Tener gato adulto o gatito (2º parte)

 

Aunque siempre hay excepciones, generalmente no es recomendado que familias con niños muy pequeños, de menos de seis años de edad adopten gatitos.

Los niños pequeños tienen que ir aprendiendo a comportarse en la vida, y día a día van descubriendo cosas nuevas para ellos. Ni que decir tiene que al ser tan pequeños muchas veces cometerán muchos errores y si adoptamos a un gatito pequeño, posiblemente el niño no sepa como manejar adecuadamente al gatito y podría herir o causarle algún mal al animal.

Aparte, los gatitos pequeños al igual que los bebes necesitan de mas atenciones y cuidados. Con lo cual, si tenemos en la familia a un niño pequeño no tendremos mucho tiempo para los cuidados específicos del gatito.

Lo mejor para todos sería adoptar un gato adulto, aunque no quiero decir con ello un gatito viejo que no tenga ganas de juegos y puede que tenga algún que otro problema de salud. Y lo único que quiera y necesite sea tranquilidad y sosiego.

El mejor gato para este tipo de familia podría ser un gato de dos a tres años de edad, que ya sabe cómo cuidar de sí mismo, aún tiene ganas de juegos y sigue siendo mimoso y receptivo a todo tipo de caricias y mimos.

Muchas personas piensan en tener un gatito y así verlo crecer poco a poco, pero hay muchos gatos jóvenes cariñosos, obedientes y muy tiernos que necesitan de un hogar y una familia.

Si quieres tener un gatito y tienes un niño pequeño, te aseguro que un gato de esa edad es la mejor opción para tu hijo y para la mascota. No te arrepentirás de la elección que toméis.


Escribe un comentario