¿Cuáles son las consecuencias de las caídas de gatos?

Los gatos pueden hacerse daño si se caen

¿Cuántas veces te han dicho o has leído que el gato siempre cae de pie? Muchas, ¿verdad? Pero la realidad es que no es así. Este animal no sólo puede hacerse mucho daño si cae desde una cierta altura, sino que además sólo tiene una única vida, y no siete como se viene diciendo desde hace años.

A pesar de que es muy ágil y un gran equilibrista, cualquier pequeña distracción puede hacer que termine con sus huesos en el suelo. Por eso, es muy importante sabes cuáles son las consecuencias de las caídas de los gatos, ya que así se tomarán las medidas oportunas para no tener que lamentar sustos.

Aunque suene contradictorio, se sabe que un gato puede hacerse mucho más daño si cae desde un primer o segundo piso que si lo hace desde una altura mayor. ¿Por qué? Porque no le da tiempo de adoptar la postura que le permitiría amortiguar el efecto del impacto, que es esta:

Por lo tanto, si un peludo tiene mala suerte y se cae mal, desde poca altura, lo más probable es que acabe con algún hueso roto… como poco. De hecho, las consecuencias pueden ser más graves que una fractura. Puede que termine con alguna hemorragia interna que, si no es cerrada a tiempo, resulte fatal para el animal.

Además de eso, el estrés y el miedo que siente va a permanecer con él durante días. Y eso por no hablar de que su familia va a tener que cuidar de él con mucho mimo, pues puede que le duela tanto que no pueda ir a hacer sus necesidades solo, o que pierda interés por acicalarse o comer.

De verdad, este tema, al igual que el de los atropellos, no es para tomárselo a broma. Es muy duro ver a un gato que lo está pasando tan mal, que en un instante ha perdido todo: sus ganas de jugar, sus ganas de limpiarse, sus ganas de… todo. Por su propio bien, y el nuestro, tenemos que tener las ventanas siempre cerradas para que así el peludo pueda seguir bien.

Los gatos no suelen sobrevivir en alturas intermedias

Los gatos pueden morir si se caen

Hay gatos que sobreviven a caídas de altas y también bajas, en cambio a una caída intermedia no siempre sobreviven. Todos los gatos en este mundo algún momento de sus vidas caerán de una distancia más o menos importante.

Les gusta estar en las alturas algo que puede hacer que se caigan. Pero un gato que cae de un tercer piso tendrá menos probabilidades de sobrevivir que un gato que cae de un sexto, por ejemplo.

Como te hemos comentado más arriba, esto es así porque en distancias intermedias no les da tiempo a adaptar su postura a la caída y pueden incluso tener algún golpe fatal. En cambio, cuando la altura es mayor, sí le da tiempo a reaccionar y al caer, puede acabar con lesiones internas y huesos rotos, pero podrían sobrevivir.

Saben dónde está “abajo”

Los gatos saben dónde está “abajo” y por lo tanto con ese instinto les permite caminar con un reflejo de enderezamiento que les permite, con el tiempo suficiente a girar el cuerpo y posicionar las patas para que puedan aterrizar sobre sus pies.

Para que el movimiento sea el correcto y el gato caiga de pie, necesita que la altura sea por lo menos de un otro y medio. Si es menos no le dará tiempo a realizar este movimiento tan necesario para salvar su vida (aunque se rompa algún hueso).

Además, cuando los gatos caen de alturas más altas, pueden extender sus patas de tal manera que crean un “efecto paracaídas” que mejora gracias a su pelaje y que puede frenar en cierto modo el impacto de la caída.

Pero aún hay más: cuando llegan al suelo, los músculos de sus patas actúan como maravillosos amortiguadores capaces de absorber el impacto, incluso aquellos impactos que son más fuertes.

Esto sin lugar a dudas es una maravilla de la naturaleza que los felinos pueden disfrutar, ya que los humanos no tenemos estos “superpoderes” naturales y si caemos de una altura considerable, nos matamos. Y si es más baja… nos rompemos los huesos como poco.

Cuando el gato cae

Las caídas de los gatos a veces son preocupantes

Cuando el gato cae, hay dos fuerzas que actúan: la gravedad y la resistencia al aire que empuja en dirección contraria a la caída. Esta residencia al aire aumenta según la velocidad que adquiere y se alcanza en un momento determinado, la “velocidad límite”. En este momento, no se aumenta la velocidad aunque la caída sea más larga.

El menor índice de supervivencia de los gatos se sitúa alrededor de los 18 metros. Con el efecto paracaídas la velocidad de caída de un gato es de unos 97Km/h en comparación con el de los humanos que es de 193km/h.

Esta diferencia permite a los gatos que tengan un alto índice de supervivencia a las caídas. Pero, ¿por qué en distancias intermedias tienen menos suerte estos animales? Ocurre porque los gatos, como te hemos comentado más arriba, cuanto más tiempo tienen más tiempo aprovechan para posicionar su posición correctamente ante el impacto inminente.

Por otra parte, cuando al gato no le da tiempo de posicionar bien el cuerpo, el impacto puede acabar con su vida, aunque sea de menos metros. Además, hay que tener en cuenta que si un gato cae y mantuviera las patas duras en el impacto se rompería todos sus huesos.

En este sentido, se sabe que los 18 metros es la tasa de supervivencia de un gato ante una caída, pero que sobreviva no significa que no quede gravemente lastimado. Además, los gatos con mala salud, edad avanzada, con sobrepeso, etc. Pueden tener errores de cálculo y que esto les genere también una caída mortal, aunque tengan tiempo suficiente de reacción.

Nunca descuides la seguridad de tu mascota en tu hogar, para evitar que tenga un accidente de este tipo. Porque aunque “Los gatos siempre caen de pie”, también puede ser una caída mortal.

Para más información, en este artículo te explicamos qué hacer si el gato sufre una fractura.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)