¿Tener un perro o un gato?

Como ya lo hemos hablado en repetidas ocasiones, tanto los perros como los gatos, se han convertido en los animales domésticos más populares en todos los hogares del mundo. Y no es para menos, ya que además de ser absolutamente amorosos, cariñosos, inteligentes y brindarnos múltiples beneficios para nuestra salud, también nos ofrecen su incondicional compañía.

Algunas personas que prefieren los gatos, los describen como animales muy amables, independientes e inteligentes, sin embargo, algunos muy supersticiosos todavía sienten miedo al cruzarse con un gato negro. Aquellos que prefieren tener un perro, también los describen como animales fieles, adorables y en pocas palabras, el mejor amigo que cualquiera podría tener.

Pero a la hora de elegir una de estas dos mascotas, ¿cuál es mejor?  Existen muchas características que han diferenciado, por mucho tiempo a los perros y a los gatos, pero existe una que resalta sobre todas y es la fidelidad. Por creencia popular, seguramente inmediatamente ganarían los perros, pero muchas personas, sobretodo aquellas que han compartido toda su vida con gatos, afirman que un gato puede llegar a ser igual de fiel que un perro, incluso reaccionan diferente ante su dueño que ante un extraño.

Otro de los puntos a favor de los felinos, es que para aquellas personas que tienen una vida muy complicada, ajetreada y llena de compromisos que no les permitan estar en casa, les será mucho más fácil y económico mantener a un gato, ya que estos son tan independientes que casi se pueden cuidar solos.  Los perros por otro lado, requieren cuidados y atenciones especificas, requieren de paseos diarios, bañar regulares, y comida y agua constantemente a su disposición.


Escribe un comentario