¿Qué tipos de arena para gatos hay?

Gato en la bandeja

Imagen – Ayayay

Una de las dudas que asaltan a todo aquel que tiene pensado convivir con un felino o que ya lo hace, es qué tipo de arena elegir. No hay muchas, pero hay las suficientes para que esta tarea, aparentemente sencilla, nos resulte muy complicada. A veces incluso compramos una pensando en que a nuestro amigo le encantará, y luego resulta no sólo no le gusta, sino que es probable que decida hacer sus necesidades en otro sitio. Estos gatos… En fin. No nos queda más remedio que comprar otra. Pero, ¿cuál? 

Esto de la arena para gatos es un mundo un tanto difícil, así que vamos a ayudarte. Te vamos a decir los diferentes tipos que hay, sus principales características, y para acabar, unos cuantos consejos que, esperamos te sean útiles para elegir.

En el mercado podemos encontrar la arena de toda la vida, la arena aglomerante, la arena de perlas de sílice y la arena ecológica. Sepamos en qué se diferencian:

Arena de toda la vida

Es la que encontramos en los supermercados. Es muy económica, valiendo entre algunos cuantos céntimos y 1 euro el saco de 5l, por lo que también es fácilmente accesible. Pero tiene varios inconvenientes:

  • Tiene mucho polvo: esto puede suponer un problema serio si, como yo, tienes alergia. No puedes rellenar la bandeja sin evitar toser.
  • Genera mal olor: al entrar en contacto con las heces, o incluso con la orina del gato, el olor que genera es muy desagradable.
  • Hay que cambiarla a menudo: es un tipo de arena para gatos que, cada vez que hace sus necesidades, por muy limpio que intentemos dejar su arenero cada día, siempre queda algo. Al final de semana, hay que tirar toda la arena y limpiar la bandeja a consciencia.

Arena aglomerante

Arena bentonita

Este tipo de arena está mezclada con un material que se llama bentonita, que es una arcilla aglomerante. Es algo más cara que la anterior, pudiendo costar 27 euros el saco de 40 litros, pero tiene la ventaja de que se puede reutilizar un par de veces, puesto que se pueden retirar fácilmente todas las deposiciones del gato.

Pero también tiene algunos inconvenientes, además del precio: dependiendo de la calidad, pueden desprender bastante mal olor y generar mucho polvo.

Arena vegetal

Arena de bambú

Imagen – Feelcats

Esta arena es la única respetuosa con el medio ambiente. Está compuesta por fibras de madera caída de los diferentes árboles. Además, es biodegradable, por lo que puedes tirarla por la taza del váter sin problemas, ahorrándote esos incómodos paseos con la pesada (en realidad, esta arena no pesa tanto como las otras) bolsa de basura.

Al igual que con la aglomerante, con esta arena te será muy fácil recoger tanto los orines como las heces, y el olor no es tan intenso como con otras arenas. Pero, por supuesto, también tiene algunos inconvenientes. El principal es que es cara. Hay varias marcas, pero para que te hagas idea de su precio, el saco de 30l cuesta sobre los 20-25 euros.

El otro ”problema” es que, si bien no genera polvo, puede quedar pegada en el cuerpo del gato, por lo que puede acabar dejando rastros por la casa.

Arena de perlas de sílice

Arena de sílice

Imagen – Gatitos

La arena de perlas de sílice, o arena de sílice, es un tipo de arena sintética de silicato de sodio. Es muy absorbente, y puedes quitar las deposiciones muy fácil y rápidamente, ya que cuando se orina, las perlas blancas se tornan amarillas. Además, no genera polvo ni desprende mal olor, y puede durar hasta 30 días si sólo tienes un gato.

Aunque no todo son ventajas. Los dos inconvenientes que tiene esta arena es, por una parte, el precio, ya que un saco de 7,5kg puede costar sobre los 25-30 euros, y por otra que no gusta a todos los gatos.

Consejos para elegir la arena para tu gato

Bandeja para gatos

Imagen – Petngo

Hemos visto los tres tipos de arena que hay, pero ¿cómo elegir una? Es difícil, pues depende de nuestro presupuesto, de cuántos gatos tengamos o pensemos tener, así como del tiempo del que dispongamos para limpiar la bandeja. Yo he comprado de las tres, y ahora mis 3 gatos están usando la arena aglomerante. ¿Por qué? Bueno, no me gusta mucho estar pendiente del arenero, exceptuando, claro está, aquellos ratitos que dedico a retirar las deposiciones diarias; además, buscaba una que les gustase (fue una auténtica odisea tratar de encontrar una con la que se sintieran a gusto), que no soltase mucho polvo y que, sobretodo fuese fácil de limpiar. Así que en base a mi propia experiencia, te aconsejo lo siguiente:

  • Calcula cuánto te gastas al mes en el tipo de arena que uses: en algunos casos, lo barato puede salir caro; en cambio, en otros, sale mucho más a cuenta gastarse menos dinero.
  • Compra muestras de diferentes arenas para saber cuál le gusta más y cuál menos: esto es especialmente útil si te gustaría usar la sílice pero dudas de si tu amigo hará sus necesidades en ella.
  • Si usas una arena aglomerante, vegetal o de sílice, reutilízala: retira aquellos granos que estén sucios, y usa el resto para rellenar de nuevo la bandeja después de limpiarla.
  • ¿Con o sin perfume? No te agobies: hay arenas que tienen algún perfume, ya sea de lavanda o de otra planta. Estas arenas no a todos los gatos les gusta, por lo que si te preocupa el mal olor, prueba con una arena que absorba los malos olores. Para tu caso, la de sílice o incluso la vegetal serían una muy buena opción.

Y hasta aquí el tema de las arenas. Esperamos haberte ayudado a esclarecer tus dudas, y puedas decidir mejor qué arena para gatos escoger 🙂 .


Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Sergio dijo

    Hola, yo con mi gato utilizo la arena de perlas de sílice, he probado todos los tipos de arenas y es la que más me convence: es limpia, no genera polvo ni se desperdiga arena por fuera del arenero, absorbe muy bien la orina y tiene una larga duración hasta el siguiente reemplazo. Aunque discrepo en cuanto a que el precio sea caro. Pondré de ejemplo mi caso. Un saco de arena convencional oscila los 5€, el tamaño de la bandeja de mi gato da para 2 cambios, 1 por semana, ya que la arena genera mucha olor y se vuelve desagradable, por lo que al mes serían 2 sacos de arena = 10€ aprox. Mismo peso de saco pero en perlas de sílice, me da para 2 cambios, cada cambio me vale para 2 semanas, pues no genera olor, los excrementos se pueden retirar fácilmente y la orina no empieza a oler hasta cumplir la segunda semana. Por lo tanto, un saco si vale en torno a 9€ y te da para 1 mes entero, estás ahorrando más que si fuese con arena convencional. Animo a probarla, y si con suerte al gato le gusta, entonces seguro que ya no querrás volver a la arena absorbente de toda la vida. ¡Un saludo!

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Sergio.
      Gracias por tu comentario. La arena de perlas de sílice la verdad que tiene muy buena pinta.
      Un saludo.

Escribe un comentario