Cómo sedar a un gato

Tu veterinario sedará al gato cuando lo opere

Aunque siempre hay que intentar evitar darle un sedante o tranquilizante a un gato, la realidad es que teniendo en cuenta la poca tolerancia al estrés que tiene este animal a veces no queda más remedio que hacerlo. Por ejemplo, si es un felino que puede reaccionar agresivamente en la clínica veterinaria el profesional optará por administrarle un medicamento, normalmente por vía intravenosa, para que se calme.

Pero, ¿cómo sedar a un gato? Y, ¿por qué?

¿Cómo sedarlo?

Los gatos sedados parecen dormidos

Habla con el veterinario

Si tenemos un gato al que tengamos que sedar, lo primero que haremos siempre es consultar con un veterinario. Nunca, bajo ningún concepto, le daremos un medicamento sin su consentimiento ya que de lo contrario podría ser fatal para el animal.

Al especialista tenemos que explicarle por qué queremos sedarlo para que nos recomiende el mejor sedante para nuestro amigo, que puede ser:

  • Benzodiacepinas: son sedantes que alivian la ansiedad. Sus efectos secundarios son la somnolencia, la desorientación y el aumento del apetito. No administrar en gatos con problemas hepáticos o renales.
  • Inhibidores de la recaptación de serotonina (AIRS): alivian la ansiedad, pero pueden causar mareos leves y desorientación. Hay que evitar administrárselos a gatos con enfermedades cardíacas.
  • Fenobarbital: es un narcótico y sedante que se utiliza para tratar la epilepsia.
  • Otros sedantes: la clonidina y la gabapentina son sedantes y también alivian la ansiedad en los gatos.

Suministra el medicamento

Una vez que el veterinario nos ha recomendado un sedante, tenemos que administrárselo cuándo y cómo él nos haya dicho. Si es una pastilla, se la mezclaremos con comida húmeda para que se la trague, o se la introduciremos dentro de la boca. En el caso de que sea una inyección, será él quien se la ponga.

Cuida del gato

Tras haberle suministrado el medicamento hay que envolverlo con una manta para que no coja frío e ir controlando sus constantes vitales. En caso de duda, hay que consultar de nuevo con el veterinario.

¿Por qué hay que sedarlo?

Son varios los motivos que pueden llevar a una persona a sedar a su gato, entre ellos:

  • Evitar que se ponga nervioso y/o agresivo en la clínica veterinaria.
  • Para cortarle el pelo y/o bañarlo en una peluquería de animales.
  • Como tratamiento para la ansiedad.
  • Para que se adapte mejor a su nueva situación (por ejemplo, a la llegada de un nuevo miembro al hogar).

¿Existen otros métodos para calmarlo?

Si no te convencen los medicamentos puedes probar otro tipo de sedantes, más naturales, que ayudarán a tu gato. Uno de ellos es el Feliway, que es un líquido compuesto de feromonas sintéticas que relajan a los felinos. Lo encontrarás tanto en spray como en difusor que puedes poner en las habitaciones donde más tiempo pase el animal.

Otro de ellos es el Zylkene, que son suplementos alimenticios que provienen de una proteína láctea que tiene efectos sedantes o calmantes en el gato. Se vende en las clínicas veterinarias, tiendas de animales y por Internet.

Otra manera de calmarlo es poniendo música clásica y tratando de llevar una vida tranquila. Por experiencia te puedo decir que esto funciona.

La anestesia en los gatos y la sedación

Sedar a un gato a veces es necesario

En muchas ocasiones, cuando se necesita en veterinaria dormir o calmar a los gatos se usa anestesia. Muchos dueños de mascotas temen a la anestesia. La anestesia, definida como una «pérdida de sensibilidad”, se usa comúnmente en las prácticas veterinarias y proporciona una herramienta esencial para procedimientos quirúrgicos u otros procedimientos dolorosos que se recomiendan para la salud de tu gato.

Se usa para castrar o esterilizar a los gatos, en limpiezas dentales o en alguna circunstancia en que el gato tiene que estar sin moverse o tranquilo en procesos de dolor. El gato parece dormido cuando está anestesiado. A continuación vamos a darte alguna información para que entiendas de qué se trata y sobre todo, para tranquilizarte en caso de que tengas que aplicarlo a tu gato.

Se espera que se use anestesia cuando tu gato está esterilizado o castrado, en limpiezas dentales y más. A continuación, se incluye información que le ayudará a comprender mejor algunos de los tipos de anestésicos de uso común que utilizamos para las mascotas.

Sedación antes de la anestesia

A los gatos generalmente se les administran sedantes o tranquilizantes antes de la anestesia. Estos medicamentos sedarán y calmarán a un gato para que pueda relajarse y colocarle una máscara o un tubo traqueal necesario para la anestesia inhalatoria.

El veterinario utilizará varias combinaciones para ayudar a reducir los riesgos de la anestesia mientras ayuda a aliviar el dolor y el nivel de sedación de la mascota necesarios para los procedimientos que apoyan la salud del animal. Los fármacos sedantes se administran de diversas formas, como por vía subcutánea (debajo de la piel), intramuscular (en el músculo) o por vía intravenosa.

Anestésicos inyectables

Hay muchos tipos diferentes de agentes anestésicos inyectables y cubriremos algunos de los más comunes. Cada uno de estos elementos tiene pros y contras. Habla con el veterinario sobre los riesgos de usar ciertos anestésicos para el procedimiento de un gato. El médico puede tranquilizarte sobre el tipo de anestésico que se utilizará y por qué. Los más utilizados son:

  • Opioides: los opioides son una de las premedicaciones más utilizadas en perros y gatos.  Proporcionan tanto control del dolor como efectos relativamente bajos en el sistema cardiovascular, lo que los convierte en medicamentos de elección para muchas mascotas con enfermedades respiratorias o cardíacas. Los diferentes opioides duran diferentes períodos de tiempo en el cuerpo. Muchos opioides se pueden combinar con otros medicamentos con bastante facilidad, lo que los convierte en una opción ideal para la premedicación en muchos gatos.
  • Benzodiazepinas: esta clase de medicamentos se considera una de las más seguras para los pacientes veterinarios y, por lo general, es un medicamento de elección para geriatría. Ha tenido una popularidad creciente en la medicina veterinaria. Esta clase de fármacos puede provocar un efecto excitador en algunos pacientes en raras ocasiones. También tiene efectos anticonvulsivos e incluye medicamentos como midazolam y diazepam.
  • Ketamina: La ketamina es un anestésico disociado ampliamente utilizado como fármaco preanestésico y en combinación con otros fármacos. También puede ser útil para el control adicional del dolor en pacientes bajo anestesia. La ketamina se usa en muchas situaciones y es un componente clave para la anestesia en gatos que se ponen nerviosos con el veterinario, lo que ayuda a garantizar que reciban la atención que necesitan.
  • Propofol: el propofol es un hipnótico no barbitúrico. También se llama PropoFlo, Rapinovet y Dipravan. El propofol es uno de los agentes de inducción más comunes utilizados en medicina veterinaria. Es de acción rápida, ofrece un período de recuperación rápido y rara vez causa efectos secundarios del fármaco.

Anestésicos inhalantes

El isofluorano es un gas inhalante que se usa comúnmente en medicina veterinaria. La mayoría de los procedimientos veterinarios utilizan gas isoflurano o sevoflurano durante la anestesia para ayudar a mantener a los pacientes en un grado apropiado de sedación y analgesia.

Hay pros y contras de cada uno de los sedantes inyectables mencionados anteriormente. Siempre es un riesgo potencial al usar anestesia para cualquier mascota, sin importar la edad o condición. Aún así, la anestesia es una parte importante para permitir procedimientos que apoyen la salud, la comodidad y la longevidad de nuestras mascotas. Pide al veterinario que le haga un análisis de sangre preanestésico. Esta precaución ayudará a tu veterinario a determinar el mejor anestésico o combinación de anestésicos para tu gato.

Gato sobre un mueble

¿Te ha parecido interesante?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.