¿Cómo hacer un antipulgas casero para gatos?

Las pulgas son parásitos

Domestic cat with blue collar scratching head in the garden

No vamos a engañarnos: los gatos son, lamentablemente, unos animales muy vulnerables a las picaduras de pulgas. Si salen al exterior y no les hemos puesto nada, lo más probable es que regresen con alguna que otra inquilina no deseada oculta en su pelaje, especialmente si es primavera o verano que es cuando estos parásitos están más activos. ¿Hay algo que podamos hacer para evitarlo sin utilizar productos químicos?

Aunque hoy en día podemos encontrar pipetas, collares e incluso pastillas que los protegen, también es cierto es que podrían tener efectos secundarios importantes, como picor, irritación, enrojecimiento, o incluso problemas más serios como un edema pulmonar, tal y como le sucedió a una de mis gatas la cual afortunadamente pudo salvarse. Por todo esto, si no nos terminamos de fiar lo mejor será hacer nosotros mismos un antipulgas casero para gatos. ¿Cómo? Muy sencillo: siguiendo los pasos que te detallamos a continuación.

¿Cómo hacerlo?

Las pulgas se tratan con remedios caseros

Un antipulgas casero muy efectivo y fácil de hacer es el spray de cítricos. Para ello, lo que necesitarás será agua, piel de naranja o limón, y un pulverizador. ¿Lo tienes? De ser así, es momento de pasar al paso a paso:

  1. Lo primero que hay que hacer es poner a hervir medio litro de agua con la piel de las frutas.
  2. Después, se deja en el fuego unos minutos hasta que se desprenda el aroma de la fruta.
  3. Por último, retira las pieles de la fruta y rellena un pulverizador con el agua resultante.

Cuando se haya enfriado, podrás aplicarlo directamente sobre el gato teniendo cuidado de que no le entre en los ojos, orejas, nariz ni en la zona ano-genital.

¿Cómo evitar pulgas en casa?

De nada servirá proteger al gato sin limpiar bien la casa. Así que vamos a ver qué más podemos hacer para poder despedirnos de las pulgas para siempre:

  • Pasar la aspiradora por los muebles.
  • Fregar el suelo y las superficies con agua muy caliente -si está hirviendo, mejor-.
  • Esparcir tierra de diatomeas sobre los muebles del gato y las superfícies. Esta tierra es en realidad un polvo blanco muy fino compuesto por algas microscópicas fosilizadas que se utiliza para el tratamiento de parásitos externos. Puedes conseguirla aquí.

A continuación vamos a explicarte algunas formas más para que sepas cómo acabar con las pulgas en tus gatos y que no vuelvan a ser una molestia nunca más para ti.

El vinagre como repelente de pulgas casero

Haz tu propio antipulgas casero

¿Estás buscando un repelente de pulgas barato y natural para tu gato? Si quieres mantener las pulgas fuera del cuerpo de tu mascota y fuera de su hogar, pero no le gusta usar collares y aerosoles para pulgas a base de productos químicos, el vinagre es otra opción a considerar. El vinagre no tiene fragancia y es ecológico. Es natural y libre de químicos, es seguro para mascotas y niños, y alivia las picaduras de pulgas de tu gato.

Usando el vinagre en tu mascota

Al igual que muchas plagas, las pulgas odian el olor y el sabor del vinagre, por lo que harán todo lo posible para evitarlo. Usa esta información para tu ventaja haciendo un aerosol para pulgas a base de vinagre para usar en tu mascota.

Para hacer tu aerosol casero para pulgas, necesitarás vinagre blanco o vinagre de manzana. Cualquiera de los dos está bien, aunque algunas personas sienten que su mascota prefiere el aroma del vinagre de manzana. Solo ten en cuenta que los gatos pueden no tolerar que se les rocíe o limpie el vinagre.

Crear el aerosol para pulgas es tan simple como diluir el vinagre con agua. Algunas personas recomiendan mezclar partes iguales de vinagre y agua. Otros recomiendan mezclar una parte de vinagre con tres partes de agua. Experimenta con ambas fórmulas para ver cuál funciona mejor para tu gato. La fórmula más concentrada tendrá más poder repelente de pulgas. Si encuentras que tu mascota es resistente al olor, comienza con la fórmula más diluida y aumenta una vez que esté acostumbrada.

Antes de rociar

Antes de aplicar tu repelente de pulgas casero, asegúrate de revisar si tu mascota tiene cortes o llagas abiertas. Aplicar vinagre a las picaduras de la piel rota, por lo que debes tener cuidado de no aplicarlo a ninguna herida porque podría escocerle mucho. Ten cuidado de no rociarlo en los ojos de tu mascota tampoco. Si quieres que tu mascota acepte la nueva forma de repelente de pulgas, no quieres que lo asocie con ninguna molestia.

Para aplicar

Para aplicar la solución de vinagre, usa una botella de spray o aplícalo con un paño que hayas sumergido en la solución. Los gatos pueden preferir el método de frotar, especialmente si previamente has usado una botella de spray para fines de entrenamiento y disciplina.

Si estás utilizando una botella de spray, escoge una botella de spray limpia que no haya sido utilizada previamente para otros productos químicos. El vinagre es un ácido y podría reaccionar con trazas químicas que permanecen en una botella de spray usada. Mezcla el vinagre y el agua en una botella con atomizador y aplica la mezcla directamente al pelaje de tu mascota. Termina trabajando con las manos, deja que la solución se seque; no lo laves.

No te preocupes por el olor que sentirás al principio porque una vez que se seque el producto en el pelaje el olor dejará de ser un problema porque no olerá más. Después de 20 minutos, puedes usar un peine de pulgas para cepillar las pulgas. Repite cada dos días para mantener la efectividad. También puedes rociar ropa de cama, alfombras y muebles como medida preventiva.

Otros remedios caseros para acabar con las pulgas

El gato puede tener pulgas

A continuación vamos a comentarte algunos remedios caseros que también te pueden ser útiles.

Aerosol de limón, lavanda y hamamelis

Si prefieres el olor a lavanda y cítricos por encima del vinagre, puedes apreciar los ingredientes de este aerosol repelente de pulgas casero. El ingrediente efectivo en el aerosol es el hamamelis, un astringente natural que tiene un sabor amargo. Además de repeler las pulgas, también se dice que el hamamelis ayuda a calmar la inflamación causada por las picaduras de pulgas. Sin embargo, es posible que quieras probar una pequeña cantidad de este aerosol en la piel de tu gatoantes de usarlo por completo, ya que algunos animales son alérgicos a la lavanda (en el caso de alergia puedes usar el tomillo).

Esto es lo que necesitarás:

  • Olla pequeña
  • Una pequeña botella para rocíar
  • Pequeño embudo
  • Limón grande, en rodajas
  • 1 manojo de lavanda fresca, o 1 cucharada seca (NO utilizar aceites esenciales)
  • 2 tazas de agua
  • 2 cucharadas de hamamelis sin alcohol

Para realizarlo tendrás que seguir los siguientes pasos:

  1. Coloca todos sus ingredientes en la olla, excepto el Hamamelis.
  2. Hervir a fuego lento. Calienta la olla a fuego medio-medio-alto y deja hervir a fuego lento durante aproximadamente 30 minutos, o hasta que veas que el agua comienza a tornarse de un color púrpura claro de la lavanda.
  3. Retirar del fuego y dejar enfriar. ¡Tu casa olerá INCREÍBLE!
  4. Presión. Después de que tu repelente se haya enfriado a temperatura ambiente (o al menos lo suficientemente frío como para no derretir su botella), vierta su repelente a través de un colador de malla fina. Puedes tirar los restos de lavanda y limón a la basura, o mejor aún, tirarlos en tu compost.
  5. Agita bien el producto dentro del bote de spray para que se mezcle bien y úsalo en el pelaje de tu mascota. Recuerda no rociar en ninguna herida, ni los ojos, ni nariz, ni boca ni en el área genital del animal.

Como ves, hay bastantes remedios caseros par que puedas caer tu propio repelente de pulgas para utilizar con tu gato en lugar de usar productos químicos. Si a pesar del uso de estos remedios caseros te das cuenta de que tu gato aún sigue teniendo pulgas y que está cada vez más molesto o que esto se está convirtiendo en un problema, entonces lo mejor que podrás hacer es acudir al veterinario.

El veterinario podrá valorar la gravedad de la infestación de pulgas y así, una vez que valore la gravedad podrá recomendar un tipo de tratamiento u otro. Las pulgas son muy molestos y lo peor es que además de molestar a los animales que las padecen, se pueden extender a las personas, quedarse en la casa y convertirse en un gran problema.


Un comentario, deja el tuyo

  1.   Eri dijo

    Siento mucho respeto por esta página porque da buenos consejos pero este artículo es una aberración. Porque tu gato sufriera un efecto adverso a un medicamento no debes sembrar la duda sobre medicamentos que son seguros y eficaces, todo lo contrario a los «remedios» que tú propones, que desde luego no son eficaces (como mucho repelerán alguna pulga que, cuando se vaya el efecto del aroma, se le puede volver a subir) ni seguro, ya que pueden como mínimo hacerle daños en la piel.
    Ojalá publiques mi comentario para que al menos quede constancia de esto. Por un efecto adverso no puedes demonizar medicamentos que usan a diario millones de animales, protegiendolos de parásitos externos e internos.
    Como mínimo deberías clarificar al principio del artículo que no recomiendas dejar de lado los antiparasitarios y que siempre se consulte al veterinario. No al final. Y que luego, si quieren, hagan los remedios que propones, que NO son antiparasitarios. Proponer eso a gatos que salen al exterior me parece una irresponsabilidad.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.