¿Qué son los gatos ferales?

Gato feral

Los gatos ferales son aquellos que al vivir en el exterior, han regresado en cierto grado a la vida salvaje. Las calles de nuestras ciudades y pueblos se han convertido en el nuevo hábitat de estos animales, que se ven obligados a sobrevivir en un entorno donde hay muchas personas que detestan a estos pequeños felinos, y que incluso dedican parte de su vida a molestarlos.

No lo tienen nada fácil. Por otra parte, si se les quiere domesticar, la persona que lo esté cuidando va a tener que tener mucha paciencia, pues es muy difícil que los gatos ferales acepten la presencia de un humano, y menos aún su compañía.

Un gato que ha nacido en la calle, que ha vivido toda su vida allí, no debe ser nunca obligado a vivir en un hogar. A lo más que podemos aspirar es a conseguir que se adapte a vivir en un estado de semi-libertad; es decir, que entre a casa sólo a comer, beber y quizás dormir un poco, para luego volverse a marchar. Si se le obliga a permanecer entre cuatro paredes, al final lo que va a ocurrir es que acabemos con algún que otro arañazo y/o mordisco, además de con las cortinas destrozadas.

Estos animales tienen un carácter callejero; es decir, son muy inteligentes, no saben y no quieren vivir encerrados, y ya desde muy jóvenes han aprendido que deben de huir de los humanos, pues sus madres fue eso lo que les enseñó. Así que, ¿cómo puede un gato feral al menos tolerar mi presencia?

Gato callejero

Poco a poco, se puede conseguir que nos acepte en su grupo social. Pero es mejor no hacernos ilusiones. Lo primero que tenemos que hacer es asegurarnos de que nos vea llegar con comida, todos los días, para que nos vaya identificando como ”la persona que lleva comida”. Al cabo de una semana o 10 días, ve acercándote cada vez más a él: al principio sólo daremos un par de pasos, pero conforme vaya pasando el tiempo nos aproximaremos más.

Así, llegará un momento en el que nos dejará estar cerca de él cuando coma, momento que aprovecharemos para acariciarle. La caricia tiene que ser muy corta, sin hacer movimientos bruscos, para no asustarle. A medida que pasen los días es posible que se vaya acostumbrando poco a poco a nosotros.

Los gatos ferales son felinos que al vivir en la calle podríamos decir que son ‘salvajes’, por lo que es recomendable respetarlos y cuidarlos en la medida de lo posible para que tengan una buena calidad de vida.


Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario