He recogido un gato de la calle: ¿qué hago ahora?

Gatito

Si te acabas de encontrar un gato o gatito en la calle y no sabes qué hacer ahora, el primer consejo que te vamos a dar el siguiente: mantén la calma. No sabemos la historia del felino, y es muy importante que te note tranquilo/a, pues es muy probable que, viniendo de la calle, se encuentre algo nervioso y/o estresado.

En el día de hoy te vamos a dar una serie de recomendaciones sobre qué hacer ahora que este nuevo peludo ha aparecido en tu vida.

Lo primero y más importante es saber si el animal tiene ya familia. Por ello iremos al veterinario a ver si tiene microchip. En el caso de que tenga, se avisará al propietario y la historia habrá tenido un final feliz. Pero si no tiene, se aconseja hacer carteles y ponerlos por la zona para ver si hay alguien que lo está buscando.A partir de aquí se pueden hacer dos cosas:

  • Llevarlo a una protectora de animales que lo cuidarán hasta que salgan sus dueños o encuentre una nueva familia.
  • Llevárnoslo a casa y cuidarlo.

Gatito

Si hemos optado por llevarlo a la protectora, ellos se encargarán de darle todo lo que necesita. Pero si hemos optado por llevárnoslo a casa, tendremos que hacer lo siguiente:

  • Acudir al veterinario: para que lo desparasite (tanto internamente como externamente), y comprobar que el estado de salud del gato es bueno. Y, si no lo es, ponerlo en tratamiento. Es muy recomendable que le haga la prueba de la leucemia y del PIF (Peritonitis Infecciosa Felina), dos de las más temibles enfermedades que pueden afectarles.
    Si un veterinario quiere vacunar al gato antes de desparasitarlo, mejor desconfía, pues si se vacuna a un gato enfermo puede ser peor el remedio que la enfermedad.
  • Colocación del microchip: en el caso de los gatos que sepamos que son callejeros y/o que están abandonados, se le puede poner el microchip en la primera o segunda visita al veterinario; será él quien nos diga cuándo es el momento más adecuado.
  • Castrarlo/esterilizarlo: si ya tiene la edad recomendada (sobre los seis meses), y se encuentra en perfecto estado de salud, se aconseja operarle para evitar camadas indeseadas.

El recoger un gato de la calle abandonado es un acto muy positivo tanto para el animal como para la persona que lo coge, pues él sabrá agradecérselo durante toda su vida.


Escribe un comentario