Viajar con Gatos


Cuando tenemos animalitos en casa, nuestros viajes pueden complicarse, sobretodo si decidimos viajar con ellos. Además si tenemos gatos, es importante tener en cuenta, que a estas mascotas no les gusta viajar, sea cual sea el viaje, uno corto o uno largo en coche o en avión. Sin embargo, si somos pacientes y poco a poco acostumbramos a nuestro animal a que viaje con nosotros, seguramente con el tiempo no representará ningún tipo de problema.

Antes de comenzar el viaje, sobretodo si se va a tratar de un viaje largo, es recomendable que empieces a acostumbrar a tu animalito a viajar en coche. Para hacer esto, lo debes subir al coche y darle unas cuantas vueltas alrededor de la manzana. Es muy importante que, poco a poco vayamos incrementando el trayecto, hasta que tu animal se acostumbre totalmente a viajar en el vehículo.

De igual manera, es muy importante que consigamos un trasportín para el gato, además de ser aconsejable, este es obligatorio, porque no podemos llevar al animal moviéndose de un lado para el otro durante todo el viaje sin ningún tipo de control, especialmente si estamos viajando en coche.  Además de esto, el hecho de viajar en un trasportín hace que el gato viaje mucho más tranquilo. Te recomiendo que lo cubras siempre con una tela muy fina de algodón, para que no le de calor y le permita estar aislado ligeramente del espacio exterior.

Es muy importante también, que dentro del trasportín vaya bien sujetado para que, en caso de algún frenazo o algún tipo de percance evitemos que nuestro animal sufra lesiones. También debes recordar que le debes dar agua y comida. Si te preocupa que tu gato vomite durante el trayecto, lo mejor es que le des de comer una hora ante de empezar el viaje.


Escribe un comentario