Sensores Naturales


Para la mayoría de los animales, los bigotes simplemente son un órgano sensorial más. Los pelos que podemos apreciar, en los hocicos de nuestras mascotas, o de otros animales, se encargan de captar casi todas las características del ambiente que los rodea, les ofrecen información de la temperatura, de los movimientos, y de cualquier otro factor que pueda ser de ayuda para su supervivencia o para la alimentación.

En el caso de nuestros gatitos, los bigotes son una de las partes mas importantes de su cuerpo, que deben ser cuidadas y nunca cortadas. Por ejemplo a diferencia de los perros, si les cortamos los bigotes, no estaríamos causándoles ningún tipo de daño o problema, mientras que si le cortamos un simple bigote a un gato podríamos estar trastornando no solo su seguridad, sino también sus movimientos y su sentido de orientación.

Los bigotes en los felinos, cumplen un sinnúmero de funciones vitales, ya que estos funcionan como sensores naturales que informan al animal acerca de la situación del entorno que los rodea. Les sirven además, como detectores del viento, detectores de movimiento y detectores de diferentes aromas y olores.

Además de esto, los bigotes le avisan a los gatos de la distancia de una caída, si se encuentran en lugares altos, o también si pueden entrar por un determinado lugar, ya que si sus bigotes tocan o chocan contra las paredes les estarían avisando que por ese lugar no cabe su cuerpo entero, y los haría modificar su rumbo. Por este motivo, los bigotes son del mismo  largo del ancho de su cuerpo.

Como si fuera poco, los bigotes también le sirven, como protección para sus ojos, ya que avisan la presencia de objetos peligrosos, antes que ellos puedan chocar y herirse contra estos.


Escribe un comentario