¿Cómo sacar a un gato de su escondite?

Gato escondido tras la puerta

El gato es un peludo al que le gusta mucho esconderse; de hecho, es algo que necesita para poder tener un ratito sólo para él. A lo largo del día veremos que, sin más, se va a su rincón favorito del hogar para echarse una siesta, lejos de nosotros.

Aún así, cuando llegamos a casa y lo llamamos, lo normal es que venga, pero ¿qué hacer si después de buscarlo no lo hemos encontrado? ¿Cómo sacar a un gato de su escondite?

¿Por qué se esconden los gatos?

Los gatos se asustan con los ruidos fuertes

Los gatos nos pueden parecer muy asustadizos, pero los vemos de distinta forma cuando sabemos que tienen un sentido del oído lo suficientemente desarrollado como para poder escuchar, con total claridad, el sonido que emite un ratón a siete metros de distancia. Es hasta cierto punto irónico que hayan decidido convivir con los humanos, unos animales ruidosos que gritan, dejan caer cosas pesadas al suelo, ponen la música a todo volumen, y un largo etcétera).

Estos felinos, al igual que el resto de sus congéneres, son sigilosos, intenten pasar desapercibidos siempre, y cuando por ejemplo pasa un camión por la calle de casa lo normal es que, si no están acostumbrados, se metan debajo de la cama o de cualquier mueble. Y no, no podemos afirmar que con el tiempo se acostumbren, porque a veces no pasa eso.

Cada año tiran fuegos artificiales, y cada año hay gatos que lo pasan muy mal en esas fechas. No es un problema de memoria, si no de alta sensibilidad auditiva + instinto de supervivencia. Cualquier animal con patas, piernas o con un cuerpo que no tenga que estar anclado al suelo se alejaría lo más rápido posible de una bomba.

Lo sé. Puede que poner de ejemplo a una bomba sea demasiado exagerado, pero es para que entiendas lo importante que es para los gatos la tranquilidad, el moderar el tono de voz, … en definitiva, el vivir sin sobresaltos.

Entonces, ¿qué es lo que asusta a los gatos?

Cualquier cosa:

  • Vehículos que pasan, sobretodo si son grandes y/o especialmente ruidosos
  • Fuegos artificiales y petardos
  • Gritos, hablar en un tono de voz alto
  • Que le pongan algo detrás (como los clásicos pepinos que hablábamos en este artículo)
  • Que les persigan
  • Los malos tratos, incluyendo no solo el abuso físico, sino también el acoso y el hacerles enfadar

Como vemos, son motivos bastante comunes; es decir, los humanos también nos podemos asustar por esas cosas. Pero si no los respetamos, jamás serán felices.

¿Cómo sacar a los gatos de su escondite?

Gato escondido

Los gatos se pueden esconder por varios motivos, tal y como hemos explicado. La inseguridad, el miedo o el querer estar solo son poderosas razones por las que optan por mantenerse aislados temporalmente de la familia, hasta que ya se sientan mejor. Pero si queremos que nuestro querido peludo de cuatro patas salga, tenemos que hacer lo siguiente:

  1. Lo primero es no hacer ningún ruido. Quitaremos la radio, y dejaremos las tareas domésticas para después. En el caso de que tengamos perro, lo introduciremos en su transportín o en una habitación.
  2. Después, cogeremos una lata para gatos (comida húmeda) o una bolsa de premios para gatos. Caminaremos por la casa, cogiendo la anilla de la lata y haciendo ruido (como si quisiéramos abrirla, pero sin hacerlo realmente) o agitaremos la bolsa mientras lo llamamos con una voz muy alegre.
  3. Luego, podemos maullar. No, no se trata de que nos convirtamos en gatos, sino de tratar de calmarlo. Escuchar un maullido suave le ayudará a tranquilizarse.
  4. Por último, le tenemos que dar tiempo. No podemos obligarle a salir si en ese momento no le apetece. Además, puede que necesitar estar solo para poder relajarse. Cuando se sienta cómodo, nos lo hará saber 🙂 .

¿Por qué mi gato nuevo se esconde?

 

Si acabamos de adoptar a un gato, es normal que busque un refugio. Para nosotros la vivienda es una casa o un piso, pero un hogar a fin de cuentas; sin embargo, para el felino es un lugar completamente desconocido. Por eso, se recomienda tenerlo durante los primeros tres-cuatro días en una habitación, con su cama, comida, agua, arenero (lo más lejos posible de su comedero), y juguetes.

Durante esos días tenemos que pasar todo el tiempo que podamos con él, pero sin obligarle a nada. No hay que cogerlo en brazos de buenas a primeras, porque lo que conseguiremos así es asustarlo todavía más (y de paso, podemos llevarnos algún que otro rasguño o mordisco).

Cuando veamos que ya se siente mejor, más cómodo, le dejaremos la puerta abierta para que explore el resto de su nuevo hogar 🙂 .

 

¿Cómo atrapar a un gato asustado?

El gato puede asustarse

Bueno, cuando un gato está asustado se ha de evitar precisamente eso, atraparlo, o de lo contrario se pondrá mucho más tenso y se sentirá peor. Pero por ejemplo, si es un gato callejero que necesita ayuda veterinaria urgente, bien porque haya tenido un accidente con un coche o creamos que está enfermo, lo primero es procurar que el ambiente esté lo más tranquilo posible.

Luego, colocamos unas cuantas jaulas-trampa para gatos (en venta aquí) en distintos rincones, ocultando el techo con ramas y hojarasca, y metiendo dentro un plato con comida húmeda para gatos.

Por último, nos apartamos y esperamos.

Casos de vida o muerte

 

En el caso de que sea un gato que veamos que no se puede mover, que vaya cojo y/o que esté agonizando, teniendo en cuenta que se trata de un caso de vida o muerte, le tiraremos una toalla grande por encima, lo cogeremos, y lo meteremos enseguida en un transportín o en una jaula-trampa. Cuando esté dentro, cerramos la puerta de entrada y lo tapamos con una toalla o trapo para que no tenga posibilidad de ver nada del exterior (pero sí respirar, ojo) y pueda, de esta manera, estar lo más tranquilo posible.

Nota: puede que nos arañe y/o nos muerda. Por eso, es importante también que llevemos manga larga y pantalones largos, o en su defecto que, al sostener al gato, lo mantengamos un poco alejados de nuestro cuerpo.

¿Cómo atraer a un gato?

Para atraer a un gato lo que podemos hacer es algo que casi nunca falla: ofrecerle comida húmeda. Pero no, solo con esto no conseguiremos nada: también debemos de estar tranquilos, evitar hacer movimientos bruscos y, parpadear de forma lenta para decirle que puede confiar en nosotros.

 

Si es un gato joven o muy juguetón, puede que atraigamos mejor su atención con algo que se mueva o que podamos mover, como una cuerda o un juguete 😉 .

Mi gato no se adapta, ¿qué hago?

El gato se asusta rápido

Cuando llevamos a un gato al hogar, debemos de tener paciencia pues no podemos esperar que se adapte el mismo día. Como decíamos antes, tu hogar es un lugar completamente desconocido para él, y lo seguirá siendo hasta que no lo explore muchas veces, hasta que no se sienta cómodo contigo, hasta que se restriegue por los muebles al menos un par de veces todos los días dejando su olor,…

Dejándole su espacio, respetándolo en todo momento y demostrándole que puede sentirse bien (primero de forma sutil, con los parpadeos lentos, la comida húmeda, los juguetes; y más adelante con las caricias y los abrazos en el caso de que se deje abrazar) más tarde o más temprano conseguirás que esté mejor.

¿Y si no se adapta?

En principio, los gatos tardan una media de seis meses en adaptarse, siendo los gatitos y gatos jóvenes los que tardan menos (un mes o así)

 

y los más mayores que les cuesta más. Pero es necesario saber que hay distintos tipos de gatos dependiendo de dónde se hayan criado:

  • Ferales: son los que han nacido y se han criado en la calle. Lo normal es que huyan de la gente, o que solo establezcan relación con sus cuidadores.
    Son amantes de la libertad, y no pueden vivir en una casa, nunca, pues no serán felices.
    Solo si estuvieran en peligro se ha de mirar de trasladarlos, o de tenerlos en un cercado lo más amplio posible, pero no en una vivienda.
  • Semi-asilvestrados: son gatos que durante toda su vida han tenido contacto humano (o presencia humana). No rehúyen de nosotros, aunque sí que se muestran desconfiados cuando se acercan a ellos alguien que no conocen.
    A veces se da el caso de que alguno tiene un carácter sociable, cariñoso, volviéndolo ”adoptable”, pero eso no significa que pueda vivir las 24h en una casa tampoco. Estos animales saben lo que es la libertad, y como todo felino que se precie, la adoran. Por ello, solo serán felices si tienen acceso al exterior (tipo jardín o patio, vallado o con red).
  • Caseros o ”de interior’‘: son gatos que han nacido y se han criado entre humanos, sin acceso alguno al exterior. Ellos sí que pueden (y de hecho deben) vivir con las personas dentro del hogar, pues no sobrevivirían en la calle.

 

¿Por qué te cuento esto? Bien, porque no sería raro que el gato que vive con nosotros en realidad no sea uno casero. Además, hay que tener presente la historia de ese animal: puede que haya sufrido malos tratos, o que haya estado viviendo con una familia un poco acosadora. Si en el refugio nos pueden contar si le pasó algo, perfecto, pero si no… ¿qué hacemos?

Bueno, lo ideal es consultar con un terapeuta felino, que por fortuna en España ya empieza a haber, o con algún etólogo felino que trabaje en positivo.

Recordemos que lo primero, lo segundo y lo último debe ser el bienestar del animal.

Los gatitos son animales muy sensibles

Es muy importante dedicar tiempo a nuestro querido amigo y respetarle en todo momento. Solo así podrá ser realmente feliz.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida