La toxoplasmosis y el embarazo

Mujer embarazada y gato

HEMOS SIDO CONSCIENTES DEL ERROR DE NUESTRA REDACTORA Y HEMOS PUBLICADO UNA NUEVA ENTRADA CON INFORMACIÓN VERÍDICA. SENTIMOS LAS MOLESTIAS OCASIONADAS POR LA INFORMACIÓN DE ESTE ARTÍCULO.

La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa ocasionada por el protozoo Toxoplasma gondii que puede causar infecciones leves y asintomáticas, así como infecciones mortales que afectan mayormente al feto. Los síntomas de esta infección varían. La mayoría de la gente infectada ni siquiera se entera. Algunos pueden creer que están pasando una simple gripe, y notar algún dolor muscular.

La infección en humanos puede provenir de: Transfusiones de sangre o trasplante de órganos sólidos, manejo inadecuado de las heces del gato, de ingerir tierra contaminada o comer carne cruda o mal cocida. Para resumir, la única forma de que contraiga la toxoplasmosis “por culpa” de su gato, es la siguiente:

  1. Que nunca antes la haya pasado.
  2. Que su gato la esté pasando por primera vez en su vida.
  3. Que deje sus heces por casa más de un día, y menos de una semana.
  4. Que toque esas heces con las manos desnudas, y luego se chupe los dedos.

¿Tengo que renunciar a mi gato si estoy embarazada ?

NO y NO. Tan sólo debe seguir estas recomendaciones para reducir el riesgo de exposición ambiental al parásito de la toxoplasmosis.

  •      Evite cambiar la arena para gatos si es posible. Si nadie más puede llevar a cabo la tarea, use guantes desechables y lávese las manos.
  •      Asegúrese de que la caja de arena para gatos se cambia diariamente. El parásito Toxoplasma no se convierte en infeccioso hasta que no pasan  de 1 a 5 días después de que el animal haya defecado.
  •      Alimente a su gato con pienso o enlatados comerciales, no de carnes crudas o poco cocidas.
  •      Mantenga a los gatos dentro.
  •      Evite los gatos callejeros, especialmente los gatitos. No compre un gato nuevo cuando esté embarazada.
  •    Use guantes para jardinería y durante el contacto con tierra o arena, ya que podría estar contaminada con heces de gato que contienen Toxoplasma. Lávese las manos con jabón y agua tibia después de la jardinería o el contacto con tierra o arena.

Y por último, no abandone a su gato, acuda al médico y siga sus recomendaciones, y al veterinario para que puedan hacer las pruebas del parásito a su mascota.

Más información –  ¿Qué pasa si me contagio con toxoplasmosis? , Verdades y mitos de la toxoplasmosis

Fuente – Foto


Escribe un comentario