Supersticiones: Gatos negros

 

gato negro

 

Es posible que, de pequeño, no supieras nada cuando ves un gato negro pero quizás tus padres te hayan cogido para que no fueras a acariciarlo y te hayan dicho que trae mala suerte, que el que se te cruce un gato negro no es bueno.

Es posible que hayas investigado un poco y llegado a la conclusión de que los gatos negros solían estar relacionados con temas de magia negra, brujas, etc. y por eso ha llegado hasta nuestros días esta supersticion.

Hay muchas variantes de la misma pero básicamente se dice que, si se te cruza un gato negro, es que vas a tener muy mala suerte. Por supuesto, todo esto depende de si crees o no en ello. Siempre, el gato negro es considerado desde el inicio de los tiempos como un animal mágico. 

En Escocia, un gato negro extraño en su porche significa que va a traer muy buena suerte. Por contra, en Irlanda, el que se cruce un gato negro a la luz de la luna significa que va a haber una enfermedad grave.

En Italia se decía que las mujeres de los pescadores tenían gatos negros y, cuando los hombres se hacían a la mar, los gatos se encerraban en la casa para evitar que algo malo les pasara a sus maridos. La más conocida es la de la caza de brujas pero donde no hubo ese problema, como en Gran Bretaña e Irlanda, se les considera de buena suerte (aún a pesar de la superstición en Irlanda).

En otras culturas como la checa, la rumana, y en la India, una de las supersticiones más extendidas es que los gatos negros que cruzan su trayectoria representen mala suerte, a pesar de el hecho de que estas regiones nunca fueron afectadas por cazas de brujas o antipaganismo.


Escribe un comentario