Signos de estrés en los gatos

Como ya lo hemos visto en repetidas ocasiones, los gatos y en general los animales, se encuentran expuestos, a más o menos las mismas  situaciones de estrés que nosotros los seres humanos. Sin embargo, los síntomas de estrés pueden presentarse de diferentes maneras, por lo que debemos conocerlas y prestarles mucha atención para ayudar a nuestro animalito.

Cabe destacar que las causas de estrés en los gatos pueden ser muy variadas, aunque generalmente se encuentran relacionadas con cambios en su rutina, enfermedades, miedo y hasta cambios de casa o llegada de un nuevo integrante a la familia. De igual manera, nuestro animalito puede llegar a sufrir estrés en caso que uno de los dueños muera o que se produzca una separación entre los dueños.

Si se ha presentado alguna de estas situaciones en casa, debes prestarle atención al comportamiento que empieza a tener tu animal. Un gato ansioso estará constantemente nervioso y encogido en el suelo. También puede empezar a perder grandes cantidades de pelo causadas por el estrés, volverse agresivo con su dueño y con las personas que lo rodean. El animal se comportará de esta manera, respondiendo a la agresión causada por su dueño, y como no puede expresarla de otra manera, se manifiesta en este tipo de comportamientos.

De igual manera, un gato estresado también puede empezar a marcar su territorio dentro de la casa. Sobretodo cuando llevamos otro gato u otro animal a vivir con él. Es importante que trates de lavar muy bien la zona para eliminar malos olores y regañar a tu gato para que esta conducta no se vuelva repetitiva. Pero mucho ojo, en muchas ocasiones puede tratarse de un problema urinario y no de un problema de estrés, así que presta mucha atención.


Escribe un comentario