Consejos para mejorar la higiene del gato

Los gatos son unos uno de los animales más limpios que existen en el mundo. Siendo muy jovencitos, aprenden a asearse imitando a su madre, y una vez que cumplen el primer año de vida a veces puede darnos la impresión de que se han obsesionado con mantenerse impolutos. Y es que se acicalan siempre que tienen la necesidad: después de comer, después de dormir la siesta,… Ciertamente, no les gusta nada estar sucios.

Aún así, como sus cuidadores que somos, podemos mejorar la higiene de los gatos más de lo que seguramente lo hayan hecho ya ellos mismos. ¿Cómo? Siguiendo los consejos te ofrecemos a continuación.

Mantén su arenero limpio

Los gatos no les gustan nada los areneros o bandejas higiénicas sucios/as. Si huelen mal, seguramente harán sus necesidades en otro lugar. Para evitarlo, es conveniente retirar las deposiciones y los orines cada día, y limpiar a fondo la bandeja una vez por semana. En el caso de que haya más de un gato, debe de haber un arenero para cada uno, y además es muy aconsejable quitar las deposiciones dos veces o tres por día.

Cepilla sus dientes

Con el paso de los años, la acumulación de sarro en sus dientes le puede causar muchos problemas (caída de piezas dentales, mal aliento, dificultad para masticar, entre otros). Para prevenirlo, es muy importante cepillarles los dientes una vez al día usando un cepillo y un dentífrico para gatos (no usar nunca los que son para humanos). Además, una vez al año debemos de llevarlos al veterinario para que les hagan una revisión completa, especialmente si tienen diez años o más.

No los bañes a menos que hayan dejado de hacerlo

Bañar a un gato es una tarea completamente innecesaria si está sano. Él ya se encarga de mantenerse limpio a diario. Ahora bien, si está enfermo y ha dejado de hacerlo, entonces sí que tendremos que bañarlo, pues de lo contrario su vida podría correr un serio peligro. Si tu amigo no se baña, aparte de llevarlo al veterinario para que lo examine y le ponga el tratamiento adecuado, debes bañarlo usando una toalla humedecida en agua tibia y un champú para gatos. No te olvides de poner la calefacción una media hora antes en el cuarto de baño y secarlo bien cuando hayas terminado con el fin de evitar que coja frío.

Quítales el pelo muerto

A diario hay que cepillar a los gatos. Al hacerlo, evitamos que se traguen muchos pelos, los cuales podrían acabar formando las preocupantes bolas. Además, es una manera de mantener el pelaje limpio, así que no dudes en cepillarlos una vez al día si lo tienen corto, o dos veces/día si lo tienen semilargo o largo. Usa el furminator para eliminar todavía más los pelos muertos, dejando a los animales casi sin ninguno.

Y tú, ¿cómo cuidas la higiene de tu gato?

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Curiosidades

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos pequeños felinos son muy independientes, pero lo cierto es que son unos grandes compañeros y amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.