Cómo saber si mi gato tiene problemas cardíacos

Gato atigrado triste

Los gatos, al igual que los seres humanos, pueden sufrir enfermedades del corazón. Sin embargo, son unos maestros a la hora de ocultar el dolor, de modo que a veces puede resultarnos muy complicado saber cómo se encuentran de salud.

Por ello, es muy importante que estemos atentos ante cualquier detalle nuevo que haya podido surgir, pues puede ser una señal de que nuestro amigo no está bien. A continuación te explico cómo saber si mi gato tiene problemas cardíacos.

¿Cuáles son los síntomas de enfermedad cardíaca en los gatos?

El gato es un peludo que no va a expresar dolor a menos que ya no pueda soportarlo más. Cuando tenga problemas cardíacos, los síntomas que va a mostrar son los siguientes:

  • Letargo: es debido a que el corazón se ve obligado a trabajar más para hacer llegar la sangre a todas las partes del cuerpo, lo que provoca que el gato se canse mucho más rápido al hacer cualquier actividad física.
  • Mareos: al caminar se sentirá mareado y débil, por lo que aprenderá a que es mejor quedarse quieto.
  • Frecuencia respiratoria alta: en un gato sano, la frecuencia respiratoria varía entre 20 a 30 respiraciones por minuto. Si supera las 35 estando en reposo, debe de preocuparnos, pues sus pulmones al tener una acumulación de líquido no trabajan debidamente, por lo que el intercambio de oxígeno a través de ellos es ineficaz.
  • Jadeo: a menos que el gato haya jugado vigorosamente o haga mucha calor, si vemos que respira por la boca probablemente tenga problemas cardíacos.
  • Pérdida de apetito: si su corazón está enfermo, el gato dejará de tragar ya que de lo contrario tendría que dejar de respirar.
  • Desmayo: en casos graves, el gato puede desmayarse cuando no le llega suficiente sangre al cerebro.
  • Acumulación de líquido en el vientre: como resultado de un intercambio de fluidos dentro de los vasos sanguíneos que dejan que el líquido se filtre en las cavidades corporales.
  • Parálisis en las patas traseras: si la enfermedad sigue avanzando, se desarrollan coágulos de sangre que se alojan en un punto donde la arteria principal que va hacia sus patas traseras se divide en dos.

¿Cuál es el tratamiento?

Si sospechamos que nuestro gato tiene problemas cardíacos, no hay que dudarlo: deberemos de ir inmediatamente al veterinario. Una vez allí, le harán una serie de exámenes, como ecografía del corazón, radiografías y análisis de sangre para determinar la causa y encontrar así el diagnóstico. Dependiendo de cuál sea el motivo por el que el corazón no funcione correctamente, el profesional puede optar por intervenirlo quirúrgicamente para repararlo o para eliminar el exceso de líquido, o bien nos recomendará darle medicamentos y una dieta baja en sodio.

Gato azul adulto

Los gatos con enfermedades cardíacas tienen que ser atendidos lo antes posible. Recuerda que un diagnóstico precoz sirve para que la recuperación sea más rápida.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Enfermedades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *