¿Se puede poner collar al gato?

Gato negro con collar

Desde hace siglos se suele poner collar al gato para que se vea más bonito, pero ¿realmente merece la pena? ¿Es necesario? Lo cierto es que depende. Si tu peludo no tiene acceso al exterior, será más una molestia; sin embargo, no está de más ponérselo por lo que pudiera pasar. Por otra parte, si tiene permiso para salir a dar una vuelta le podemos poner una placa identificativa enganchada a este y, en caso de pérdida, nos sería mucho más fácil encontrarlo.

Los collares tienen importantes ventajas, pero también inconvenientes que no se pueden obviar.

Ventajas

Las ventajas de que tu gato lleve collar son variadas. Además de las mencionadas, si tienes muchos peludos y todos tienen acceso al exterior, puedes ponerles uno con luz LED para saber dónde están por la noche.

En el mercado encontrarás varios modelos, pero te recomiendo los de nylon por su comodidad. En cualquier caso, asegúrate de que tengan cierre de seguridad, ya que en caso de que el animal quede enganchado en algún sitio enseguida se desenganchará y podrá quitarse el collar con las patas sin sufrir daños.

Inconvenientes

Un gato puede tardar bastante en acostumbrarse a llevar collar, especialmente si es adulto y/o nunca ha llevado uno. Hasta que finalmente lo acepta, es importante tenerlo vigilado y ponérselo sólo un ratito más largo cada vez. De esta manera, poco a poco se irá habituando, y llegará el día en el que podrá llevarlo las 24h.

Si se escoge un collar cómodo con cierre de seguridad no tiene por qué haber problemas. Sin embargo, me gustaría añadir que no debemos ponerle el cascabel pues su oído está mucho más desarrollado que el nuestro, tanto es así que pueden escuchar el sonido de un ratón a 7 metros de distancia. Teniendo esto en cuenta, si se ve obligado a escuchar el tintineo del cascabel todos los días, puede acabar teniendo serios problemas de audición.

Gato descansando

El collar es a veces muy necesario.


Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Mercè dijo

    Anda, acabo de comentar en otro de tus artículos lo bien que me fue ponerle un collar a mi gata en celo.
    Lo de la luz led no lo sabía, mucho mejor, lo del cascabel me ayudó mucho, no la veía pero la oía por las inmediaciones.
    Hay diferentes tamaños de cascabel, al final opté por un collar de gatito, Le molestaba menos, con los grandes lo pasaba mal, metía la pata por el cuello y se liaba. El cascabel del collar para gatitos también era más pequeño y hacía menos ruido.
    El cierre, de este collar que escogí era perfecto, ni se abría al primer enganchón ni era fijo. Y al ser más pequeño, le molestaba menos y trataba menos de quitárselo.
    Es importante probar antes de comprar un collar al gato, su facilidad de apertura, yo perdí 3, bueno mi gata, hasta que encontré el adecuado.
    Si el gato no sale a la calle, es mejor no ponerle nada, les molesta el ruido y el tener una “cosa” pegada a su cuello, no dejará de rascarse hasta que se lo quite.

Escribe un comentario