Raza de gato: Somali

En el artículo del día de hoy nos referiremos a la raza Somalí, la misma tiene sus orígenes en Inglaterra y es resultado de una mutación de genes de un gato de pelo largo introducido a la raza Abisinia a principios del siglo XX.

Es normal que por este tipo de mutación dentro de los ejemplares aparezcan algunos gatos con un pelaje más duro. Los gatos de la raza Somalí fueron llamados así por el parecido a la raza Somalia.

Uno de los aspectos que los diferencian de otras razas de gatos es una mezcla de aspecto salvaje con un estilo elegante de los gatos orientales. El gato somalí es un gato de un tamaño mediano y su pelo es normalmente semilargo.

Su cabeza tiene un aspecto redondeado, con un hocico alargado, las orejas son puntiagudas con una base ancha. Los ojos de esta raza son almendrados, grandes y muy expresivos. Pueden tener ojos de color cobre, dorado y en algunos casos de color verde.

El pelaje de la raza Somalí es suave y denso, de un largo mediano. Existen tres variaciones dentro de su manto: el dorado, el rojo y el azul. Si bien su pelaje es semilargo no tiene mucha tolerancia a los climas fríos, este es un punto que necesita mayor atención para mantener su salud. Si esta expuesto a bajas temperaturas es normal que se enferme.

Su carácter es vital, y son gatos muy inteligentes. Se adaptan muy bien a diferentes ambientes, aunque prefiere vivir en casas donde tengan lugar para moverse.


Categorías

Sin categoría

Maria

Trabajo como editora de contenidos desde hace un largo tiempo, disfruto escribiendo acerca de diferentes temáticas y siento una gran curiosidad... Ver perfil ›

Escribe un comentario