Qué hacer si mi gato está estreñido

Gato blanco

Han pasado uno o dos días y tu peludo parece que no ha hecho todas sus necesidades fisiológicas. Es probable que empiece a estar decaído, y que cada vez tenga menos apetito. El estreñimiento es uno de los problemas más comunes que pueden afectar al animal algunas veces a lo largo de su vida.

Sigue leyendo para saber qué hacer si mi gato está estreñido, y poder evitar que le vuelva a suceder.

Un gato con dificultad para defecar es un animal que pasará mucho tiempo en la bandeja de arena, e incluso puede llegar a agacharse. Hay que tener en cuenta que un animal sano orinará unas 3 veces al día, y expulsará heces al menos 1 vez cada día (dependiendo del tipo de pienso, a veces pueden ser dos). Dichas deposiciones deben de ser más o menos sólidas, de color marrón oscuro casi negro. Cualquier cambio a este respecto puede indicarnos que el animal no se encuentra bien.

Cuando tenemos un gato estreñido lo primero que tenemos que hacer es acudir al veterinario, pues podría tener parásitos intestinales o una infección que necesitara tratamiento. Si está todo bien, hay un remedio casero que me aconsejaron hace un tiempo cuando mi gata tuvo este problema, y que resultó ser muy eficaz, es este: dale una cucharadita de aceite de oliva. También puedes optar por mezclar un poco de este aceite con comida enlatada. Este alimento es un potente lubricador intestinal que ayudará a tu gato a mantener limpio su tracto digestivo.

Gato marrón

Para evitar que le vuelva a ocurrir, es importante que le des de tanto en cuanto pastillas para los parásitos (o darle algo más natural como tomillo seco molido, o semillas de calabaza durante una semana), y te asegures de que tiene acceso a su bebedero el cual debe de estar siempre lleno de agua limpia.


Escribe un comentario