¿Cuándo dar a un gato en adopción?

Siempre hay opciones para no renunciar a tu gato

A veces una mala decisión o una decisión tomada repentinamente puede acabar suponiendo un problema en un futuro. Cuando adoptamos a un gato tenemos que ser conscientes de que es un animal, que no sólo tiene sentimientos sino que además puede llegar a vivir una media de 20 años.

Si queremos que sea realmente feliz es muy necesario acordarse siempre de esto, y de que necesita una serie de cuidados. Pero, ¿qué hacer cuando se ha tomado una decisión errónea? A continuación te diré cuándo dar a un gato en adopción.

Cosas que debes tener presente antes de darlo en adopción

Piensa bien si quieres darlo en adopción o no

Déjalo con su madre hasta que cumpla los 2 meses (como mínimo)

Si tenemos una gata que, por el motivo que sea, no hemos querido o podido castrar y se ha quedado embarazada, debe de permanecer con sus hijos al menos hasta que éstos cumplan los dos meses de vida. Es muy importante que estén juntos durante ese tiempo ya que de esta manera los pequeños aprenderán a ser y a comportarse como lo que son: gatos.

No lo abandones en el campo o en la calle

Un gato que ha vivido con los humanos tiene muchas menos posibilidades de sobrevivir en la calle que uno que se ha criado en ella. De verdad, si vas a separarte del felino, déjalo en una Protectora donde sepas que no sacrifican a los animales o busca tú mismo una nueva familia para él que de verdad lo quiera.

Asegúrate de que va a estar bien

Hay quien piensa que porque el gato es joven o bonito no va a estar mucho tiempo en el refugio, pero ese es un error muy grave. Todos los refugios de animales están saturados de perros y gatos, de raza y mestizos que esperan encontrar una nueva familia. Muchos de ellos no lo lograrán jamás. Por eso es necesario que te informes sobre el modo de actuar de ese centro donde vas a dejar al gato, pues si es uno que sacrifica y/o que tiene a los animales en jaulas que no se limpian con frecuencia, el felino va a sentirse terriblemente mal.

¿Tu gato necesita encontrar un nuevo hogar?

Pueden ser muchos motivos por los que tengas que buscar un nuevo hogar para tu gato: dificultades económicas, comportamientos indeseables, alergias a las mascotas… Pero como te decimos más arriba no le abandones en la calle.

Los problemas relacionados con las mascotas pueden ser frustrantes, y puede sentir que renunciar a tu mascota es la única solución. Pero antes de dar ese paso, consulta los recursos disponibles para ayudar a resolver problemas que pueden parecer abrumadores en un primer momento. El mejor de los casos: no tendrás que separarte de tu gato después de todo. Pero si lo haces, nuestros consejos pueden ayudarte a encontrar a tu mascota en un nuevo hogar que le quieran.

La ayuda está ahí afuera

Los gatitos son más adoptables

¿Tienes problemas de comportamiento con tu gato? Es posible que no tengas que renunciar a su mascota. Muchos problemas de comportamiento pueden ser causados por una afección médica tratable. Por ejemplo, un gato que hace sus necesidades en un arenero en la casa puede comenzar a orinar fuera debido a una infección del tracto urinario que un veterinario puede diagnosticar y tratar fácilmente.

Si no hay una causa física para el problema, recuerda que muchos problemas comunes de comportamiento de las mascotas tienen soluciones simples. Consulta nuestros consejos a continuación o considera consultar a un especialista en comportamiento animal o entrenador. Los refugios de animales locales o grupos de rescate pueden ofrecer servicios de capacitación o atención veterinaria de bajo coste o pueden derivarte a otras organizaciones que ofrecen estos servicios.

Ellos te pueden ayudar a calmar a los gatos asustados, cómo detener los rasguños o las masticaciones destructivas, cómo resolver los problemas de la caja de arena, cómo ayudar a las mascotas a llevarse bien entre sí y más.

¿Problemas domésticos? Es posible que no tengas que renunciar a tu mascota. Si tienes problemas para encontrar una vivienda apta para animales, o experimentas otras dificultades de vivienda relacionadas con las mascotas, como una queja molesta, puedes cambiar de vivienda a otro lugar donde se acepten las mascotas.

¿Tienes alergias a las mascotas? Puede que no tengas que renunciar a tu gato. Puedes hablar con tu médico para ver las opciones que tienes aunque seas alérgico a tu mascota. Siempre hay otras opciones y no siempre tienes que desprenderte de ellos.

Del mismo modo, si tienes problemas económicos para pagar los gastos que generan tu gato, no estás solo. Son muchas personas que pueden experimentan crisis financiera inesperada. No entres en pánico, son muchas organizaciones y asociaciones que pueden ayudarte con el alimento y otros elementos esenciales para el cuidado de la mascota. También te pueden ayudar y asesorar sobre el comportamiento y la esterilización, así como otros cuidados veterinarios de bajo coste o gratuitos.

Si tienes un bebé en casa no tienes por qué renunciar a tu gato porque él también es parte de tu familia y puede formar parte de tu creciente familia segura, feliz y unida. Habla con tu médico si tienes dudas, pero ni mucho menos tienes que deshacerte de tu gato por ampliar tu familia.

Encontrar un nuevo hogar

Si crees que dar en adopción a tu mascota es la mejor opción, ten en cuenta que a pesar de los mejores esfuerzos de los refugios y rescates para cuidar a sus animales, tu hogar suele ser el mejor lugar para tu mascota mientras buscas un adoptante.

Al asumir la tarea de encontrar un hogar para tu mascota, también puedes reducir la competencia por espacio y recursos limitados en refugios o rescates. Aquí hay algunos consejos para encontrar un hogar lleno de amor para tu mascota:

  • Haz que tu mascota sea atractiva para los posibles adoptantes. Mantén a tu mascota vacunada y con todas las revisiones del veterinario al día. Tienes que asegurarte de que tu mascota esté esterilizada o castrada ya que esto también puede hacer que el posible adoptante lo haga con mayor celeridad.
  • Anuncia a través de amigos, vecinos y veterinarios locales. Tu red personal es el mejor grupo de adoptantes para tu mascota. Pregunta al veterinario si puedes colocar un póster que anuncie la necesidad de tu mascota de un nuevo hogar. Coloca carteles promocionando a tu mascota en el trabajo, la escuela, la iglesia y otros lugares públicos que frecuentas. Incluye una foto de buena calidad y una descripción atractiva de tu mascota.
  • Aprovecha las redes sociales. Publica la foto y la historia de tu mascota y pídele a tus amigos que la compartan en sus redes sociales.
  • Sé transparente con los posibles adoptantes. Tienes que estar preparado para compartir detalles sobre la personalidad de tu mascota y cómo se llevan bien con otras mascotas y personas. Comparte las cosas favoritas de tu mascota y las cosas no tan favoritas. Y comparte cualquier problema médico o de comportamiento que tu mascota esté experimentando para que los nuevos propietarios potenciales tengan la información que necesitan para determinar si su mascota sería una buena opción para su familia.
  • Obtén ayuda de los refugios, asociaciones o grupos de rescate. Algunas organizaciones de refugio y rescate pueden publicar la foto y el perfil de tu mascota en su sitio web como un listado de cortesía, mientras tu mascota se queda en tu hogar mientras esperáis a que un posible adoptante entre en vuestras vidas.
  • Como último recurso, puedes entregar a tu mascota a un refugio local u organización de rescate. Cada agencia puede tener un proceso diferente para entregar una mascota al cuidado de otros, pero obtén información llamando antes por teléfono a estos lugares o buscando información a través de Internet.

No abandones a tu gato

Tanto si el gato es pequeño como si es adulto, siempre hay opciones antes de abandonarlo. Es tu familia, si puedes quedarte con él será la mejor opción para todos. Pero si no puedes por los motivos que sean, NO LE ABANDONES. Búscale un hogar que esté dispuesto a cuidarle y a darle el cariño que tanto merece pero que tú ahora no puedes darle. Es un ser vivo y merece todo el respeto del mundo.

¿Se puede evitar tener que separarnos del gato? Por supuesto. Para ello basta con saber con antelación si realmente podemos hacernos cargo de él y, una vez que cumpla los seis meses, llevarlo a castrar. Sólo con esto podríamos evitar el sufrimiento de miles de millones de felinos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

3 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Milton Garcia dijo

    Hola !! buenas tardes, tengo dos preguntas:
    1_¿A que tiempo de haber nacido los gatitos les puedo dar comida de gatos ?
    2_¿ Porque mi gata en ocaciones es huraña con sus gatitos ?

    Por favor si me pueden ayudar, ya que es la primera vez que tengo una gata y sus crías.

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Milton.
      Te digo:
      1.- Más o menos, a la tercera semana ya le puedes empezar a dar comida blanda para gatitos.
      2.- Puede que sea primeriza, o que se sienta estresada, o que sea ese su carácter 🙂

      Un saludo.

  2.   benjamin dijo

    Hola buenas.

    por motivos personales de fuerza mayor mi pareja tiene que dar en adopcion a sus 4 gatos ya mayores pero tranquilos por que no podemos tenerlo en el lugar donde viviremos y queria saber si podrian ayudarnos con contactos de lugares a los cuales podriamos llevarlos o dejarlos para que los den de adopcion

bool(true)