Cuándo puede empezar a beber agua un gatito

Los gatos deben beber agua a diario

El agua es vital. Todos los animales debemos beber agua para que nuestro cuerpo funcione bien, pero los mamíferos cuando somos bebés no bebemos agua, sino leche. En el caso específico del gato, necesita beber leche durante, al menos, el primer mes.

En esos 30 días se puede llegar a acostumbrar tanto a ella que, cuando le ofrecemos otra cosa, no la quiere o le cuesta adaptarse. ¿Qué tenemos que hacer en estos casos? Si quieres saber cuándo puede empezar a beber agua un gatito y cómo se puede conseguir que se acostumbre a ella, no te pierdas este artículo.

¿Cuándo puede empezar a beber agua?

El gato debe beber agua

El gatito puede empezar a beber el preciado líquido desde el primer momento en el que come alimentos sólidos, es decir, allá por la tercera semana de edad. Si se está criando con su madre, la propia gata, al ir ella al bebedero a beber, será la que inconscientemente enseñe a su pequeño lo que tiene que hacer, puesto que él la imitará.

En el caso de que haya sido un gatito huérfano, nos tocará a nosotros enseñarle. ¿Cómo? Con mucha paciencia y cariño.

El agua es fundamental para que pueda continuar creciendo bien. Se le puede dar comida húmeda, pero sus necesidades hídricas no estarían cubiertas del todo y eso podría conllevar problemas a corto o a medio plazo.

Por qué los gatitos deben beber agua y NO leche

Los gatitos huérfanos deben beber leche, pero los gatitos y gatos mayores pueden no tolerarlo bien… Imagina un gatito. Lo más probable es que te hayas imaginado un gatito bebiendo de un tazón de leche, posiblemente con un lazo alrededor de su cuello. Sin embargo, los gatitos que son lo suficientemente mayores como para separarse de sus madres son lo suficientemente mayores como para beber agua en lugar de leche. Ya no necesitan leche para sobrevivir…

Necesidad basada en el tiempo

Los gatitos necesitan leche durante las primeras semanas de sus vidas. La madre de los gatitos proporciona la mejor leche para sus necesidades a esa edad. Sin embargo, puede alimentar a los gatitos huérfanos con leche de cabra, disponible en muchos supermercados. También puedes alimentándolos con fórmula de reemplazo de leche de gatito. La leche de vaca puede alterar el estómago de un gatito y debe usarse como último recurso. Los gatitos deben beber agua para cuando tengan entre 4 y 6 semanas de edad.

La leche es un alimento, no una bebida

Las hembras de mamíferos producen leche para alimentar a su propia descendencia. Los seres humanos usan la leche de otros mamíferos para alimentar a sus hijos mayores y, a veces, a sus mascotas. La leche, por lo tanto, es un alimento líquido, no una bebida. El agua es una bebida, utilizada por el cuerpo para mantener sus tejidos hidratados y todos sus órganos funcionando correctamente.

Intolerancia a la lactosa en los gatos

Regresa a tu imagen mental de un gatito que bebe leche. Aunque esta imagen es popular, muchos gatos no pueden digerir el azúcar de la leche, la lactosa. Esta incapacidad para digerir la lactosa proviene de la pérdida gradual de una enzima que está presente en sus cuerpos al nacer. La intolerancia a la lactosa generalmente produce diarrea, pero puede tener otros efectos secundarios graves.

El agua ayuda al cuerpo a funcionar

Los gatos no pueden tolerar bien la deshidratación. Todos los gatos y gatitos necesitan agua para que sus cuerpos funcionen correctamente. El agua ayuda al cuerpo a digerir los alimentos, eliminar las heces y evita que se formen cristales en la orina de un gato. También puede evitar que los tejidos y las articulaciones se sequen. Los gatos pueden obtener gran parte de sus necesidades de agua al comer alimentos húmedos enlatados, pero siempre deben tener abundante agua potable fresca y limpia.

Qué hacer para que un gatito beba agua

Los gatitos deben beber agua sobre los dos meses de edad

El agua es vital para los gatos de todas las formas y tamaños. Cuando un gatito está con su madre, toma la mayoría de los líquidos amamantando. Sin embargo, cuando llega el momento de progresar a alimentos sólidos, algunos gatitos no están interesados en el agua. Puede ser necesario un poco de creatividad para que tu felino peludo beba agua.

  • Llena un tazón con agua limpia y fría y déjalo donde tu gatito pueda alcanzarlo. Cambia el agua todos los días y lava el recipiente al menos una vez por semana para reducir el crecimiento bacteriano no deseado. Un tazón poco profundo funciona mejor para los gatitos, ya que incluso los animales pequeños pueden alcanzar el borde para tomar una copa.
  • Añade un poco de agua caliente a la comida sólida de tu gatito. El agua ablanda la comida y alienta a los bebedores renuentes a absorber un poco de humedad adicional. Si tu gatito está comiendo croquetas secas, deja que el agua penetre durante al menos 10 minutos antes de alimentarlo.
  • Vierte una cucharadita del jugo de atún o caldo bajo en sodio en el plato de agua de tu gatito. Esto añade un poco de aroma y sabor extra para atraer a un bebedor reacio. Una vez que tu gatito esté bebiendo regularmente, reduce la cantidad de jugo en cada tazón hasta que esté bebiendo agua corriente.

Y si no funciona, prueba con esto:

  1. Lo primero que hay que hacer es remojar con poco de agua su comida. Al principio debe de ser muy poca, pero a medida que vayan pasando los días hay que ir echándole más.
  2. Al cabo de una semana, dale una vez sólo comida y otra vez comida remojada con agua. Ve alternando tantas veces sea necesario hasta que el gatito haya comido todo lo que necesita comer al día.
  3. A la tercera o cuarta semana, cuando veas que el gatito ya se empieza a acostumbrar, ponle un bebedero con agua y pónselo cerca de la comida. Si no hace caso, introduce un dedo y pásaselo por la boca. Es probable que tengas que hacerlo varias veces al día durante unos días.

Llegados a este punto ya debería de beber sin problema, pero si no lo hace, es muy importante llevarlo al veterinario para ver si tiene algún problema de salud.

¿Cuáles son las señales de deshidratación en un gatito?

Puede ser difícil saber si tu gato está realmente deshidratado simplemente por su ingesta de agua. Para estar seguro, verifica estas señales:

  • Piel suelta:  si «carpas» suavemente (levantas) un poco de la piel de tu gato sobre sus hombros, debe volver rápidamente a su posición normal una vez liberado. Si tu gato está deshidratado, su piel se deslizará más lentamente.
  • Encías pegajosas: las encías  secas y pegajosas pueden ser un signo de deshidratación. Si las encías de un gato están húmedas y no son «pegajosas», entonces es más probable que estén bien hidratadas.
  • Depresión o letargo: comprueba si tu gato parece especialmente somnoliento o perezoso. ¿Es menos probable que te saluden cuando vuelves a casa? ¿Son menos juguetones de lo habitual? Presta atención a estos cambios de comportamiento.
  • Pérdida de apetito: cuando un gato no come, a menudo es una señal inmediata de que algo está mal, incluso si no es deshidratación. Si tu gato se niega a comer durante más de 24 horas, es hora de ir al veterinario.
  • Vómitos o diarrea: aunque no son signos de deshidratación en sí, un gato que está vomitando o que tiene diarrea se deshidratará rápidamente.
  • Ojos hundidos: un gato deshidratado puede parecer hosco o somnoliento, con ojos hundidos u ojos que se ven algo “tristes».
  • Frecuencia cardíaca elevada: toma un curso de primeros auxilios para mascotas , o en tu próxima visita al veterinario, pídele a tu veterinario o técnico de la clínica que te muestre cómo verificar y medir la frecuencia cardíaca y / o del pulso de su gato para saber si es más alto o más bajo de lo normal .
  • Jadeo: los gatos no suelen jadear , pero pueden sobrecalentarse, lo que puede acompañar a un caso de deshidratación.
  • Menos micción: esta es otra razón por la que debe recoger diariamente las cajas de arena de tu gato: para que puedas verificar si hay cambios en la micción (y defecación) también recuerda que un gato que no está orinando podría no ser capaz, lo que puede ser el signo de una obstrucción uretral fatal.

Los gatos suelen beber agua del grifo

Con toda esta información ya podrás saber no solo cuándo puede un gatito a tomar agua, si no también si tiene algunas señales deshidratación que alerta que necesita agua cuanto antes en su organismo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)