Cómo tratar a un gato inquieto en el coche

Imagen – David Martyn Hunt

Gatos y coches… ¿incompatibles? Seguro que más de uno y más de dos dirá que sí. Es cierto que estos peludos son muy sensibles a los cambios, hasta el punto de que una corta salida en automóvil los suele estresar y agobiar mucho, pero también lo es que siguiendo unos consejos la situación puede ser distinta.

Así que si te estás preguntando cómo tratar a un gato inquieto en el coche, no te pierdas este artículo 🙂 .

Acostúmbralo al transportín

Esto es lo primero que hay que hacer, pero … ¿cómo? Bueno, en realidad es muy sencillo. Bastará con que el transportín pase a formar parte del mobiliario del gato, como una camita más. Le dejamos la puerta abierta, le ponemos dentro una manta y lo colocamos en una habitación donde el peludo suela pasar el rato. Podemos animarle a entrar introduciendo un juguete o golosinas para felinos, así seguro que no dudará en hacerlo 😉 .

Cuando veamos que entra y sale con seguridad, y que incluso se echa una siesta ahí, entonces podremos pasar al siguiente paso: mantenerlo dentro con la puerta cerrada. Le daremos algunas golosinas para que esté tranquilo, y luego cogeremos el transportín -con él dentro- y daremos un paseo por dentro de la casa. Al terminar, lo dejaremos donde estaba y dejaremos al animal libre para, acto seguido, premiarlo.

Importante: durante todo el tiempo tenemos que mantener la calma, pues si estamos nerviosos el gato lo notará y no servirá de nada.

Acostúmbralo al coche

Ahora que el gato ya ve al transportín como un mobiliario más, como algo que le da seguridad y donde puede estar tranquilo, será fácil acostumbrarlo al coche. De todas formas, las primeras veces aconsejo pulverizar el interior con spray de Feliway media hora antes de salir, ya que así nos aseguraremos casi al 100% de que el peludo va a estar realmente bien durante todo el trayecto.

Primero haremos viajes cortos, de unos cinco minutos, y luego iremos aumentando ese tiempo. Durante todo el viaje es muy recomendable, o que alguien se siente al lado del transportín (o sea, del gato 🙂 ) para que le transmita seguridad, o bien que nosotros nos mostremos felices (por ejemplo, tarareando una canción y/o hablando con el animal con un tono de voz alegre).

Si el trayecto es muy largo, es necesario que lo saquemos del transportín cada 2 horas poniéndole previamente un arnés y correa para que pueda pasear por el vehículo, y si lo desea hacer sus necesidades y comer. Nunca hay que sacarlo del coche por el peligro que supondría.

En caso de emergencia…

Cuando el gato ha tenido un accidente y/o se encuentra muy enfermo hay que llevarlo al veterinario lo antes posible, por lo que en estos casos no podemos seguir los pasos descritos anteriormente porque, simplemente, no hay tiempo. ¿Qué hacer entonces? En esta situación aconsejo hacer lo siguiente:

  1. Preparar el transportín, poniendo una manta dentro.
  2. Ir a por el gato, manteniendo la calma y con golosinas. Le daremos unas cuantas caricias, le hablaremos suave, y lo cogeremos.
  3. Luego lo introduciremos en el transportín. Si es de los que tienen puerta arriba, mejor, puesto que solo será abrirla y meter al gato sin que apenas se estrese; en caso de que no tenga, introduciremos premios dentro y lo introduciremos en él con suavidad, animándolo a entrar.
  4. Por último, nos aseguramos de que todas las puertas del transportín están bien cerradas, y colocaremos un trapo o toalla de color oscuro sobre él asegurándonos que el gato pueda respirar con normalidad. Y lo llevaremos al veterinario.

Espero que este artículo te sea de utilidad.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Curiosidades

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos pequeños felinos son muy independientes, pero lo cierto es que son unos grandes compañeros y amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.