Vitaminas para gatos

Gato adulto

Hoy en día los complementos alimenticios para humanos están de moda. Se venden en las farmacias, en los herbolarios e incluso en los supermercados. Pero además, cada vez es más fácil encontrar vitaminas para gatos, vendiéndose como si fuesen necesarias para ellos cuando la realidad puede ser muy distinta. De hecho, si no se utilizan bien pueden causar serios problemas de salud en nuestros amigos.

Por todo ello, es importante que conozcas los diferentes tipos de vitaminas y suplementos alimenticios que hay para gatos, y en qué casos se les pueden dar sin que su salud se vea comprometida.

¿Cuándo SÍ son necesarias las vitaminas para gatos?

Gatito triste

Las vitaminas y suplementos alimenticios para gatos son muy recomendados si el animal se encuentra muy enfermo y/o desnutrido. Hay de varios tipos:

Ácidos grasos esenciales

Los ácidos grasos esenciales son recetados para tratar problemas de la piel y del pelo, una vez que se han descartado enfermedades subyacentes. Por ejemplo, el aceite de salmón es muy aconsejable en casos de dermatitis alérgica, pelo sin brillo o sequedad de la piel.

El ácido graso omega-3 es también muy beneficioso, puesto que mejora la salud de aquellas que tienen enfermedades renales, artritis, alergias alimentarias, enfermedades renales o trastornos autoinmunes.

Suplementos de enzimas digestivas

Son muy recomendados para tratar los diferentes problemas digestivos, como las enfermedades intestinales o la diarrea crónica, ya que garantizan una digestión completa.

Suplementos de probióticos

Los probióticos son microorganismos que mejoran el equilibrio microbiano intestinal, de modo que se pueden utilizar para frenar la diarrea en los gatos.

Suplementos conjuntos

Si tu gato padece osteoartritis, tu veterinario puede recomendarle un tratamiento con Glucosamina y Chondroitin, ya que alivia los síntomas aumentando la calidad de vida del enfermo.

¿Cuándo NO son necesarias las vitaminas para gatos?

Gato tumbado

Las vitaminas para gatos no son necesarias si se les da un pienso de calidad, es decir, sin cereales ni subproductos animales. Es cierto que son bastante más caros que los que sí llevan, pero la calidad de éstos últimos es muy baja. Además, los cereales pueden causarles alergias alimentarias, e incluso problemas en los riñones. Por ello, es muy importante leer siempre la etiqueta de los ingredientes, los cuales están ordenados de mayor a menor cantidad.

Para que veas la diferencia entre un pienso de alta calidad y una de baja, aquí tienes los ingredientes de uno y otro:

Composición de un pienso de alta calidad

Carne deshidratada de pollo (48 %), carne deshidratada de cordero (20 %), patatas deshidratadas, carne picada de pollo sin huesos (12 %), pulpa de remolacha, caldo de pollo asado, aceite de salmón, vitaminas y minerales, huevo deshidratado, celulosa de fibras vegetales (0,03 %), cloruro de sodio, carbonato cálcico, algas marinas, arándanos rojos, DL-metionina, cloruro de potasio, extracto de Yucca Schidigera, extracto de cítricos, extracto de romero.

Composición de pienso de baja calidad

Proteínas de ave deshidratadas, grasas animales, arroz, maíz, aislado de proteínas vegetales, gluten de maíz, hidrolizado de proteínas animales, trigo, minerales, pulpa de remolacha deshidratada, levaduras, aceite de pescado, fibras vegetales, aceite de soja, fructo-oligosacáridos.

Como puedes ver, en el primer caso la carne está como primer y segundo ingrediente, y no hay ningún tipo de cereal, mientras que en el segundo hay tres tipos de cereales: arroz, maíz y trigo. Si le das un pienso de alta calidad, te asegurarás de darle todos los nutrientes y vitaminas que necesita.

Además, tampoco será necesario darle vitaminas si se le da comida natural completa, como puede ser la Dieta Yum para gatos, Naku, o Barf -ésta siempre con el seguimiento de un nutricionista, ya que de no darle la cantidad suficiente de nutrientes terminaría necesitando ayuda veterinaria-.

El peligro de las vitaminas

Gata tricolor

Cuando se decide darle vitaminas a un gato sin consultar con un profesional, nos arriesgamos a poner en riesgo su salud. La industria de los suplementos para animales domésticos no está estrictamente regulada. Un estudio de la FDA sobre suplementos alimenticios para perros, gatos y caballos, hizo hincapié en que establecer una regulación clara y precisa es necesaria, puesto que actualmente las regulaciones que abordan estos suplementos se encuentran en desorden.

Por ello, sólo se han de dar en el caso real de que exista una deficiencia, de lo contrario, podría tener problemas, como por ejemplo osteoporosis (por abuso de la vitamina A), riesgo de hemorragia, infarto o de ictus (por exceso de vitamina E), o trastornos cardíacos (por altas dosis de vitamina C).

Así pues, antes de comprar vitaminas para gatos, es esencial consultar con un veterinario y hacerle un análisis de sangre al animal para ver cómo se encuentra y si le son realmente necesarias. Es importante que sepas que a veces simplemente dándole una alimentación de alta calidad no importa gastarse el dinero en suplementos ni vitaminas. Una vez que empiece con esta nueva dieta poco a poco irás viendo sus beneficios, tales como pelo brillante y sano, dientes fuertes, y lo que es más importante: un mejor estado del ánimo.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Alimentación

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario