Síntomas de tu gato cuando no está bien


En muchas ocasiones, podemos sospechar que nuestro gato no se encuentra bien de salud, y en lugar de llevarlo de inmediato donde el veterinario esperamos un par de días para que se le pase la dolencia o aquellos síntomas que nos hacen pensar que se encuentra enfermo. Sin embargo, es importante destacar que existen tres síntomas que son ineludibles, y que nos pueden alertar cuando nuestro gato se encuentra sufriendo alguna enfermedad y necesita visitar al veterinario cuanto antes.

  • Los ojos rojos: Una gato con los ojos rojos e inflamados es síntoma de algún tipo de infección. Generalmente los ojos de un gato se pueden poner de este color, debido a diferentes tipos de enfermedades, entre las cuales se encuentran las infecciones del párpado exterior, del tercer párpado, la córnea, entre otros. De igual manera este cambio de color, también puede ser una señal que el animal está padeciendo glaucoma, o la presión elevada dentro del ojo, o cualquier otro tipo de enfermedad en la cavidad de su ojo. Sea cual sea la razón, es importante que llevemos a nuestro animal de inmediato donde el médico.
  • La tos: aunque la tos es un problema relativamente normal en los gatos, ya que se trata de un reflejo de protección para eliminar secreciones o cuerpos extraños que llegan a la garganta o a las vías respiratoria, también puede llegar a afectar el sistema respiratorio, bloqueando la capacidad de respiración y obstruyendo todo el aparato respiratorio. Generalmente las causas de la tos pueden ser neumonía, bronquitis, entre otras enfermedades, por lo que recomendamos que lleven cuanto antes al animalito donde el veterinario.
  • Diarrea con sangre: la sangre en las heces, aunque es difícil de distinguir en algunos casos, es importante que prestemos atención cuando es bastante negra, ya que puede ser síntoma de enfermedades graves, por lo que tenemos que visitar al médico cuanto antes.

Escribe un comentario