Tristeza otoñal felina

 

Gato

Ha llegado por fin el otoño. Las temperaturas empiezan a ser cada vez más agradables y nuestro gato… ¿qué le pasa a nuestro gato? Si cada vez que llega esta estación lo vemos decaído, es muy posible que tenga tristeza otoñal. Podría ser similar a la depresión post-vacacional que tenemos nosotros después de unas agradables vacaciones, pero lo cierto es que, aunque los síntomas son prácticamente los mismos, las causas son otras.

Puede ocurrir que tras esa tristeza se esconda alguna enfermedad, y es por ello que deberemos acudir al veterinario para que nos diga si su estado emocional esconde algún tipo de dolor, o bien es algo ambiental.

Síntomas y tratamiento

Los síntomas más frecuentes son: apatía, pérdida de apetito, se pone en un rincón y de ahí no se mueve durante un buen rato… Pueden aparecer todos, o sólo algunos. Cada gato reacciona diferente a cada estado emocional.

Si el veterinario descarta que nuestro amigo tenga alguna enfermedad, lo más probable es que se trate de algo, como decíamos, ambiental. Las temperaturas quizás hayan descendido demasiado para él, y lo que tenga es frío. Es importante en ese caso hacer algunos cambios en el hogar: siempre que podamos, lo mantendremos cálido; le pondremos mantas para que se acomode en ellas y no sienta frío; lo mantendremos activo, jugaremos con él. Si no tiene muchas ganas de comer, le daremos algo que le guste mucho, como latas.

Gatito

Si ves que tu gato no está disfrutando mucho de esta estación, averigua por qué. Puede que solamente tenga frío, pero puede que sea el inicio de un estado febril.

Los gatos son animales sensibles a los que les pueden afectar mucho las estaciones. Y nuestro tiempo libre es el momento que nuestro gatito estaba esperando para pasar tiempo con nosotros. Aprovecha tus días libres para pasar más tiempo con él: te lo agradecerá.


Escribe un comentario