Cómo cuidar el pelo del gato

Gato británico de pelo corto

El pelo del gato es una de las partes que más solemos admirar de este felino. Es brillante, de colores magníficos y, aunque el tacto puede ser suave o áspero, casi siempre lo veremos limpio. De hecho, sólo lo descuidará en el caso de que se encuentre muy enfermo o sea muy mayor, y cuando eso ocurra, tendremos que encargarnos aún más de su higiene.

Mientras tanto, para ayudarle y de paso evitar la formación de las terribles bolas de pelo en su estómago, a diario tenemos que proporcionarle una serie de cuidados con el fin de que su pelaje esté sano por dentro… y también por fuera. Por ello, te vamos a explicar cómo cuidar el pelo del gato.

Cepíllalo a diario

El pelo del gato es como el de los humanos: cada día se caen algunos y surgen otros. El peludo en su lengua tiene unos ganchos diminutos que le sirven para poder separar la carne de los huesos de sus presas, pero también para poder quitarse bastante pelo muerto. El problema es que en primavera y sobretodo en verano, se le cae bastante, por lo que al acicalarse se traga mucho más de lo habitual.

Para evitar riesgos innecesarios, es muy importante que lo cepillamos al menos una vez al día si tiene el pelo corto, o dos veces/día si lo tiene semilargo o largo. ¿Con qué? Con cepillo carda. Al terminar será muy recomendable pasarle el FURminator, que es un peine de púas rígidas especialmente diseñado para eliminar prácticamente todo el pelo muerto.

Gato de pelo largo

Aliméntalo de la mejor manera posible

Seguramente hayas oído decir alguna vez aquello de ”somos lo que comemos”. Pues bien. Esto es algo que también se aplica al gato. Si se le da una comida de alta calidad, rica en proteína animal y que esté exenta de cereales y de subproductos, podremos estar seguros de que tendrá un crecimiento óptimo, y su pelo brillará de salud.

Este tipo de comidas son más caras que las que podemos encontrar en los supermercados (un saco de 7,5kg puede costar sobre los 45 euros), pero la cantidad que hay que darle es mucho más baja, de modo que termina saliendo a cuenta 🙂 .

Gata descansando

Si está enfermo o es mayor, pásale toallas húmedas

Un gato que esté muy enfermo o que ya es muy mayor y ha dejado de acicalarse con la frecuencia que lo hacía antes, necesitará que nos ocupemos de su higiene. En el caso de que no lo hiciéramos, podría llegar a empeorar hasta tal punto de que se abandonaría, incluso podría llegar a morir.

Por ello, es conveniente que le pasamos toallas húmedas en una habitación en la que hayamos puesto la calefacción. Si está muy sucio, lo podremos limpiar con un champú en seco para gatos. Luego lo cepillaremos para retirarle toda la suciedad.

Gato atigrado gris

Con estos consejos, el pelo de tu gato se verá limpio y sano.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario