Una gata salva a un bebé de morir de frío en Rusia

Masha

Otra noticia muy bonita y llena de amor hacia los animales. Una gata callejera que vive libremente por la localidad rusa de Obninsk, ha demostrado que el instinto maternal de los felinos puede regalarnos noticias tan bonitas como esta. Masha, así se llama esta gata salvó a un bebé, de tan sólo 12 semanas, de las gélidas temperaturas al acurrucarse junto a él para darle calor.

Masha si bien vive en la calle por su espíritu rebelde y callejero, cuenta con la ayuda de Irna Lavora, una vecina de la zona que suele cuidar de esta heroica gatita, fue quien la descubrió con el bebé. “Es muy tranquila y amable, así que cuando escuché sus maullidos pensé que se había hecho daño y estaba herida”, comentó Lavora.

Por lo tanto esta vecina alarmada se acercó: “Normalmente habría venido a saludarme. Así que imagínate mi sorpresa cuando la vi tumbada en una caja junto a un bebé“, añadió. “Es evidente que sus instintos maternales fueron lo que le hizo querer proteger al niño”, explica Irna Lavora completamente emocionada y dando gracias al cielo porque el bebé había podido sobrevivir a las gélidas temperaturas rusas, gracias a Masha.

El bebé fue llevado de inmediato a un hospital local, donde se le hizo un reconocimiento, que constató que se encontraba en buena salud. “Llevaba en la calle tan sólo unas horas y gracias a Masha no se vio afectado por esa experiencia”, explicó a Central European News un portavoz del hospital donde está ingresado la criatura abandonada a su suerte en una localidad nevada y con temperaturas muy bajas.

Toda una muestra de humanidad por esta gatita peluda acostumbrada a vivir libre pero que nos ha demostrado que los instintos los tiene a flor de piel siendo para el bebé abandonado como su angelito de la guarda.


Categorías

Noticias

Rosa Sanchez

Puedo decir que el gato puede ser el mejor amigo del hombre. Rodeada siempre de ellos me impresionan y me maravillan por la gran capacidad que tienen... Ver perfil ›

Escribe un comentario