Cuánto cuesta viajar con un gato en avión

Viajar con el gato en avión puede ser toda una experiencia

¿Tienes pensado irte de vacaciones con tu gato o has decidido mudarte? Si has respondido sí, llevarte a tu amigo es lo mejor que puedes hacer, ya que el felino doméstico es un peludo al que no le apetece mucho estar lejos de quienes le cuidan con tanto cariño.

Si has decidido que vais a volar hasta vuestro destino, te interesará saber cuánto cuesta viajar con un gato en avión, ¿verdad? No dejes de leer para saber, además, qué tipo de documentación debes de llevar.

Viaja con tu gato si vas a mudarte

El avión es el medio de transporte más rápido y el que a menudo utilizamos tanto para viajar como para mudarnos definitivamente. Pero para que nuestro felino no lo pase demasiado mal durante el viaje tendremos que haber hecho unas cuantas cosas antes, que son:

  • Reservar el vuelo con al menos un par de meses de antelación: en la mayoría de aviones comerciales sólo pueden ir un máximo de 4 animales pequeños en cabina, que es el lugar más seguro para nuestro gato.
  • Informar a la aerolínea de que tenemos pensado llevar a nuestro gato: de esta manera, nos podrán decir si les queda algún asiento disponible.
  • Ir al veterinario para que le hagan un pasaporte: sin este documento, en el que debe de mostrarse en qué fecha le pusieron el microchip y las vacunas, no podrá viajar.
  • Comprar una jaula o transportín homologados: tiene que ser pequeño, pero lo suficientemente grande para que el animal pueda tumbarse bien. Las medidas aceptadas suelen ser las siguientes: 48 x 33 x 22cm, pero es importante consultar con la aerolínea.

Si queremos saber cuánto nos costará viajar con un gato en avión, dependerá bastante de la aerolínea y del lugar de destino, pero por lo general cuesta una media de 50 euros.

¿Vale la pena gastarlos? Bueno, también depende 🙂 . Hay que pensar que los oídos de un gato son muy sensibles, y a menos que se pulverice la jaula o el transportín con Feliway u otros productos similares treinta minutos antes de partir lo va a pasar mal. Pero también es cierto que si se hace eso y si se evita que el animal coma doce horas antes de la salida va a sentirse algo más tranquilo. 

De todas maneras, tenemos que saber que hoy en día hay empresas de mensajería que ofrecen un servicio de envío de mascotas prácticamente por el mismo precio o algo superior, donde son tratadas con mimo. Nos tocará a nosotros elegir dónde y cómo queremos que vaya nuestro amigo.

Cómo viajar con tu gato en el avión

Llevar un gato o un gatito en un vuelo comercial puede parecer una idea sencilla, pero la logística puede aumentar. Puedes enfrentar costes adicionales como te hemos comentado más arriba, sin mencionar los requisitos de documentación y otras reglas, que pueden variar según la aerolínea.

Con un poco de preparación tanto tú como tu gatito pueden volar de manera segura y cómoda. Las reglas son muy similares a las de volar con un perro, pero al igual que con estos animales, tendrás que hablar con tu veterinario y con la aerolínea con anticipación para saber exactamente qué detalles debes tener claros antes de empezar el vuelo.

Las reglas y regulaciones generalmente son diferentes para los gatos utilizados específicamente como animales de apoyo emocional. Ponte en contacto con la aerolínea para obtener detalles sobre cómo volar con este tipo de gatos).

Conoce las opciones de viaje de tu gato

En la cabina…

Si una mascota en su portador puede caber debajo del asiento frente a ti, generalmente puede viajar en la cabina. En general, eso significa una mascota que pesa alrededor de 9 kilos, un obstáculo más fácil de superar para los dueños de gatos que los dueños de perros.

El espacio debajo del asiento difiere entre los aviones, lo que a menudo limita la cantidad total de mascotas permitidas en un vuelo. Es por eso que debes consultar con la aerolínea. No se permite comprar un asiento adicional para tu gato. Viajar con un gato de esta manera, esencialmente como equipaje de mano, generalmente cuesta menos que si viaja dentro del avión. 

Nota: Un gato en su portador cuenta como su equipaje de mano permitido.

… o como carga

La otra opción es volar metiendo a tu gato como carga en un compartimento presurizado y con temperatura controlada. Los gatos pueden volar de esta manera, ya sea como equipaje documentado en el mismo avión que tú, o no acompañados como carga de envío. Puede haber plazos de envío para considerar si el gato viaja como carga no acompañada, así que consulta con tu aerolínea para obtener más detalles.

Algunos grupos de derechos de los animales recomiendan no viajar con tu gato a cualquier lugar que no sea la cabina si se puede evitar, y no todas las aerolíneas permiten que los gatos sean transportados como carga. También puedes optar por utilizar una empresa de envío de mascotas.

A pesar de que no puedes comprar un asiento adicional para tu gato, aún tendrás que hacer una reserva.

Antes de viajar

Lleva a tu gato contigo

Haz que tu veterinario examine a tu gato para asegurarte de que esté lo suficientemente saludable como para volar en avión. Si transportas a tu gato como carga, ten en cuenta que algunas razas están restringidas por algunas aerolíneas. Es posible que debas obtener un certificado de salud de un veterinario varios días antes de volar.

Hay varias otras reglas y regulaciones a tener en cuenta, dependiendo de la aerolínea. Por ejemplo, las aerolíneas pueden aplicar restricciones adicionales sin importar cómo vuele el gato, ya sea cabina o carga.

Lleva el transportín

La mayoría de las aerolíneas requieren que el transportín en el que viaja tu gato sea lo suficientemente grande como para que tu gato contenido se mueva y se dé vuelta. Pero algunas aerolíneas también tienen límites máximos de tamaño y ocupación, que muestran en sus sitios web. De todos modos, deja que tu gato se acostumbre a su transportín antes del vuelo. También es importante que haya un material que cubra el suelo del transportín con ropa de cama o material absorbente.

Consejos para el día del vuelo

El gato debe ir en un transportín homologado

Registro

Llega al aeropuerto pronto el día del vuelo y regístrate con los billetes correspondientes y asegúrate de que tu gato está bien tanto si viaja a bordo contigo o como carga. Si tienes que dejarle como carga tendrás que asegurarte dónde tienes que dejarle exactamente.

La pantalla de seguridad

Al pasar por el control de seguridad del aeropuerto, el transportín del gato pasa a través de la máquina de rayos X, mientras tú le pones la correa a tu gato y lo llevas o lo conduces por el detector de metales. Ten en cuenta que los detalles de las políticas de mascotas varían entre las aerolíneas. Es mejor consultar directamente con su aerolínea cuando planifiques un viaje para asegurarse de que tanto tú como tu gato llegáis al destino de manera segura.

Cada compañía aérea tiene sus propias normas para viajar con gatos u otras mascotas. Deberás asegurarte cuáles son las normas en cada caso concreto dependiendo de la compañía que hayas escogido.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.