Cómo cuidar a una gata que acaba de tener gatitos

Gata con gatitos

Por lo general, una gata que acaba de ser madre será una estupenda progenitora para sus pequeños. Es una auténtica gozada verla cuidando de los gatitos, manteniéndolos limpios, bien alimentados y protegidos del frío. Pero, ¿quién sería capaz de no ayudar a su peluda? Yo, desde luego, no podría dejar que hiciera todo el trabajo sola, y seguro que tú tampoco, ¿verdad?

Por eso, es posible que te preguntes cómo cuidar a una gata que acaba de tener gatitos. ¿Qué puede hacer un humano por su felina, y por los cachorritos de ésta? Afortunadamente, mucho.

Durante el embarazo

La gata tiene un embarazo de unos 65 días más o menos (como mínimo debe durar 64, y como máximo 67). Durante ese tiempo necesitará una serie de cuidados para que todo vaya como la seda, empezando por la alimentación. En cuanto sepamos que está esperando gatitos, tenemos que cambiarle la dieta y empezar a darle un pienso para gatitos y gatas lactantes, ya que contienen una mayor concentración de nutrientes que le serán muy necesarios para la lactancia.

Pero, además, tenemos que asegurarnos de que está viviendo en un hogar seguro y tranquilo, sin ruidos ni sobresaltos. Si queremos que todo vaya bien, la calma, la paciencia y el respeto serán nuestros mejores aliados. Asimismo, tenemos que dejar que sea ella la que decida dónde quiere hacer su nido, y no cambiárselo a menos que esté en una zona peligrosa (como lo puede ser la cocina o la lavandería).

Durante el parto

En la medida de lo posible, no intervendremos. Sólo tenemos que ir comprobando que expulsa una placenta para cada gatito nacido, y que el pequeño se mueve tras el nacimiento. En el caso de que no fuera así, lo cogeremos y haremos como si quisiéramos limpiarlo bien, a consciencia, con un trapo, frotando la espalda. También es muy importante insuflarle aire en los pulmones, lo que sería el boca a boca. A veces ésta es la única medida capaz de ayudar al gatito a vivir.

Si falta alguna placenta o si la gata se ve muy débil y sospechamos que tiene algún gatito todavía dentro, hay que consultar con un veterinario lo antes posible.

Tras el nacimiento

La gata, instintivamente, sabe cómo cuidar de sus crías. Pero si es primeriza puede que surjan problemas, como que un gatito no coma demasiado o que la madre lo haya rechazado. Si esto es lo que nos ha ocurrido, podremos cuidarlo siguiendo esta guía. Además, tendremos que saber qué es lo que ha pasado, pues puede que la peluda sufra de mastitis, que es la inflamación de la glándula mamaria, la cual requerirá atención veterinaria.

Por otra parte, hay que mirar el flujo vaginal de la gata. En los primeros 10 días, es normal que expulse flujo con un poco de sangre oscura; pero si pasado ese tiempo continúa haciéndolo y/o empieza a tener un olor fétido, hay que ir al veterinario pues podría tratarse de una infección.

Gata tricolor en la cama

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad 🙂 .

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *