¿Se pueden tener gatos en un piso?

Gato oriental de pelo largo

¿Tienes pensado convivir con un felino pero no sabes si dispones del espacio suficiente para que sea feliz? Si es así, no debes de preocuparte. Para ellos, estar entre cuatro paredes no significa se sientan encerrados como si estuvieran en una cárcel. De hecho, para que se mantenga sano, no sólo físicamente sino también mentalmente, es más importante saber aprovechar los metros que tenga el hogar, que disponer de más o menos espacio.

Sigue leyendo para saber qué necesidades tienen los gatos en un piso.

Aunque se viva en un piso de 60m2, o incluso de menos, un gato se lo puede pasar estupendamente. Para ello, te recomiendo que les des muy poquitos juguetes, quizás dos o tres, y que, por ejemplo cada semana, le des uno diferente. Así, evitarás que se aburra de ellos, algo que suele ocurrir cuando tiene un mismo juguete durante mucho tiempo. Cada vez que se le des otro, se pondrá muy contento, y le dará igual si está un poco roto. Sin embargo, es importante que a medida que vayan quedando desgastados, se los sustituyamos por otros nuevos.

También se recomienda enseñarle a ir con correa desde muy jovencito. Pero esta opción sólo será viable si se vive en una zona tranquila. En caso contrario, es preferible hacer un poco de bricolaje en el hogar, colocando por ejemplo algunos estantes en la pared para que pueda subirse y veros desde una posición privilegiada.

Gatio curioso

Los gatos son animales muy curiosos, especialmente si son jóvenes. Les encanta meterse en cualquier rincón. Así, puedes tener algunas cajas en diferentes habitaciones, o adquirir casitas para gatos. De todas maneras, para los gatos de carácter más inquieto, puedes ayudarles a estar más tranquilos con la ayuda de algunos productos, como pueden ser los sprays o difusores de feromonas.

Como ves, tener peludos en un piso es muy sencillo. Anímate, y descubre las ventajas de convivir con uno de estos fantásticos animales.


Escribe un comentario