Un Gato Bastante Elegante


El Snowshoe, es una raza de gatos, que aunque en muchas ocasiones puede ser confundido con el gato siamés debido a su gran parecido, es una raza producida por un cruce entre un gato siamés y un american shorthair bicolor. Si principal característica, son sus pies blancos, por lo que adquiere el nombre de Snowshoe (zapato de nieve en ingles). Sus patitas blancas, no solo le dan un aspecto muy delicado y elegante, sino también un toque muy curioso a la raza.

Otra de sus características principales, son las manchas de color blanco en forma de “v” invertida que cubren todo su rostro, desde la nariz hasta el maxilar y gran parte de su pecho.

El gato Snowshoe, es un gato totalmente domesticado, que además de ser bastante tranquilo, le encanta permanecer dentro de su casa. Es una raza muy afectuosa y cariñosa con sus dueños, y que disfruta mucho permanecer siempre en compañía de personas, por lo que no es recomendable dejarlo solo por mucho tiempo. Al haber heredado el temperamento de la raza American Shorthair, es un animalito muy tranquilo, perfecto para convivir con niños pequeños, con los que suele llevarse muy bien y compartir su territorio. De igual manera, si tenemos otros animales en casa u otros gatos, no tendremos problema con esta raza, ya que suele ser muy buen compañero.

Este gato, tiene un pelaje corto, con las mismas tonalidades que los gatos siameses. Su cabeza es de forma triangular, sus orejas un poco puntiagudas y unas garras redondeadas. Generalmente son de tamaño mediano y musculoso.  A diferencia de otras razas de gatos, los Snowshoe, adoran el agua, e incluso pueden nadar cuando se encuentran cerca de una piscina o lago.


Escribe un comentario