deberían (como papel, por ejemplo).
  • Han comido un alimento en mal estado.
  • Se han tragado demasiados pelos, hasta el punto de que se le han formado bolas de pelo.
  • Tienen cólicos.
  • Se han infectado de parásitos intestinales.

¿Cómo saber si están enfermos?

Aunque es difícil saberlo, hay varios detalles que nos deben de hacer sospechar, que son:

  • El animal se muestra apático, triste. Puede quedarse en su cama todo el día.
  • Pierde el apetito. Por mucho que insistamos, cada vez vemos que come menos.
  • Pierde peso. Al no comer, la pérdida de peso es inevitable.
  • Tiene náuseas y/o vómitos, sobretodo si ha comido algo, aunque sea muy poco. Trata de expulsar aquello que le hace sentir mal.
  • Tiene diarrea, hasta el punto de que allí donde se sienta, mancha.

Si tiene cualquiera de estos síntomas, es muy importante que lo lleves al veterinario.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de la causa, por ejemplo:

  • Si ha ingerido sustancias tóxicas, podría ser necesario darle 1 gramo de carbón activado por cada medio kilo de peso. Pero en ningún caso se le debe hacer vomitar si ha ingerido alguna sustancia corrosiva, como pudiera ser lejía.
  • Si ha comido un alimento en mal estado, podría ser suficiente con darle una dieta blanda (con caldo de pollo, sin hueso) de 3 a 5 días.
  • Si tiene bolas de pelo, se le puede untar su pata con un poco de vaselina, mantequilla o malta, que no tardará en lamer. Al hacerlo, podrá expulsar las bolas.
  • Si tiene cólicos, se le administrarán antiespasmódicos.
  • Si tiene parásitos intestinales, se le pondrá una pipeta antiparasitaria, o se le dará una pastilla para que los elimine.

Diagnóstico de abdomen doloroso en gatos

Los gatos pueden tener dolor en su abdomen

Para diagnosticar la condición de tu gato, el veterinario querrá un historial médico completo y también realizará un examen físico que puede conducir a más pruebas de diagnóstico. Lo que proporcione al veterinario puede ayudar inmensamente a reducir las posibles causas. Saber si ha habido alguna reacción a un tipo específico de alimento, exposición a sustancias o circunstancias peligrosas, y todos los otros síntomas que tu gato ha demostrado pueden ayudar en este proceso.

Si el veterinario ha determinado que se requieren más pruebas, hay algunas comunes que se realizarán. Las pruebas de diagnóstico comunes incluyen hemograma completo, un análisis de orina y un perfil bioquímico. Las tres pruebas se usan generalmente para verificar si hay signos de inflamación o infección, y para examinar qué tan bien funcionan los órganos.

También se puede realizar una prueba fecal si se sospecha parásitos. El veterinario también puede realizar una biopsia o incluso un análisis de líquido peritoneal, que verifica el tipo de líquido en el abdomen de su gato si se detecta líquido. Por último, se tomará una radiografía o una ecografía del abdomen. Estas exploraciones pueden descubrir cualquier inflamación, tumores, cálculos renales o rupturas en los órganos.

Más opciones de tratamiento

Dado que existe una variedad de causas para el dolor abdominal, los planes de tratamiento pueden variar. A continuación vamos a comentarte algunas opciones de tratamiento más detallado pero teniendo en cuenta lo explicado en el punto anterior sobre tratamientos.

Cirugía

Si se han encontrado cáncer o tumores, es casi seguro que el veterinario recomendará una cirugía para extirparlo. También se busca un procedimiento quirúrgico en el caso de una vejiga rota.

Medicación

En el caso de una infestación parasitaria o una infección bacteriana, tu veterinario le recetará una ronda de antiparasitarios o antibióticos. Aunque estos medicamentos pueden presentar riesgos (como por ejemplo efectos secundarios, desarrollo de resistencia), los beneficios generalmente superan esas preocupaciones.

Es importante que se administren según lo prescrito para que tu gato obtenga todos los beneficios. Algunos medicamentos pueden administrarse como cuidados de apoyo. Si tu gato sufre significativamente, tu veterinario puede recomendar el uso de analgésicos para el alivio.

Se pueden administrar medicamentos contra las náuseas para ayudar a detener los vómitos y, en caso de convulsiones (principalmente por envenenamiento), se puede administrar a tu gato medicamentos anticonvulsivos. Además, se pueden recetar medicamentos que inhiben el sistema inmunitario.

Tratamiento de veneno

Cuando la intoxicación es la causa del sufrimiento de tu gato, el veterinario comenzará el tratamiento inmediatamente después de saber qué toxina se ingirió, si es posible. Si tu gato se tragó recientemente el veneno, se vaciará su estómago y se le puede administrar carbón activado o terapia de fluidos para ayudar a frenar los efectos nocivos. Los métodos de tratamiento adicionales pueden variar según la toxina específica. Por ejemplo, en el envenenamiento de ratas, el veterinario puede administrar vitamina K.

Artículo relacionado:
Mi gato ha sido envenenado ¿qué hago?

Dieta

En el caso de complicaciones dietéticas, un cambio en la dieta tiende a ser el plan de tratamiento recomendado. El veterinario puede recomendar una dieta hipoalergénica o incluso una dieta de eliminación. Ambos pueden ayudar y determinar si tu gato es alérgico.

Cuidados de apoyo

Más allá del dolor y los medicamentos contra las náuseas, la atención de apoyo puede incluir la administración de líquidos para tratar la deshidratación. Además, si tu gato tiene la desgracia de verse afectado, la atención de apoyo puede ser la forma principal de tratamiento, ya que la infección viral tiene una alta tasa de mortalidad.

Recuperación de abdomen doloroso en gatos

El dolor abdominal en gatos es un síntoma a tener en cuenta

Es importante seguir el plan de tratamiento establecido por el veterinario, especialmente si le han recetado medicamentos. El pronóstico variará con la causa del dolor abdominal. La recaída puede ocurrir por algunas condiciones, y algunas pueden ser crónicas. Vigila el apetito de tu gato y cualquier otro síntoma. Si regresan, asegúrate de llevar a tu gato a ver al veterinario.

En el momento que descubras que tu gato puede tener dolor abdominal, es importante que no lo dejes pasar. No permitas que esté con ese sufrimiento porque quizá no sea un dolor temporal o pasajero… Es mejor descubrir las causas subyacentes que lo provocan y que de esa manera se encuentre el tratamiento adecuado lo más rápido posible.

Hay que estar muy pendientes de cualquier cambio que se produzca en la rutina de nuestros peludos, para poder tratarlos lo antes posible.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.