Sueño del Gato


De todas las actividades que puede hacer un gato diariamente, dormir es su favorita. Pueden dormir de 16 a 18 horas diarias, más o menos el 75% del día lo ocupan durmiendo. De esta forma podemos decir que los gatos pasan más de la mitad de su vida durmiendo.

Que un gatito duerma más o menos que otro puede depender de diferentes variables como: su edad, entre más años tenga más tiempo duermen y menos actividades realizan; el ambiente donde se encuentran, donde duermen no tiene nada que ver con los sitios que disponemos normalmente para ellos, como almohadones, camas etc., usualmente buscan lugares en los que se encuentren seguros y a salvo mientras estén soñando; y también  si se encuentran solos o acompañados, un gato solitario va a dormir mucho más que un gato que permanece con una persona a su lado.

Para analizar el sueño de los gatos se han realizado diferentes tipos de encefalogramas que demuestran que los gatos según su actividad cerebral tienen dos fases de sueño: el sueño ligero, que se caracteriza porque nuestras mascotas se relajan, se ven plácidos pero se despiertan periódicamente tras pocos minutos de estar dormidos. También se puede observar el movimiento de sus orejas, bigotes y cola, o escuchar suaves ronroneos. Esta primera fase vendría siendo una siesta corta que toman nuestros gatos.  Después de haber permanecido en el sueño ligero por más de 30 minutos, los gatos entran en una fase de sueño profundo, en el cual pueden alcanzar un descanso del 30%. Esta segunda fase se caracteriza por que los ojos se mueven rápidamente aunque los parpados permanezcan cerrados. Durante esta etapa de sueño profundo, se ha descubierto que los gatos al igual que el ser humano pueden llegar a soñar o tener experiencias semiconscientes.


Escribe un comentario