Qué hacer si mi gato no quiere comer pienso

Gato comiendo

Llegas a casa con un pienso nuevo, se lo das a tu amigo pensando que le gustará, pero… lo único que hace es acercarse, olerlo y marcharse. ¿Por qué? Bueno, a lo mejor no tiene hambre, pero puede ser porque no le convence el olor de su nueva comida. En todo caso, seguro que nos preguntamos qué hacer si mi gato no quiere comer pienso, ¿verdad?

Antes de regalarle la comida a alguien que también viva con felinos, probemos antes una serie de cosas para ver si conseguimos que le guste.

Primero es importante que sepamos y entendamos que estamos ante un animal de costumbres. Los cambios le pueden afectar mucho, hasta el punto de que puede dejar de comer por algunos días si ese pienso no le gusta. Teniendo esto en cuenta, es importante dejarle siempre un comedero lleno con la comida que le estábamos dando antes, incluso si le dábamos jamón york o latas; así evitaremos que pase hambre.

En otra habitación, colocaremos otro comedero, que rellenaremos con bastante comida ”antigua”, y con un poco de la ”nueva”. Hay que mezclarla bien para que no note mucho el sabor de la ”nueva”, pues de lo contrario lo más probable es que no se la quiera comer. Una vez por semana iremos poniendo cada vez un poquito más del pienso nuevo.

Gato comiendo pienso

Dependiendo de la edad de nuestro gato, puede tardar más o menos en acostumbrarse. Por lo general, los gatitos o gatos jóvenes necesitan unos 2-4 meses, mientras que los adultos o ancianos pueden tardar un año o más. Hay que tener mucha paciencia, e ir muy despacio. Por propia experiencia te puedo decir que las prisas no son nada buenas, pues el animal podría dejar de comer por 2-3 días poniendo en riesgo su salud y su vida.

Que tengas mucha suerte.


Categorías

Alimentación

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario